jueves, julio 20, 2017

Yukata Oppai Fighters

Tsugumono

Un chico suele deambular por ahí con el obi -esos cinturones de kimonos- de su difunta madre junto a él, le recuerda a ella y le tranquiliza tenerlo junto a él, es suave, huele tan bien como el poncho de Clint Eastwood en versión pétalos de cerezo y esas cosas. Este chico normal -dejando a un lado eso de dormir abrazado a una prenda de su madre muerta-, se encuentra un día atacado por una extraña chica que parece poseída... sabremos entonces que el obi esta vivo (dentro de la cultura japonesa eso de que los objetos cobren vida es bastante normal), y encima resulta ser una tía bastante cabrona que se dedica a putear al chico, y encima por una razón u otra tienen que acabar como una especie de exhorcistas luchando contra todos los otros objetos que cobran vida en su pueblecito.

En fin, no es el peor argumento que he visto en un shonnen.

Tsugumono es eso, un shonnen de los de la vieja escuela; peleas contra espíritus, con un prota que poco a poco se va superando, y que suele estar rodeado de chicas bastante ligeras de ropa (aunque por lo que tengo entendido en esta adaptación animada se han contenido bastante, siendo el manga original digno rival de cosas como "To-love-ru" (ver inspirada reseña)).
Esta no es una gran serie, es una serie sencillita para disfrutar con su comedia sencilla que suele limitarse a ver ver al espíritu del Obi -una Kiriha que se come siempre al resto del reparto por su gran carisma- torturar a su poseedor porque lo considera un inepto. Es una comedia sencilla que recurre a esos clásicos inmortales como golpes en los huevos, así como en el echii recurre a cosas de primero de Akamatsu como los accidentes en baños. En batalla tenemos algún que otro buen momento dado por el uso del obi, ya que al ser algo diametralmente opuesto a lo que entendemos por arma obliga al autor a calentarse un poco la cabeza. Todo esto naturalmente acompaña a una relación entre los dos protagonistas que poco a poco se va haciendo más fuerte conforme se ganan el uno y el otro el respeto y la confianza de su compañero. No es nada del otro mundo, pero esta escuela de shonnens suele funcionar dentro de su sencillez, y si hace algún tiempo que no se ha visto ningún exponente del género suele ser un visionado ameno.
A nivel técnico la serie no destaca especialmente. Los diseños no son especialmente buenos ni originales, y la animación no hace grandes alardes. No obstante, muestra un nivel bastante consistente y no tiene apenas bajones, lo cual en estos tiempos hay que decir que ya es bastante. En lo sonoro encontramos un par de temas pegadizos y fuertes dentro de su sonoridad tradicional, así como hay que decir que la seiyuu de Kiriha consigue transmitir bastante con el particular tono que le da a su voz.
Es una serie del montón. Entretenida y sencilla, para nada profunda ni especialmente interesante. Tiene más o menos las virtudes del género, como todos sus defectos. Si bien no creo que sea una serie a evitar, no es una serie que recomendaría particularmente a nadie; dentro de este género hay mucho donde elegir, incluyendo alguna que otra joyita. 

martes, julio 18, 2017

Conociendo a Arnold Bros (fund. en 1905)

El éxodo de los gnomos

"El éxodo de los gnomos" es en verdad una trilogía compuesta por tres libros: "Camioneros", "Cavadores" y "La nave". Componen el viaje de unas criaturas pequeñas, de unos 10 cm de altura, intentado sobrevivir en un mundo actual donde parecen ya no tener sitio para vivir. A medio camino entre la fantasía y la ciencia-ficción, el libro es un perfecto reflejo de la obra de Terry Pratchett, usando estas criaturas y su particular visión del mundo para reflexionar sobre muchos aspectos de la vida moderna.

El punto de partida nos presenta a unos gnomos que sobreviven a malas penas junto a una autopista y que acabaran llegando a una tienda gigantesca, cuyos gnomos piensan que constituye todo el mundo. Después las aventuras de los gnomos nos llevarán a otros escenarios. El punto de partida ya marca el que podríamos considerar el tema principal, el miedo a la libertad o la facilidad para autoencerrarnos en unas pocas posibilidades por el miedo a lo desconocido; este es un tema recurrente en la obra de Pratchett y aquí lo veremos muy bien expuesto con estas indefensas criaturas, conocedoras de un mundo muy pequeño y temerosas de todo lo ajeno a él, pero obligadas a enfrentarse a todos estos peligros... que a su vez les abriran mucho la mente y les harán replantearse todas sus creencias. A partir de los gnomos el genial autor inglés recrea muchos comportamientos y características de la sociedad actual; por supuesto tenemos el clásico feminismo del autor, tenemos también el debate entre ciencia y religión, así como tanto el conocimiento como la religión y su relación con el poder, tenemos reflexiones sobre la comunicación y las diferencias entre razas y especies, tenemos política y tenemos sociología, idealismo y pragmatismo. Además, a varias de esas ideas Pratchett les añade el componente del tiempo, al tener los gnomos una vida relativamente corta y poder insertar casi un componente generacional que muestra como la historia y los hechos se desdibujan a través del tiempo, en ocasiones intencionadamente.
La trilogía me ha sorprendido muy gratamente, ya que muestra tanto en sus temas como en el tratamiento de estos y la narrativa una solidez y elegancia superiores a las novelas de Mundodisco que se escribieron por aquellas fechas (finales de los 80). Pratchett muestra una inteligencia en los diálogos y una ironía en las situaciones espectacular, siendo algunos paralelismos con nuestra sociedad evidentes y siendo otros más rebuscados y mordaces. El ritmo de la saga es excelente, no tiene demasiados personajes y la trama siempre avanza hacia nuevos escenarios al tiempo que muestra todas las posibilidades de aquellos en los que se encuentra (de hecho aquí podría estar un fallo del libro al forzar quizás demasiado que las interpretaciones de los gnomos de elementos de la realidad siempre sean terriblemente acertadas para bien o para mal). No obstante, creo que es una saga que va de más a menos, con una primera entrega brutal y terriblemente lúcida, una segunda más oscura y descarnada pero algo más aburrida, y una tercera donde se abusa mucho de un "Deux Ex Machina" en forma de cubo que suele acompañar a los gnomos.
Aunque creo que Pratchett se pasa algo en su empeño de querer tratar todos los temas y similitudes imaginables, así como todas las posibilidades cómicas que surgen de la interacción de estos pequeños seres con objetos humanos y las interpretaciones que de estos hacen, es una novela terriblemente inteligente y muy recomendable.

domingo, julio 16, 2017

Winds of ending

Juego de tronos (temporada 6)

Todos temíamos esta temporada; en la quinta ya había habido muchas tramas inventadas y no habían sido precisamente lo mejor de la serie, ahora todo se complicaba mucho más con apenas unos pocos capítulos secundarios pendientes de adaptar y unas tramas principales ya completamente inéditas. Y lo cierto es que la temporada está bastante bien.
Tiene cosas horribles, como esa perversión de la trama de Dorne para lucimiento de féminas porque la HBO es la HBO, y hay cosas muy forzadas como alguna que otra acción de Ramsay, y la serie penaliza de una forma extraña a Tyrion mientras que se lo pone todo en bandeja a Cersei... pero con la excepción del horror de Dorne creo que el resto de fallos son más atribuibles a los libros y sus puntos flojos, y creo que la serie sobrevive bastante bien a tener que enfrentarse a las tramas extrañas de Bran y Arya (aunque en el caso de la segunda "el viaje de la heroina" dibujado no tiene lógica ninguna). Llegado un momento los libros se pierden en infinidad de tramas de relleno y personajes superfluos, y la serie por la sencilla imposibilidad de abordar toda la densidad del material literario original gana bastante en agilidad y ritmo.
Al fin, lo que todos queríamos: Lobos cobrándose su venganza
Sobra decir que a nivel de producción la serie es excelsa. Algún que otro actor joven de los que eligieron para papeles de niños podría ser mejorable, pero en general todos más o menos tienen un papel bastante digno gracias al guión y la dirección, y luego sencillamente entre los adultos hay mucha calidad actoral tanto en los protagonistas como en los secundarios. Los escenarios son ahora más grandes y variados que nunca, con unos exteriores muy evocadores merced a una fotografía grandilocuente, y unos interiores gigantescos y muy trabajados a nivel de atrezzo. Los efectos especiales han ganado en calidad, en su vertiente digital tenemos unos dragones majestuosos y grandes ejércitos generados por ordenador, y en su vertiente más tradicional vemos buenas batallas de espadas y una auténtica salvajada de batalla sucia y física como clímax de la temporada. Más allá de un par de melodías muy recordadas nunca he sido muy fan de la banda sonora de la serie, pero en esta ocasión me parece que el compositor ha subido el listón de su obra con versiones más espectaculares y oscuras de sus temas, así como la inclusión de un par de nuevos temas a piano muy delicados. La dirección de actores y la fotografía son muy buenos, como también el montaje y el guión de partida. Esta es una serie en la que la HBO invierte mucho dinero y se nota a todos los niveles de la producción.
Nobody expects the spanish inquisition!
El ritmo de la serie como tal me parece muy acertado en esta temporada, con unos primeros episodios que sirven para ubicar a los personajes y salir del difícil quebranto en el que quedo la trama del Norte en la temporada pasada, y un lento avanzar de la serie que poco a poco va aumentando la tensión y la intensidad de las tramas para explotar al final como es costumbre. No obstante, es justo decir que son muchas las tramas de esta temporada y que la distribución de los capítulos es algo errática en este sentido. Sólo tenemos Dorne al principio y al final, habida cuenta del horror de la quinta temporada es una bendición, pero verdaderamente esa trama debería haber acabado antes. Las tramas de Theon y Sam están tan salteadas a lo largo de la temporada, y su desarrollo es tan independiente del resto, que verdaderamente sólo parecen puestas para rellenar; algo parecido -aunque a menor nivel- sucede con las tramas de Arya y Bran, donde la acción en verdad se limita a un par de escenas y parece que la serie rellena por delante y por detrás de estas (son las dos tramas más mágicas y la serie hace lo que puede para sobrevivir a ellas aunque algunos de sus giros argumentales estén muy forzados). 
No obstante, el avance en la trama de Desembarco del Rey es notable, como también lo es que por fin se parezca solucionar toda la trama de Daenerys al otro lado del mar y en mayor o menos medida la de Invernalia. Hay algún que otro giro de guión forzado, y los teletransportes son más exagerados que nunca, pero en esta temporada da la sensación de que la trama no se estanca en ningún momento y que todo avanza. Y fiel a su naturaleza, tenemos grandes batallas de ejércitos y dragones, así como peleas y muertes tan sencillas como efectivas y espectaculares... pero en esta temporada además comienzan a resolverse muchas incógnitas, desde misterios aparentemente irrelevantes como el de Hodor hasta algunas de las grandes preguntas de la serie relativas a los Otros o la famosa teoría "R + L". 
La serie se acuerda de todos sus personajes y, mejor o peor, todos ellos progresan y hacen avanzar la historia hacia un final que se ve ya en el horizonte. Si bien no era una sensación general, si que era obvio que en algunas de las temporadas anteriores varias tramas estaban frenadas o avanzaban muy poco (ese interminable viaje de Bran al Norte, las eternas batallas de Dany contra los esclavistas o los devaneos de Arya); en esta temporada todas las grandes tramas avanzan, se podan algunas ramificaciones de la historia que no conducían a ninguna parte como Rickon, y se rescata del olvido a algunos personajes como Benjen, el Perro y todos los hijos del Hierro que sabíamos que serían necesarios en mayor o menor medida para el final. Tenemos 10 episodios, algo menos de 10 horas, y ahí algún minuto para humor chorra y esos primeros planos de penes que a la HBO tanto le gustan por alguna razón que no comprendo, e incluso podríamos decir que toda la trama de Ian McShane es de relleno, pero en general uno tiene la sensación de que todos los minutos de la serie están más bien invertidos.
Por fin...
Ahora quedan poco más de una decena de episodios... supongo que la primera parte de la séptima temporada estará centrada en la batalla por el Trono de Hierro y la segunda ya nos conducirá a la batalla del Amanecer. Serán pocos episodios, y habrá muchas batallas y muchas muertes, y habrá miles de escenas que todos los fans hemos imaginado que no veremos, pero lo cierto es que soy bastante optimista de cara al final de la serie. No lo era antes de esta sexta temporada, pero el bagaje final de esta me parece más que notable, y creo que productores, directores y guionistas nos van a dar un más digno final para la serie. Y teniendo en cuenta que no creo que veamos el final del puño y letra de Martin, y que incluso si lo viéramos este podría ser muy discutible merced a todas las tramas innecesarias que ha creado durante su bache creativo en los dos últimos libros, me parece que la serie es más recomendable que nunca.

viernes, julio 14, 2017

¿El peor episodio de Totland?

One Piece 872 - Pegajoso y esponjoso

Creo que no volveremos a ver Big Mom. Capítulos como el de esta semana me parecen la prueba. Si Oda fuera a volver a sacar a la Yonkou en una gran saga, si tuviera pensado algún escenario para su lucimiento... no estaríamos viendo esta saga. Me parece una saga forzada. Big Mom caerá ante la Marina (a Barbanegra lo saco de la ecuación por la guerra con los Revolucionarios) o ante cualquier otro gran poder, y Oda quería que Luffy tuviese su momento frente a ella para gritar lo de "voy a ser el rey de los piratas". Oda quería darle a Big Mom la gloria que se merecía, y de paso presentar a muchos de sus hijos y al mundo de fantasía que la rodeaba. Todo perfecto. El problema es que si meter a Luffy ahí era ya forzado con la excusa de los Vinsmoke, sacarlo era todavía más jodido... y eso se traduce en capítulos horribles como el de esta semana.

La saga aún no ha acabado, y a buen seguro pueden pasar cosas aunque sólo sea porque el grupo se ha separado y no hemos visto a Nami apenas usar ese Perfect Clima Tact que se supone que ahora esgrime, como tampoco hemos visto a Chooper o Carrott hacer gran cosa, y ni siquiera hemos terminado de ver la habilidad de Pedro. Sin embargo Luffy apenas puede moverse ya, así que uno pensaría que la saga debería estar comenzando a acabar ya. Eso era lo que pensaba la semana pasada, y la bomba tenía pinta de ser la herramienta de Oda para salvar los muebles, pero esperaba que lo hiciera de una forma bastante más elegante. Ignorando como han conseguido todos los aliados salvarse del derrumbe, es absurdo que no lo haya hecho ningún miembro de la banda de una Emperadora... cuando la propia Big Mom seguramente podrá volar a lomos de Zeus. Y ya el absurdo es incuantificable cuando varios personajes asumen que Big Mom y sus hijos habrán muerto por ese acontecimiento. Nadie importante muere por eso en One Piece, no hablamos ya de una banda que se estrella con un tren contra una torre, hablamos de masillas que sobreviven a cualquier lluvia de escombros aleatoria... pensar que Big Mom y sus hijos -entre los que por lo menos hay un logia confirmado y una tía que abre portales- morirían por algo así es tan surreal que no me creo que Oda lo haya firmado. 

El capítulo tiene cosas interesantes, Oda sigue siendo Oda y ata cabos. Me gusta que revele que los ingredientes que Streussen puede suministrar no le gusten a Big Mom, es algo bastante importante. Caesar recupera su corazón, que no deja de ser un objeto bastante relevante de la serie desde hace más de 200 capítulos. Se ha recordado que la banda tenía aparcado el submarino por algún lado y, en general, que Totland tiene ciertas dimensiones que hay que atravesar antes de escapar. Todo eso esta bien, y además parece que por fin nos despedimos de Capone, lo cual siempre me parecerá una buena noticia por muy bien que me caiga Chiffon. El supernova puede haber tenido algún que otro buen momento, pero me gustaba mucho más la idea de verle como uno de los piratas que se había refugiado bajo el amparo de un Emperador que la idea de que fuera un maníaco extraño. Capone no ha sumado nada a esta saga. Su plan para acabar con Big Mom resultaba ridículo, y más ridículo resultaba aún el hecho de que varias piezas clave de este fueran elementos que no podían estar inicialmente en su plan. Su plan para escapar no era mucho mejor, y su fanfarronería en este capítulo ya ha resultado vergonzosa. La saga no tendría que haber cambiado mucho para seguir adelante sin él, y estos cambios habrían seguramente sido a mejor.

Es un mal capítulo, quizás el peor de toda la saga. Una saga extraña, con cosas buenas y brillantes, con ideas muy locas y divertidas, y la narración y revelación de elementos importantes para el desarrollo de la historia. Pero por cada Big Mom, por cada Cracker, por cada ojo suplementario de Pudding o por cada gloriosa hoja de Jimbe o Brook, Oda nos ha dado tramas muy endebles como la de los Vinsmoke, ideas forzadas como la de Capone o desarrollos muy decepcionantes como el de Bobin. 

No diré que Totland me parece la peor saga tras el salto temporal, pero desde luego esta muy lejos de ser la mejor. En mi ranking actual estaría empatada con la saga de la isla submarina, mucho más modesta pero también bastante más sólida; sólo por encima de Punk Hazard

miércoles, julio 12, 2017

La cara B del cine comercial

Baby driver

Edgar Wrigth es un director que me gusta mucho, sus películas tienen una gran personalidad y resultan sumamente entretenidas. Esperaba mucho esta "Baby driver", pero una vez vista mis impresiones con respecto a ella son algo contradictorias.

Lo primero es lo primero, la película no me parece especialmente recomendable. La historia que cuenta es bastante sencilla, con un chico que trabaja para un gangster a modo de conductor de atracos, pero que en el fondo es un buen chico... y un día conoce a una chica y quiere salir de ese mundillo. La historia y los personajes son muy típicos, aunque aquí tengo que decir que me sorprendieron para bien al ser principalmente "oscuros"; me esperaba una comedia y el tono de la película es mucho más serio (aunque esta lejos de ser un drama y también tiene sus líneas de guión cómicas). El ritmo de la película es algo extraño, con un primer acto muy potente, un segundo bastante plano y un tercero que entra de golpe y es bastante largo.
Pero claro, la estructura de esta película no se puede medir con los baremos habituales. La película es, de principio a fin, un experimento formal. Todo, absolutamente todo, esta sujeto a la música. Las canciones son constantes, con un protagonista que la escucha de continuo con unos auriculares que se transforman en los altavoces del cine, son canciones que el protagonista supuestamente elige en función de su estado anímico y de lo que le sucede, y que va canturreando y bailando a lo largo de la película. Es extraño, y por exageradamente original y meritorio que sea hacer que la película encaje en este formato, tengo que decir que en su primera mitad hay momentos en los que me aburre... aunque aquí también es justo decir que la música escogida no suele estar dentro de mis gustos particulares, eso influye. Luego tenemos las escenas de acción, donde la música es más rockera y donde todo encaja con los golpes rítmicos, y en esos momentos la película es increíble, fascinante e hipnótica.
La película es un experimento increible, una locura de idea puesta en práctica que creo que ha de ser vista por cualquiera con un poco de curiosidad cinéfila... pero como entretenimiento puro y duro, no es una película que pueda recomendar. ¿Mejor que cualquier blockbuster del momento? Sin duda, esta es una película tan rompedora que cualquier espectador la seguirá recordando varios años después. ¿Más entretenida que cualquier blockbuster genérico? A nada que el blockbuster sea un poco digno y no insulte la inteligencia... no.

lunes, julio 10, 2017

LA ENTRADA DE BERSERK

Berserk:
la edad dorada
Parte 1 - El huevo del rey conquistador
Parte 2 - La batalla de Doldrey
Parte 3 - El advenimiento


No tanto como las aún no finalizadas películas de Evangelion, pero había ido posponiendo demasiado tiempo la visualización de estas películas. Tres películas que cubrirían el arco de la Edad Dorada de Berserk, palabras muy mayores estas cuando hablamos de manga. Había ya una adaptación, un anime de finales de los 90, sin embargo el ritmo de este era algo extraño y uno encontraba que prácticamente empleaba 20 de sus 25 episodios para adaptar 5 tomos, y luego adaptaba una cantidad semejante de páginas los restantes capítulos. Era un buen anime que reflejaba muy bien la convivencia de la Banda del Halcón y los lazos que entre ellos se formaban, pero la censura era una gran losa y -si bien sobrevivía como podía a la alegre sangría que siempre ha sido esta serie- el Eclipse y algunas escenas de sexo eran demasiado para ella. 
Era de esperar que estas películas suplieran aquellos problemas. Y era de esperar también que quince años después hicieran gala de una factura técnica impresionante.


El resultado, desgraciadamente, es irregular. Estas tres películas tienen cosas muy buenas, pero también tienen algunas malas. Dejando a un lado su apartado técnico, creo que el mayor problema de estas películas es su falta de metraje; la tercera esca cerca de las dos horas, pero la segunda apenas llega a hora y media, y la primera sólo dura una ridícula hora y cuarto. El material a adaptar es extenso, y eso se traduce en que hay que cortar, y me parece acertado que corten un tomo entero como era la persecución a cargo de demonios tras el rescate de Griffith, como también me parece correcto que la reina haya desaparecido practicamente de la historia y que la conspiración contra Griffith se haya simplificado. Todo ello me parecen aciertos, un ejemplo de como se ha de adaptar una obra. Entiendo, aunque no me guste, cambios más polémicos como puede ser que Gatsu no utilice la espada de Zood en Doldrey, al fin y al cabo se potencia así su protagonismo. Ahora bien, me parece un error que se haya eliminado/fusionado la escena de la fogata de los sueños, o que se haya eliminado el potentísimo momento en el que Gatsu intenta estrangular a Kiaska por la visión de Gambino, son escenas muy poderosas e icónicas de la serie que ayudan a definir mejor al protagonista (e incluso a Kiaska y a la relación entre ambos).
He aquí el que considero el principal problema de las películas. Les faltan minutos de convivencia de personajes. La relación entre Gatsu y Kiaska avanza de una forma muy forzada y, más importante todavía, no vemos como Gatsu y Griffith se convierten en esos dos grandes amigos que se autodestruyen el uno al otro. Faltan pequeños momentos de convivencia entre ellos, de risas y de bromas, de la simple felicidad que ambos viven sin darse cuenta y que después tanto echarán de menos. Y si el trío protagonista no está bien desarrollado, que decir del resto de los miembros de la cuadrilla... los conozco como lector del manga original, pero dudo que alguien que vea únicamente las películas vaya a recordar sus nombres. La cuadrilla era, seamos sinceros, una colección de personajes clichés, pero en estas películas no se llega a ver la fraternidad que entre ellos existe. Corkas es sencillamente insufrible y Judeau no habla apenas, Pippin ya era plano en el manga, y Rickett es un personaje que aparece de vez en cuando y un profano podría preguntarse de continuo quien es. Creo que con un cuarto de hora más en la primera película y algunos cambios en el montaje este problema podría haberse solucionado.
Enlazaría aquí el siguiente problema que le he visto a las películas, y es el protagonismo de los beherit. Sobra decir que estas piedras son muy importantes, pero salvo en determinados momentos su presencia en el manga es mínima. Ocasionalmente se nos recuerda que están ahí y su poder, pero creo que funcionan más como un elemento en la sombra que como una línea narrativa. Creo que un par de referencias sutiles en la primera película habrían bastado para justificar el Eclipse, pero en lugar de ellos tenemos unas piedras con una presencia demasiado fuerte, unas piedras que marcan incluso el principio y el final de las películas mostrándose como el eje de la historia. Creo que esto es un error, las películas deberían haberse centrado en la relación entre Griffith y Gatsu, con este como protagonista y narrador de la historia; la amistad entre ambos (con Kiaska en la ecuación) creo que habría funcionado mucho mejor como hilo conductor. La segunda película, por ejemplo, acaba con la captura de Griffith; cualquier lector del manga sabrá de la importancia de este hecho y de lo importante de la perdida del pedrusco rojo... pero creo que todo esto, así como una escena de sexo entre Griffith y Charlotte demasiado larga, habrían funcionado mejor como un flashback o un prólogo de la tercera película; teniendo en cuenta la trama de la segunda película, el final lógico y más potente habría sido el momento en el que Gatsu abandona la cuadrilla.


No obstante, a pesar de que por mis párrafos anteriores pueda parecer que no me han gustado las películas, no ha sido así. Son mejorables, por supuesto, pero en líneas generales creo que adaptan bastante bien la esencia de la historia. Y se centran quizás en algunas escenas icónicas, pero estas están muy bien plasmadas. Es una gozada ver a Gatsu pelear contra un centenar de hombres y poder creerse esa batalla debido a que los enemigos no se están quietos. Quizás se note mucho el ordenador en las batallas multitudinarias y falte variedad en los rostros de los soldados genéricos, pero vemos espectaculares enfrentamientos en los que se ven variaciones estratégicas. Y es imposible que la animación esté a la altura del grafismo de la obra original, pero el Eclipse consigue -sobre todo en sus prolegómenos- capturar todo el ambiente de tensión y opresión que se supone a ese infierno lovecraftiano. Creo que se podrían haber mejorado las relaciones entre los personajes, y creo que se podrían haber ahorrado algún que otro desnudo de Kiaska (la pobre sale más desnuda que vestida), pero todo lo importante de la Edad Dorada está en las películas y la inmensa mayoría de los cambios son lógicos y casi inevitables, e incluso alguno que otra mejora la obra original al suprimir algún punto que se notaba de relleno por la previsible presión que tendría Miura de meter batallas frecuentemente.
La animación se nota digital, y canta. Aunque pierde parte de su encanto visual, creo que no hay ningún problema en usar el ordenador para los fondos o los personajes en segundo plano. El problema llega cuando se la cámara lo enfoca y el espectador no puede evitar ver unos movimientos demasiado robóticos (especialmente en los caballos) y unos cuerpos en los que se notan las texturas sobre los polígonos. Hay series en las que este defecto no canta tanto por el diseño de producción; pero en Berserk -una serie con un dibujo brutalmente detallado y con bastante realismo- este defecto se nota mucho. Sucede sobre todo en las escenas de batalla y un poco en el eclipse, y uno se acostumbra, pero ocasionalmente vemos algún plano en el que lo digital es muy notable y esto siempre te saca un poco de la película. Es una pena que no se recurra más a la animación tradicional, porque en los momentos puntuales en los que las películas recurren a ella obtienen un gran nivel.
Del resto de apartados técnicos poco se puede decir. Los seiyuus están bastante bien, y la banda sonora es simplemente es también muy buena, con algunos temas con coros muy potentes.


No son perfectas, pero estas películas adaptan muy dignamente la grandísima saga en la que se basan y creo que son absolutamente recomendables para cualquier fan del manga.

Berserk (2016)

Mucho, y malo puede decirse de esta adaptación. Pero creo que también pueden decirse cosas buenas, y creo que en esta caso las cosas buenas pesan más que las malas.
Pero lo malo es lo primero que se ve porque esta serie, sencillamente, es muy fea. Se optó por una animación basada en ordenador, supongo que por motivos presupuestarios porque por motivos artísticos resulta imposible de comprender. En un medio como el anime, visualmente muy potente, donde la imagen lo es casi todo, tenemos una serie que sencillamente es muy fea. El dibujo del manga, conocido es, es un auténtica salvajada, repleto de mil y un detalles. Aquí tenemos unos diseños planos carentes de detalles, con unos fondos estáticos, una paleta de colores muy triste, unas animaciones robóticas y una censura notable como colofón. Es muy difícil dotar de vida el dibujo de Miura con el detalle que este se merece, pero una cosa es una adaptación que no esté a la altura y otra una que desde el principio se nota que ha escogido un enfoque erróneo. En algún momento el estilo sobrevive (me encanta como queda con el caballero de la calavera), pero en líneas generales visualmente estamos ante una serie que sencillamente no es bonita de ver, no ya sólo porque este estilo de animación no se adapta a la serie, si no porque además se nota que ha habido muy poco presupuesto y los recursos han sido mínimos.
La pena es que quitando la animación, el resto del anime raya a gran altura. Tecnicamente los dobladores hacen bien su trabajo (la seiyuu de Kiaska me suena algo rara, pero también es cierto que su papel es extraño y complejo a su manera). Pero la música está bastante bien con unos buenos temas principales para Guts y Griffith y unos excelentes opening y ending. Y el ritmo de la serie es francamente bueno, el arco de la Inquisición nunca me gustó demasiado en el manga y aquí comprimen todo lo posible la trama de los curas para centrarse en el conflicto de personajes como Farneze, reflejar la locura de Gatsu y enarbolar un mensaje potente de manos de la dupla Nina-Luca. Se introducen bastante bien los nuevos personajes del grupo, e incluso la terna Gatsu-Kiaska-Griffith está bien presentada para los profanos en el universo con unos primeros episodios repletos de flashbacks que resultan algo extraños y adaptan muy libremente el material original, pero que me parecen excelentes a nivel de guión y ritmo (no en vano el propio Miura está involucrado en la serie).
Esta temporada presenta una trama oscura, y ni los villanos ni el escenario me han gustado nunca demasiado, no obstante creo que el anime resulta entretenido y cuenta bien la historia; no puedo decir que sea espectacular por la pobre y discutible factura visual de la serie, pero si que creo que resulta emocionante y épico de sobra. Aún con su aspecto, me parece una serie no ya recomendable, si no imprescindible.

Berserk (2017)

Creo que mis críticas a estas adaptaciones son, en general, bastante positivas. Por su estética visual, no son un producto que haya gozado de un gran favor del público, y creo que soy de ese grupo de espectadores que han hecho un poco la vista gorda en honor al material de partida y a algunos otros elementos de estas adaptaciones. Hasta aquí.
Esta segunda temporada, que tiene como punto de partida un material mejor que el anterior, o al menos uno más adaptable por el giro que tomo "Berserk" hacia el shonnen en su tercera decena de tomos, es sencillamente horrible. Uno pensaría que la animación habría de mejorar, que el estudio habría identificado los puntos más problemáticos de su predecesora. No. Rotundamente no. En sus primeros capítulos puede no ser tan malo, pero en su segunda mitad, cuando el manga nos regalaba escenas increíbles, este anime se hunde en el más absoluto de los horrores visuales. He visto pocas cosas peor animadas que esta serie (quizás "Tokko"). Una cosa es un mal episodio, eso les pasa a muchas y puede incluso entenderse. Otra cosa es cuando el nivel comienza a bajar, cuando una animación por ordenador lo sustituye a todo, y cuando en esa animación ni los diseños estran trabajados y lucen peor que una intro de videojuego de hace 15 años. Los personajes no tienen detalle y apenas se mueven, y cuando lo hacen faltan cuadros de animación por todos lados. Uno sabe que es imposible plasmar en animación el dibujo tan exageradamente detallado y sobrecargado de Miura y sus dibujantes, pero esta serie ni siquiera lo intenta, te planta un monigote horrible que recuerda vagamente a una viñeta del manga y se queda tan tranquilo.
Lo peor de todo es que el resto del anime es muy bueno. Se saltan todo un arco del manga, así como omiten la presentación de otro personaje muy importante, y algunas escenas transcurren un poco más rápido de lo que me habría gustado, pero todo el desarrollo de personajes esta perfectamente realizado, y todas las grandes explicaciones que la trama necesitaba están expuestas a la perfección. El trabajo de guión y de composición de la serie es excelente; incluso palian ese problema del manga original que dejaba a este arco sin un clímax claro al centralizar el final de la serie en Schierke y su particular viaje de descubrimiento junto a Gatsu. Al margen de los horrores de la animación, esperaba un poco más de la batalla en el pueblo y en el Qliphoth , sin embargo la serie consigue componer un ritmo muy bueno y el resultado final me parece impecable en ese sentido.
Es una pena, a nivel de guión y planificación la serie me parece una maravilla. Pero visualmente es tal horror que es difícil concebir como demonios han podido dar luz verde a semejante proyecto en una franquicia tan potente como esta.

sábado, julio 08, 2017

El jefe final está al final de la partida

One Piece 871 - ¡Aguanta, Cesar!

Episodio lógico, y esta bien que One Piece los tenga. Luffy no podía derrotar a Big Mom, ni siquiera podía dar mucha guerra. Sencillamente no tendría sentido. Big Mom es, supuestamente, uno de los 4 personajes más poderosos de la franquicia (aunque a los cuatro Emperadores sería lógico sumar a Dragon y, en menor medida a Akainu y quizás Aokiji). Luffy no puede derrotar a uno de ellos tan pronto... como mucho debería ser capaz de herirlos si tenemos en cuenta las escalas de poder. Y Luffy -al margen de esa nueva habilidad de drenaje de energía que parece tener Big Mom- lleva ya mucha tralla en esta saga; la batalla contra Cracker fue agotadora y luego se enfrentó él sólo a un ejército sin probar bocado de por medio. Luffy no puede hacer frente a Big Mom más allá de un puñetazo simbólico, como no debería poder derrotar a Kaidoh en Wano si no fuera con la ayuda de Kidd, Law y todo ese pequeño caos que se formará esa Sekigahara que tiene Oda en mente. Luffy ahora mismo está al nivel de un comandante de Emperador... quizás algo por debajo ya que necesitó ayuda de Nami para acabar con Cracker, pero ya es un nivel por encima del que demostró cuando derrotó a Doflamingo con la ayuda de Law. Así pues la aventura hacia la cima continua, confirmando lo exageradamente terroríficos que son los Emperadores y que la Cuarta Marcha ya se queda corta ante ellos... aunque supongo que para eso estará el Despertar de la fruta como Quinta Marcha allá por el capítulo 1200, cuando la banda de Luffy se enfrente a la Teach o la Marina.
Pero por lo demás, un capítulo modélico. Lo de Stussy no hacía falta ninguna, pero no queda mal y sabemos lo poco que le gusta a Oda castigar a sus chicas... y de paso ganamos una potencial enemiga para cuando Lucci y cía regresen con una trama con tenryuubitos. Es una excusa de Oda para gastar páginas, porque verdaderamente todo lo del cofre habría quedado explicado de sobra con la caída del cofre por un simple temblor... pero Oda necesitaba gastar páginas, una de sus prioridades en este capítulo era mostrar lo mínimo. Además, un buen diseño de la acción le ha permitido que el foco de la acción fuera Cesar, dándole a este unos minutos de gloria y permitiendo incluso que Brulee se resarciera en parte de todas las humillaciones, una muestra más del buen ahora de Oda.
Ahora sólo queda, y no es poco, salir de la isla. La explosión parecía la apuesta más segura, y particularmente creo que ahora los salvará Pedro, de cuya velocidad o capacidad de movimiento hemos escuchado mucho pero nada concreto; aunque también creo que Pudding tiene todavía algo que hacer en esta saga. Esta pseudobanda de Totland no podía hacer frente a los más poderosos de Big Mom más allá de unos segundos, y la mejor forma de representar esto era con alguna que otra viñeta de lucimiento como las de los Germa y luego otras de derrota... había que enseñar lo justo pues algunos de estos personajes aparecerán en el futuro y Oda necesita tener libertad con ellos. Así pues hemos visto a Big Mom usar a Zeus y a Prometheus, le hemos visto drenar energía, hemos visto su mortal "truco o trato" y sabemos de lo absurdamente disparatado de sus estadísticas. Si no hemos averiguado la habilidad de Smoothie o apenas hemos visto al djinn... por algo será. Particularmente no creo que veamos una saga contra Big Mom, creo que será el sacrificio que Oda usará para mostrar el poder de una nueva Marina con sus Almirantes, sus Pacifistas de Segunda Generación y alguna locura surgida de la mente de Vegapunk (que lograra la gigantificación sería deliciosamente cruel); sin embargo ahora si que veo más claro -con esta humillación y la noticia a manos de Brulee de que Luffy ha robado los planos del fonegrifo rojo y que ya tiene uno de por si- que la Emperadora mande una comitiva a Wano... para que allí ya se reunan con Kaidoh, Luffy, Law, Kidd, Hawkings, Appo, Drake, Nekomamushi, Inuarashi, Marco, Buggy, Barbablanca Jr, Fujitora, Gin (el del Baratie), Musashi Miyamoto, Oda Nobunaga, Kenshin, Gintoki, Joseph Joestar y Shinji Ikari.

miércoles, julio 05, 2017

La más exquisita sitcom

MOMENTO MÍTICO 61 - FRASIER

Siendo como era un spin-off de la mítica "Cheers", "Frasier" arrastraba muchas de las características y defectos de las sitcom ochenteras... teníamos las risas enlatadas, teníamos los argumentos sencillos, un poco de optimismo de más, sobreactuaciones cómicas y unos gags bastantes previsibles. Todo ello lo tenía "Frasier", y todo ello en circunstancias normales hundiría una sitcom una vez el cartucho de la frescura se agotara tras las primeras temporadas. "Frasier" sobrevivió hasta la temporada 11, convirtiendo lo que en apariencia podían ser defectos en virtudes.
Esta sitcom fue compensando poco a poco lo que parecían defectos; las tramas comenzaron a ser más consistentes a lo largo de las temporadas y hay casos más que notables de desarrollo de personajes e historias (el ejemplo más obvio sería Daphnee y Niles, pero todos los personajes realizan su viaje y en general apreciamos un gran cambio tanto en ellos como en sus relaciones conforme avanza la serie), el optimismo de libro de los 80 fue madurando poco a poco hasta el punto de que la serie comenzó a hacer buenos episodios de Navidad (y muy pocas series hacen buenos episodios de Navidad); y la sobreactuación  y los gags previsibles estaban siempre allí, pero la serie hizo de ellos un arte gracias a la terrible bis cómica de sus actores y a lo magistral de sus guiones, viviendo de la comedia más clásica de enredo con decenas de episodios en los que los personajes entran y salen de escena diciendo las palabras que justamente puedan ser malinterpretadas por sus interlocutores para generar una gran bola de nieve de surrealismo. Verdaderamente la serie no inventa nada, su humor es relativamente blando y estaba ya muy visto, y todos sus gags se solían ver a la legua, pero siempre solían forzar la escena un poco más de lo que el espectador esperaba y las situaciones acaban siendo tan demenciales que era imposible no rendirse ante ella. Y naturalmente, si bien Martin y Daphnee eran unos personajes muy divertidos y funcionaban extraordinariamente a nivel dramático cuando era requerido, no se puede hablar de la serie sin mencionar la dupla Frasier-Niles, quizás la mejor pareja cómica que tenido el placer de ver en una comedia. Quizás ni Frasier ni Niles sean los mejores personajes de la historia, y esta serie no es mi comedia favorita (ese honor va para un cuarteto de malignos neoyorquinos (ver reseña)), pero no recuerdo una pareja cómica mejor que esta... el esnobismo exagerado de esta pareja de hermanos, su rivalidad superlativa, su mutua autocomplancencía y su tremenda química tanto cómica como dramática era sencillamente increíble.
Naturalmente la serie tiene sus defectos, en algunas temporadas no saben que hacer con Roz, su humor -por muy inteligente y elegante que pudiera llegar a ser- no dejaba de estar basado en los tópicos más clásicos y no siempre funcionaba bien, algunos personajes como Bebe u otros secundarios menores eran sencillamente insoportables, y con un cambio de guionistas tras la temporada 7 la serie pierde el rumbo durante algún tiempo (aunque tras una temporada 8 horrible -también en parte por el embarazo de la actriz que encarnaba a Daphnee- la serie gira hacia un tono más dramático y melancólico nada desdeñable). Una comedia no puede ser ni consistente ni redonda a lo largo de más de 250 episodios, 
La serie no es perfecta, por supuesto, pero es una de las mejores muestras de que con buenos guionistas la más clásica comedia puede ser increíblemente disfrutable.



El siguiente momento mítico nos llevará al futuro, cuando los robots doblen vigas y las mujeres tengan un único ojo.

lunes, julio 03, 2017

OPDM - 016 - Nintendo DS

Decimosexto programa del podcast, y a la espera de la siguiente temporada de anime y el programa que marcará el aniversario del podcast, hemos querido hacer un pequeño homenaje a esa gran consola que fue la Nintendo DS recordando algunos de sus juegos que más nos gustaron o creemos que merecen ser más conocidos.

Además hablamos también del juego "life is strange" de Playstation 4 en nuestra sección libre, así como del anime "Ghost in the shell: Stand alone complex".

En nuestra enciclopedia friki nos toca la "N"; llevándonos el atlas a "Neo-Venecia" y presentándonos el bestiario a los "Newtype".

Los tiempos del programa son los siguientes:

Introducción (0:00)
Nintendo DS
Brain training
Advance Wars: Dark Conflict
Trauma Center
Donkey Kong: Jungle climber
FF Tactics A2
Final Fantasy IV
Castlevania: Order of Ecclesia
Dragon Quest IV: Capítulos de los elegidos
Dragon Quest IX: Centinelas del cielo estrellado
The legend of Zelda: Spirits tracks
Rune Factory: A Fantasy Harvest Moon
Ace Attorney. Justice for all
Saga Taiko

Bestiario: New Types  (1:25)

SMT: Devil Survivor (1:38)
Ghost trick
El profesor Layton y la villa misteriosa
Elite Beat Agents  / Osu tatakae Ouendan
999
Hotel Dusk: room 215
Touch Detective
Picross 3D
Cooking Mama
Soul Bubbles
SMT: Strange Journey
The world ends with you

Atlas: Neo Venecia (2:57)

Ghost in the Shell: Stand Alone Complex (3:07)

Life is strange (3:17)

Cierre (3:29)

Como siempre, se agradecen comentarios e impresiones sobre el programa ya sea en Ivoox o en este post; de hecho agradeceríamos especialmente comentarios sobre la música y el volumen de fondo de esta, ya que tenemos debates en este sentido durante la edición. Se agradecen también likes y retweets y todas estas cosas que ayudan a dar visibilidad al programa.

El fichero me ha dado problemas durante la subida y parece haberse guardado en un formato -aunque audible- distinto, si alguién tiene problemas para escucharlo por favor que avise.

viernes, junio 30, 2017

Esta no es la peor serie que se puede ver

Love Live Sunshine

Love Live es una cosa peligrosa (ver reseña), es una basura diseñada en base a lo peor del mercado otaku actual, pero... lo cierto es que llegado un punto se le coge cariño a los personajes y hasta los guiones comienzan a mostrar cositas interesantes. En su día no quise ver este spin-off, porque me costó mucho desengancharme del juego y no quería correr el riesgo de reengancharme... pero se me ocurrió la idea chorra de hacer un programa del podcast centrado en el tema (ver enlace) y me dio por ver esta serie casi a modo de broma. Y lo cierto es que me ha gustado bastante.
Esta "Sunshine", como sus predecesoras, sigue siendo una chorrada argumentalmente. Tenemos un grupo de 9 chicas muy distintas, y no especialmente amigas entre si, que acaban formando un grupillo de idols para participar en Love Live... pero a estas nada les sale tan bien como a las anteriores. 
Esta es una serie moe, de chicas monas haciendo cosas monas. Es una comedia simpatiquilla donde cada chica tiene su coletilla~zuraaa y su tonteria, y donde todo es relativamente alocado y divertido. Pero, como pasaba en la anterior serie, los guionistas comienzan a jugar con temas más interesantes y estas chicas, sencillamente, no tienen éxito. La gente les dice que cantan bien y se divierten mucho, pero sencillamente hay mucho nivel y hay muchas mejores que ellas. No es un gran drama, y la serie desde luego no tiene ese tono, pero se agradece que intente algo distinto y se aleje del desarrollo de su predecesora. Esta serie no pasará a los anales de la historia, y siendo una comedia ligera no es la absurdez que uno podía imaginar, tiene su mensajito y su trama... aunque esta tenga una chuninbiou, una tsundere, una tía con miedo a los perros, una fanática militar y una directora del colegio que habla en "engrish".
A nivel técnico, tenemos unos diseños muy bonitos y muy coloridos para los personajes, y la serie sustituye los paisajes urbanos por un litoral costero muy bonito que refuerza la paleta de colores. La animación es bastante correcta, aunque en las canciones se sigue notando excesivamente robótica. Las seiyuus son todas novatas, hay alguna que otra mejor pero no destacan especialmente como dobladoras y supongo que estarán seleccionadas como cantantes... las canciones son j-pop bastante del montón como es de esperar en este tipo de series, aunque afortunadamente son bastante escasas.
En fin, la mitad de la reseña parece una justificación por haber visto este anime... porque da bastante vergüenza admitir que lo he visto, pero lo cierto es que es una serie sencilla y alegre, bonita y optimista que, si se sabe lo que se va a ver, es muy recomendable. 

miércoles, junio 28, 2017

El oscuro brillo caínita del Siglo de Oro

Fuente Ovejuna

Siguiendo con la tradición literaria del blog, vuelvo a clásicos de las letras hispánicas del llamado siglo de oro. Tras el Quijote (ver reseña) y el muy decepcionante Buscón (ver reseña), ahora fuerzo un poco más límites como lector al adentrarme en el teatro de Lope con Fuente Ovejuna. No soy un lector ávido de teatro; "La casa de Bernarda Alba" me gustó, y "Macbeth" también... pero no es un género que me apasione, y creo que -como es natural- es mucho mejor para ser visto sobre escenarios que para ser leído como si fuera prosa. 
En esta obra hay muchos personajes secundarios que verdaderamente sólo sirven para ambientar, la obra es muy corta y no tienen rasgos verdaderamente identificativos con lo que requieren un constante esfuerzo por el lector que no es especialmente recompensado de ninguna forma. En teatro, naturalmente, no habría ese problema.
La trama de la obra es sencilla, en una España que todavía no ha acabado la Reconquista y su unificación (donde de fondo vemos una trama con los Reyes Católicos y el rey de Portugal), en un pueblo de Córdoba el Comendador está llevando a cabo notables abusos de poder y acaba interesándose por una joven pretendida por otro muchacho. Es una obra sencilla de 3 actos con unas 2400 líneas de teatro lírico con un estilo que al no estar estudiando no tengo ni porque analizarlo ni tiene porque importarme, baste decir que los personajes hablan con su lenguaje rimado y que a buen seguro hay muchos estudiosos que lo habrán analizado y sacarán muchísimas conclusiones en base a él. A mi el estilo no se me hace especialmente complicado, es bastante llano, y eso en parte compensa un castellano arcaico como él sólo con muchas palabras y expresiones que son prácticamente indescifrables a día de hoy (la edición que tengo tiene numerosas anotaciones, pero sobra decir que esto resta agilidad a la lectura). Teóricamente esto es una comedia, una comedia física por momentos, pero el humor de estas palabras no ha envejecido demasiado bien tras 400 años, con lo que no creo que mucha gente se divierta con ella ahora misma, sobretodo porque viendo lo que eran los valores morales de la época ahora más bien se interpretaría como una crónica social cínica y sarcástica de la época (torturan niños como si nada).
Como crítica social muestra el clásico grado de corrupción y abuso del poder de los españoles, y aquí le metemos algo de costumbres de la época con el honor por encima de todo, y un clasismo y un machismo más que evidentes; con respecto a la Iglesia y a los Reyes todo son loas, algo natural, porque Lope quería vivir. A nivel histórico es una lectura interesante que muestra lo tristemente poco que este país ha avanzado desde que prácticamente apenas existía. No es, no obstante, una obra especialmente entretenida para recomendar.

domingo, junio 25, 2017

Falconia Pro 351

Hoy en Falconia Pro...


Dck for you! 
"Protegeremos la amnesia de Kiaska"

Live!
"Ninguna mujer podrá derrotarnos"
Featuring Pitou from the Hunter x Hunter series
"Recurriremos a hiatus si hace falta"
Also starring Tsugumi from Sidonia series
"Sabemos que la animación 3D es efectiva contra Gatsu"
and introducing Mara from Shin Megami Tensei Series
"Por si la entrada estaba siendo demasiado sutíl"

viernes, junio 23, 2017

Regreso a un infierno distinto

Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia

Muchos son los elementos que definen a la saga Fire Emblem casi desde su principio, pero en verdad habría que decir que estas directrices de la saga las puso la tercera entrega, que retomó el estilo del primer juego (ver reseña del remake) tras un muy distinto segundo juego. No obstante, a pesar de que algunos juegos posteriores retomaron elementos del segundo juego y los fueron integrando en la franquicia, este sigue siendo tan particular que este remake sigue resultando increiblemente rompedor con lo que es la franquicia del Emblema de Fuego. "Shadows of Valentia" es un juego distinto dentro de la serie, y algunos de sus elementos chocan algo del primeras, pero pronto todo se hace normal y se revela como una saga tremendamente disfrutable.
Tenemos un continente separado por dos naciones en guerra, y llevaremos a dos grupos de héroes que avanzaran en paralelo intentando poner fin a la guerra mediante dos enfoques distintos (aunque al final, como esto no deja de ser un juego de estrategia táctico, ambas rutas serán una sucesión de batallas con la única salvedad de que un grupo esta plagado de guerreros físicos y otro de magos). La trama no es nada del otro mundo, y en verdad nunca ha importado demasiado dentro de la franquicia, pero en esta entrega vemos muchos videos y muchas conversaciones en un juego que pretende ser un poco novela visual con mucho drama y esas cosas. Particularmente me parece un error. La historia no es rematadamente mala, pero tampoco es especialmente buena y es muy predecible. 
A todo este componente de historia se le unen otros componentes de rol más tradicional, como visitas a pueblos que podemos explorar con un cursor como si de una aventura gráfica se tratase, aldeanos de los que podremos recibir misiones que aumentarán nuestro prestigio y nos darán recompensas, y mazmorras de exploración libre -por medio de un sencillo motor 3D- donde podremos aumentar nuestro nivel de prestigio u obtener items que podremos equipar. Todo esto alejaría bastante a este juego de la franquicia, pero además en batalla encontramos cosas como que las armas no se rompen (particularmente me encanta que los hechizos consuman puntos de vida) y una ausencia relativa del triángulo de armas clásico. Como gran elemento diferenciador encontraremos también "la rueda de Mila", una poderosa habilidad que nos permitirá deshacer turnos y evitar así errores fatales, un recurso muy útil que evita que tengamos que repetir una fase para salvar a nuestros soldados caídos (aunque como ya es habitual en las últimas entregas, podemos deshabilitar las características muertes permanentes de la saga). 
Esta nueva habilidad para deshacer turnos y la ausencia del triángulo de armas podría hacer creer que el juego es más sencillo, pero nada más lejos de la realidad. En unas primeras horas el juego puede parecer sencillo y fácil, pero poco a poco va ganando complejidad y profundidad, hasta que alcanzado su punto medio pasa a ser el clásico infierno de la franquicia incluso en su dificultad más baja. Que el triángulo haya desaparecido hace que arqueros y jinentes alados sean superpoderosos, pero esto también se aplica a las unidades acorazadas y a muchas otras. En general todos los personajes pueden llegar a ser muy poderosos, y ello sumado a un diseño de escenarios con trampas y algunas que otras características especiales convierte algunas misiones en un auténtico reto. La premisa de estos juegos pueda parecer sencilla y limitada, pero no deja de sorprender el partido que los desarrolladores le sacan y las ideas jugables tan potentes y originales que son capaces de idear. La dificultad de este juego no se puede superar simplemente entrenando, hay escenarios que son auténticos puzles. Acabar el juego puede llevar en torno a unas 35 horas, y aún nos quedará entonces un capítulo extra con una mazmorra de infernal dificultad. 
El control del juego es muy simple en las batallas, estas siguen siendo bastante básicas y en verdad no hay muchas opciones en ellas. El juego en las mazmorras 3D es bastante simple y el control es bastante torpe, funcional pero no ágil. El diseño de las mazmorras es bastante pobre, tampoco los pueblos están demasiado trabajados, las secuencias de animación son un poco vistosas y las animaciones de batalla están trabajadas, pero el apartado visual del juego es en general flojo... y los mapas y sus animaciones directamente parecen estar sacados del original de Nes y son muy cutres. A nivel técnico, eso sí, habría que destacar su buena banda sonora y su más que correcto doblaje al inglés. El juego cumple, pero claramente no se ha invertido demasiado en su producción.
No obstante, su pobre apartado técnico no empaña una jugabilidad terriblemente trabajada y sólida. El juego es un divertido desafío constante, largo y repleto de contenido aún sin entrar a valorar ese carísimo contenido adicional descargable cuyo pase de temporada vale más que el propio juego en sí. Fire Emblem es una saga que goza hoy en día de una inmensa popularidad, y esta más que digna reimaginación de su segundo capítulo constituye un juego absolutamente recomendable.

martes, junio 20, 2017

El día de la meidomota

Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Este es, sin duda, uno de los animes más populares del 2016, un auténtico fenómeno con sus espectadores esperando cada nuevo capítulo y una legión de cosplayers de meidos de pelo azul. En su día vi el primer episodio y no terminó de engancharme, pero habida cuenta de sus muchos seguidores decidí darle una segunda oportunidad. El resultado es que encontré una serie plasticamente bonita, resultona, y con muchos cliffhangers que enganchan y hacen que la serie se vea muy facilmente... pero junto a todas esas virtudes también hallé muchos puntos que no me gustaron y que hacen que esta reseña sea principalmente negativa.


Para esta reseña, fanservice de R.E.M

El concepto de bucle temporal es siempre muy potente, pero es un arma de doble filo y tiende a volverse contra el propio protagonista pues le encierra en un mundo al que el resto de personajes no puede acceder. Además, añade tal colchón de seguridad que en ocasiones resta emoción a todo lo que vemos. Y para colmo de males, narrativamente, es predecible cuando saldremos del bucle o se marcará un nuevo checkpoint. Todo eso sucede en Re:Zero. Y a todo ello añadamosle los defectos de las novelas visuales de "tio encerrado en mundo fantastico, lleno de seres extraños...♫", es decir, mucho moe, muchas waifus y apenas personajes masculinos en un mundo en el que un prota otaku en la vida real descubre su valor real y pasa ante todos como una mezcla de Cristo y Rodolfo Valentino con entrañables toques de Goonie.
Vayamos por partes. El bucle temporal no es un mal recurso, es muy efectivo y sorprendente de primeras, pero la serie cae en muchos de sus problemas. El autor acierta al usarlo para hacer que el protagonista conozca el mundo a través de él, y es un acierto que intente aprender a leer... el problema es que el autor peca de sobredramatismo. Hay demasiadas muertes dramáticas, todo es demasiado exagerado.... todo estaría bien si en el incidente de la mansión pasara más tiempo, pero con un bucle que se repite cada X días todo queda demasiado exagerado. En un momento dado se plantea un futuro alternativo; debería haber más. Debería haber ocasiones en las que el protagonista pasase de un futuro que le obliga a morir y viviera toda una vida de granjero flautista como si del capitán Picard se tratase, porque llegado un momento la actitud del protagonista es poco menos que absurda y demencial (de hecho, teniendo en cuenta su interacción con la protagonista, el romance que vemos es bastante enfermizo). La idea del bucle es tan potente que te permite saltar hacia el futuro y presentar a personajes del presente por sus hijos y hacer cosas muy locas, pero la serie apuesta por lo más inmediato, por muertes grotescas y unas continuas situaciones límite. Y eso es otro problema, todo acaba siendo tan exagerado que la serie pierde su sentido de la mesura y se convierte en una huida hacia delante cual "Destino final"; al ser el protagonista capaz de enmendar cualquier error muriendo, se pierde cualquier emoción del contenido y todo queda reducido al continente, donde además podemos estar seguros de que si una trama se está alargando varios capítulos el siguiente reseteo no lo deshará todo). Todo este drama exagerado queda entre el autor, el protagonista y el lector/espectador de la serie... esto hace que en ocasiones parezca irreal como el protagonista interacciona con otros personajes; el ejemplo más claro sería la famosísima meido peliazul, que verdaderamente cambiaría por completo de personalidad en unos pocos días, y ante ella y cualquier otro personaje la actitud del protagonista siempre podría ser discutible pues verdaderamente sabría mucho de ellos y jugaría siempre con ventaja. 



¿Qué la serie tiene cosas buenas? Engancha, eso es indudable. Tiene algunas secuencias de acción muy potentes y algunos secundarios con carisma. Visualmente me parece una serie muy bonita con un mundo con muchas posibilidades plásticas. Y obviando la parte visual, el mundo presentado esta bastante trabajado a nivel de política y sociedad, aunque desgraciadamente al ser esta la adaptación de las primeras novelas hay mucho que aún se nos oculta (aquí también entraría el origen del poder del protagonista, del que creo que deberían haber dado alguna pista más para que el aura de invulnerabilidad que lo rodea no fuera tan grande). Cuando la serie se centra en la fantasía y nos presenta aventuras puras y duras como el arco "Moby Dick" creo que es muy disfrutable, más que cuando es un festival de féminas y tópicos del género. En general es una serie disfrutable, pero me parece que esta muy sobrevalorada. Una de esas series que tras ver un episodio te parece una maravilla... pero conforme pasan los minutos le ves todas las trampas y te acaba indignando y entristeciendo.

domingo, junio 18, 2017

Y el anime será aún peor...

UQ Holder 137 
Mahou Sensei Negima 3XX


Es bastante triste hoy en día leer "UQ Holder". La serie siempre se había presentado como una secuela de Negima. Una secuela necesaria que presentaba un cambio de historia, e incluso uno -pequeño- de tono y de narrativa. Akamatsu había cambiado como mangaka y no podía seguir dibujando como hacía 10 años.

Hasta ahí todo normal.

El problema es que la obra falla. Tiene sus cosas buenas y muchas de las grandes virtudes del autor siguen estando ahí. Tenemos un dibujo exquisito, tenemos una comedia simpatiquilla y tenemos un mundo muy amplio. El problema es que hay también muchos defectos. Defectos que ya he comentado en entradas anteriores y que el cambio ha publicación mensual no ha solucionado en su totalidad (de hecho ese formato es peor para episodios completamente chorras y fanserviceros como los últimos).

Creo que Akamatsu lo sabe. Creo que sus editores lo saben. Y las ventas no son nada del otro mundo, con lo que los lectores también lo saben. 

Los cambios vienen de ahí. De ahí que Kirie, la chica más popular sea ahora la coprotagonista y hayamos tenido varios capítulos muy subidos de tono de fanservice y comedia románticona con ella que estaban completamente fuera de lugar dentro del contexto actual de la serie. Y de ahí el giro hacia Negima... porque uno ve a todos los Ala Alba y le gusta, uno ve a Chachamaru y sonrie, uno ve a cierta comadreja robar bragas y no piensa en las escalas de poder, uno ve a Asuna cruzar su línea temporal y no piensa en las paradojas temporales más que el Doctor, uno ve a Yue y Nodoka declararse y disfruta de esa escena largo tiempo imaginada... y disfruta aún más cuando en la última página ve a su personaje favorito de Negima aparecer en esta serie por primera vez...

Porque a todos nos gustó Negima y todos le tenemos mucho cariño a sus personajes. Pero ver a los personajes de UQ relegados al rol de adoradores de la clase 3-A, ver la historia de este manga completamente supeditada a la de la obra anterior... es triste. Se puede disfrutar, su lectura puede llenar en un primer momento... pero da la sensación de que Akamatsu ha perdido por completo el rumbo y esta intentando deshacer el final de su obra anterior con esta.

viernes, junio 16, 2017

No soy el mayor fan del Germa 66...

Pero son reales... y son espectaculares*

One Piece 869 - Bajo asedio

Todo el plan de Capone me ha parecido siempre demasiado absurdo, no por el plan en si sino porque dentro del estilo de serie que es One Piece era obvio que no iba a funcionar... pero me gustó que no llegásemos a ver el impacto de los misiles porque el grito de Big Mom fue tan bestia que los destruyo. Y no era muy fan del Germa 66 y de toda la trama de los Vinsmoke... pero el momento "power rangers" de este capítulo ha sido sencillamente memorable y casi lo justifica. Porque ahora mismo tenemos a la banda en una isla de comida, dentro de un castillo viviente, en compañía de un grupo de superheroes sentai; incluso en la situación tan límite en la que se encuentran Luffy no puede dejar de sonreír porque sencillamente estamos viviendo una aventura increíble. Naturalmente hay épica para aburrir, y la amenaza es la más grande a la que se ha enfrentando nunca nuestro protagonista -quizás con la excepción de Marineford-, pero todo esta plagado de un halo de surreal y loca aventura que le sienta muy bien al tono de la serie.
Quizás, sólo quizás, haya sido algo exagerado que los Vinsmoke hayan bloqueado durante un instante a los pesos pesados de la banda de Big Mom... pero en verdad con la excepción de Smoothie se supone que ninguno de ellos es un monstruo del nivel de un Almirante, y hemos visto como Jimbe, Sanji o muchos otros se han enfrentado a ellos sin problemas... y ha sido un ataque por sorpresa, y contra la mujer exprimidora Reiju ha usado veneno, que sabemos que en su día estuvo a punto de acabar incluso contra todo un Barbablanca. Naturalmente los Vinsmoke no podrían aguantar el tipo contra los grandes de Big Mom en un combate serio, pero que los sorprendan en un primer momento con toda la parafernalia de sus trajes no parece para nada descabellado.
Estos últimos capítulos, dentro de relatar un caos absoluto, se muestran terriblemente sólidos y firmes. El ataque de Luffy y la ruptura de la foto de Caramel se sucedieron en apenas unos segundos, y Big Mom y los suyos no sabían entonces ni a quien se enfrentaban ni cual era su objetivo. Ahora todo parece controlado por ellos y la situación se torna desesperada para los protagonistas superados en cuestión de segundos. Tenemos muchos frentes y muchos protagonistas en esta batalla, pero todos ellos están siendo utilizados. Los hijos "menores" de Big Mom como Mont´d´or han entrado en escena casi como espectadores; Katakuri ha salvado la situación mientras Perospero hacía gala de una confianza extraña, y Smoothie ha comenzado a dar miedo secundada por Daifuku y Oven. Y naturalmente el final del capítulo nos muestra una de las grandes fuerzas de este mundo, una Big Mom que sabemos que literalmente puede devorar a la banda.
Sin embargo, la excelencia está en los detalles, y de esos este capítulo está plagado. Ese Vito emocionado ante los Germa es esa muestra de que Oda siempre piensa en como afrontaría cada personaje -por menor que sea- una situación, pero al margen de detalles anecdóticos vemos como el mangaka comienza a preparar el final de la saga y quizás alguna cosita más del futuro. Brulee ha sido rescatada, algo crucial no sólo por dificultar la huida de la isla si no porque esta mujer sabe que la banda ha copiado los fonegrifos de Big Mom (y particularmente soy de la opinión de que vamos a ver a un grupo de hijos de Linlin perseguir a la banda hasta Wano, y esta bruja ante la que hemos perdido el miedo quedaría ya muy bien como posible aliada circunstancial ante el caos que explotará en esa isla). Pudding ha visto como Sanji portaba a Nami y le ha afectado, no es poco lo que ha pasado esta chica y unos pocos segundos antes Daifuku mismo parecía estar a punto de matarla por haber fallado en su intento de matar a Sanji; la chica con el poder de alterar la memoria y un misterioso tercer ojo es una carta libre que aún está por ver como será jugada por parte de Oda. Y luego tenemos a Du Feld persiguiendo el Tamatebako, la bomba que todos sabemos que va a explotar... y particularmente ahora mismo creo que va a explotar en la base de esa montaña o construcción de caramelo en la que todos están y ello va a ocasionar un derrumbe... y con el Padrino fijado al suelo por caramelos quizás ello de a los protagonistas unos segundos preciosos que podrían usar para escapar... aunque esa huida seguiría teniendo muchos problemas como una Big Mom que seguramente pueda volar sobre Zeus o un barco al que todavía tendrían que llegar.

* Sí, referencia a Seinfeld (eso es algo que nunca dejará de pasar en este blog).

miércoles, junio 14, 2017

¿Hay algún 4-koma mejor?

Azumanga Daioh

Hace ya bastantes años que vi la adaptación animada de esta serie, y hace ya también bastantes que la revisione (ver reseña), y en ambos casos me maravilló. No era sólo una de las mejores y más divertidas comedias que he tenido el placer de ver, era también un excepcional "slice of life" en el que se le cogía un cariño tremendo a sus protagonistas. Siempre había querido leer el manga original, y una vez leído tengo que decir que es la grandísima obra maestra que esperaba. La historia y los personajes ya los conocía, y verdaderamente se pierde alguna escena inventada muy bien pensada por el equipo del anime, y no tenemos ni voces ni banda sonora, pero ello no importa. 
Perdemos un poco, pero ganamos en ritmo, que los tres años y la amistad de las seis chicas protagonistas quepan en cuatro tomos es sencillamente increíble. La historia siempre avanza -incluso con la obvia referencia de un calendario-, en ningún momento se estanca y vemos como pasan los tres años y como la amistad entre las chicas crece con los diversos eventos típicos de las series de colegialas. Vemos sus tonterías, vemos como se esfuerzan y vemos como crecen. Tenemos una amistad tan sólida como la de Tomo y Yomi, o la de las dos profesoras, tenemos los esfuerzos de Sakaki por integrarse en el grupo, la siempre refrescante libertad de Osaka, la determinación de Kagura e incluso ese extraño romance protagonizado por Kaorin que nunca terminó de funcionar -y que creo que ocasionó que Azuma sustituyese a esta chica dentro del grupo protagonista- y todo ello desde esa gran narradora que es Chiyo, cuya ingenua e idealista visión de la amistad poco a poco va tomando un matiz más triste y melancólico conforme madura. Cada una de las chicas es distinta al resto y vemos como se aceptan conformando un grupo terriblemente sólido, siendo una serie que trata sobre la amistad en ningún momento sus protagonistas renuncian a su individualidad, cada chica tiene sus motivaciones y actúa de una forma u otra según su naturaleza; con alguna que otra excepción protagonizada por gatos, no hay grandes tramas argumentales a lo largo de la serie, pero es también evidente que toda la juventud de las chicas es un viaje, un transito que realizan juntas hacia la adultez que les espera a cada una de ellas por separado.
En verdad todo lo que se diga de esta historia sobra bastante, tiene ya casi 20 años y no ha envejecido un ápice, sigue siendo tremendamente actual y disfrutable dentro del idealismo esperanzador con el que dibuja la amistad. No conozco a nadie que no este familiarizado con la franquicia y que no comparta dicha opinión, no es sólo una serie imprescindible para recomendar, si no también para revisionar o releer. Así que supongo que en esta reseña debería hablar principalmente de algún punto del manga en sí como tal, y aquí lo más importante me parece el formato del 4-koma, un formato que se rige por tiras cómicas de cuatro viñetas con presentación y desarrollo de un gag que funciona sorprendentemente bien. No son tiras cómicas como podrían ser las de Mafalda u otros historietistas occidentales, aquí tenemos en verdad capítulos de varias páginas donde cada una de esta página tiene un par de estas tiras y donde existe continuidad entre ellas, de forma que los gags se enlazan entre ellos y donde personajes y tramas pueden adquirir cierto grado de complejidad. Normalmente cada una de estas tiras funciona relativamente bien -habiendo algunas mejores y otras peores, claro-, pero la continuidad las refuerza de una forma brutal, consiguiendo transmitir esa sensación de gags o coletillas recurrentes que son tan frecuentes en la vida real en ocasiones. El dibujo en todas estas viñetas es muy sencillo, casi sin fondos y con unos personajes cuyo diseño se ha simplificado mucho; aunque aquí hay que decir que ocasionalmente el autor nos regala algún capítulo de formato tradicional, y aquí vemos un dibujo tremendamente elaborado y limpio, con unos fondos muy consistentes gracias al ordenador y un dibujo de las chicas sencillamente espectacular.

Sencillamente, una obra maestra de su formato y del manga en general..

domingo, junio 11, 2017

¿Este es el cine que queremos ver?

Mal, muy mal está el mundo del cine cuando películas tan malas como muchas de las que se producen ahora tienen éxito o, en su defecto, son aceptadas como "entretenidas" o "normalitas"... porque son películas que como mucho deberían servir para huir de sus nombres y sus autores en años venideros. Porque son películas malas, y es muy triste como el público las tolera. No diré que todas las películas hayan de ser "La vida de los otros", pero creo que hay un mínimo exigible... y uno puede tolerar algún error puntual de montaje o de guión, igual que puede tolerar que llegado un momento la película se convierta en una concesión a la acción o el romance... hay muchos tipos de espectadores y todos pagamos el mismo precio por las entradas y por tanto tenemos el mismo derecho... pero es muy triste que en producciones de cientos de millones de dólares parezca que no haya nadie encargado de revisar los guiones y ver los sinsentidos de su trama o sus simples estupideces, y es todavía más triste pensar que estas personas obviamente existen pero que aún así los proyectos siguen adelante en una huida hacia delante con la fecha de estreno como destino...
Porque si aceptamos la preocupante falta de originalidad de las películas de superhéroes, si no nos preocupamos porque nos vendan remakes innecesarios y peores que sus originales... ¿qué cine podemos esperar ver dentro de veinte años?

Spectre

Spectre no sólo es una mala película, es también una mala película de Bond. La época Craig es curiosa, este no es un mal Bond... pero no saben que hacer con sus películas, y desde luego no me parece que Sam Mendes sea un buen director para este tipo de películas ¿qué dirige bien a los actores? ¿qué se saca de la manga algún buen recurso visual? Sí, a todo ello (aunque supongo que también tendrían que hablar aquí el director de fotografía y algunos más). Pero a Mendes no le gusta estar haciendo una película de Bond. Lo necesita, porque le da de comer. Pero no le gusta. Bond no son películas de acción. Son películas de Bond. Es un subgénero en sí para bien y para mal. Y si te sales de la línea preestablecida no pasa nada malo, pero cuando no sabes que hacer es un problema... porque a una película de Bond le estás complicando la vida con cosas serias, y a una película seria la estás destrozando con las chorradas típicas de Bond.
En Skyfall ya pasaba (ver reseña), y aquí ese defecto se multiplica. Hay dos películas. La que todos querríamos ver, y la que "los artistas" quieren hacer. Porque la película quiere ser más Bond, con secuencias de acción imposibles (regresando incluso a los disparates de épocas anteriores), y al mismo tiempo quiere ser más oscura y trascendental, con un Bond más atormentado que nunca. 
Y no funciona, porque dura dos horas y media y cuando llevas hora y media apenas has visto acción, sólo mucho James atormentado por un pasado que a nadie le importa (agotador lo mucho y mal que han intentado humanizar a Bond con Craig, resulta demasiado cansino) y un romance que sabes que no va a ir a ningún lado ya que por mucho que insistan en lo contrario en la próxima película habrá otra chica. No funciona porque tienes a Bautista, que no será el mejor actor de la historia, pero tiene una gran presencia y en la película apenas habla antes de desaparecer fuera de cámara de una forma extraña. No funciona porque tienes a Waltz para hacer de número 1, él que se supone que ha de ser todo un genio críminal... y su papel y su desarrollo son poco menos que ridículos. No funciona porque, en definitiva, no puedes ponerle a una película de Bond el nombre de "Espectra" si no estás absolutamente seguro de que va a ser una salvajada. No puedes soltar frases grandilocuentes y con mucho simbolismo como si nada. No puedes reducir las conspiraciones mundiales a algo ridículo. No puedes empatizar con un personaje que no ha mostrado nada de empatia por nadie en muchas películas. No puedes, en definitiva, coger lo que debería ser un espectaculo de primera que además sentaría las bases para varias películas, y solucionarlo todo de forma chapucera con la excusa del desarrollo de personaje.
"Spectre" lo tendría todo para haber comenzado un ciclo de varias películas con Waltz como villano, algo que buscan todas las productoras ahora y a lo que esta película renuncia por completo desde casi los horribles títulos de crédito.

Jurassic World

Unicamente 200 millones de presupuesto separan esta película de una producción de Syfy. Y es entretenida, si se ve en un sofá, con cervezas, y en plan coña. Es entretenida si uno está en plan "hater" y mientras la ve está tuiteando con malicia o la para cada pocos minutos para intentar entender la lógica de algunas acciones. Es una película entretenida de ver, pero no porque uno de se divierta con ella, si no porque se divierte a costa de ella. La cantidad de chorradas y de sinsentidos que tiene la película es tan grande que es difícil de creer que no sean intencionados. Pero una cosa es que la película tenga sus pequeñas gracias, que pueden ser más o menos tolerables pero siempre son entendibles debido a lo amplio de su audiencia, otra cosa es que la película sea una parodia de ella misma con personajes estereotipados hasta decir basta y situaciones de guión absurdas que conducen a catástrofes tan evidentes como evitables.
Jurassic World no podía contar la misma historia que Jurassic Park porque la magia de ver un triceratops o un velocirraptor por primera vez no volverá nunca... pero aún así intenta repetir la estructura narrativa como lo han hecho todas las secuelas de aquella mítica película, y para compensarlo o diferenciarse muestra... dinosaurios amaestrados... dinosaurios modificados geneticamente... contratistas que sueñan con lanzar velociraptores en zonas de guerra... CEOs de multinaciones que sueñan con ser pilotos de helicóptero... homenajes excesivos a la película original... y todo en un parque atestado de humanos para deleite de las bestias que tiene que ser salvado por una familia en crisis cuyos problemas no les importan a nadie.
Los efectos son correctos, la música... en ocasiones recurre a la melodía mítica de Williams pero durante la mayor parte del tiempo uno no se da cuenta de que está ahí (y en este caso no lo digo como un cumplido). Los actores no son los mejores del mundo, y desde luego los niños son un error, pero en líneas generales creo que no se les puede culpar... como casi tampoco creo que pueda culpar al director a pesar de ser el máximo responsable porque a la película le falta tanta alma que no puedo sino imaginar que ha sido hecha con molde. Y es una pena, porque sin ser original, no deja de tener alguna que otra buena idea, y visualmente -a pesar de vivir casi de plagiar la película original- tiene también algunas buenas ideas... pero cualquier pequeña virtud de la película queda eclipsada por la enorme cantidad de sinsentidos de su argumento y su desarrollo. Es entretenida si, pero lo es por lo absurdamente mala que es, y eso no es un buen síntoma cuando una película no pretende intencionadamente ser absurdamente mala.

Rogue One

Esta es una película extraña. No es una mala película, tiene una trama interesante y visualmente tiene algunos momentos muy buenos. El problema es que, no siendo una mala película, tampoco es una buena. Es una película que se nota que quería ser original, que quería buscar un enfoque distinto y atrevido dentro del universo Star Wars para diferenciarse de las películas principales... el problema es que si bien no se nota tan prefabricada como el horrible episodio VII (ver reseña), si se nota que llegado un momento alguién pensó que no debía de diferenciarse mucho.
La trama de esta película, como he dicho no está mal. La protagonista no es una Mary Stu de libro como la promoción hacía pensar, y resulta interesante ver como maneja el tema de los rebeldes y las actitudes y motivaciones de estos. Los mejores momentos de la película son cuando juega a desmitificar a los rebeldes y amenaza con dibujarlos como terroristas, es aquí cuando más sólidos son personajes y trama. El problema es que llegado un momento todo se suaviza, con unos malos muy malos y una extraña y absurdamente forzada conversión de la protagonista de superviviente a heróina definitiva de la esperanza. Sencillamente hay un momento en el que la película se da cuenta de que lleva una hora y pico de metraje, una hora muy digna con su drama y todas esas cosas, pero también una hora con poca acción, y entonces la película fuerza la trama lo que no está escrito para reconducirse hacía una gran batalla (una batalla espectacular, pero también una batalla con unos objetivos y unas estrategias muy raros que en ocasiones provocan vergüenza ajena).
Tecnicamente la película es una salvajada, como era predecible (con un inquietante avance hacia cierto valle de por medio), espectacular tanto a nivel de escenarios y fotografía como de batallas (tanto las libradas en el suelo como aquellas que transcurren en el espacio o en el aire). El ritmo es mejorable, ya que avanza a trompicones. El guión es correcto y relativamente sólido, aunque algún punto esta muy forzado y ocasionalmente juega a pronunciar frases que ahorren pensar al espectador o que sencillamente queden bien. La película esta muy bien integrada con el episodio IV, con la que han conseguido no sólo continuidad argumental si no también visual en algunas escenas.
No es una mala película, pero tampoco ninguna maravilla. Podría haber sido mucho mejor y más interesante, pero se nota que fue bastante edulcorada en un proceso de montaje que tuvo que ser todo menos fácil. Particularmente me ha parecido mejor y más entretenida de lo que esperaba... pero esperaba muy poco.