sábado, julio 02, 2011

El mejor anime del 2011

Ano Hi Mita Hana no Namae wo Bokutachi wa Mada Shiranai

No sabía como titular esta entrada y barajaba títulos como "Nunca hemos de infravalorar el anime" o el divertido "Viva lo anal", pero al final me he decidido por continuar la tradición del blog y proclamar un anime para este año. ¿Me he adelantado? Es posible, el año aún nos puede dar grandes series, pero Iroha a pesar de su maravillosa historia y animación creo que tiene dificil alcanzar un nivel parecido al de esta serie debido a su longitud... y el resto de las series que estan por venir lo tienen muy complicado para alcanzar las cotas de pura y dura calidad que atesora este anime de nombre interminable.
"Ano hana" no es un buen anime, es uno de esos animes que justifican y dignifican el medio. No hay mechas, no hay batallas, no hay explosiones (bueno, tiran un cohete de fuegos artificiales), no hay tiros, no hay apenas violencia, no hay humor absurdo, no hay tias ligeras de ropa, no hay angulos de camara estrambóticos ni ningún tipo de virgeria visual. Sólo hay una gran historia. "Ano hana" podría haberse rodado perfectamente con actores de carne y hueso, y seguramente habría sido casi igual de buena. Lo más importante de una historia, ya este narrada en forma de película, serie o anime, es la historia. Y el guión de esta serie es magnífico.
¿De que va "Ano hana"? Si tuviera que definir en una palabra el argumento de esta serie sería EGOISMO. La serie cabalga entre dos tiempos, los años en los que unos niños comenzaban a dejar atrás la felicidad más pura al comenzar a descubrir el egoismo de los sentimientos adultos, y otro en el que ya casi adultos siguen atormentados por la abrupta forma en la que acabó la amistad que los unía.
Tenemos pues un quinteto de protagonistas, todos ellos marcados por la muerte de una amiga de la que en cierta manera se sienten responsables. Una muerte por la que se culpan por los sentimientos que tenían entonces que saben eran mezquinos y egoistas, y unos sentimientos que todavia perduran y hacen la culpa casi insoportable. Cinco amigos a los que esa muerte separo y que trataron de sobreponerse a ella de cinco maneras distintas, fracasando todos ellos de igual manera y encontrándose al borde del colapso. Ese es el punto de partida de un anime que comienza con un pequeño destello de magia que provoca el reencuentro y la gradual reunión de unos amigos que en el pasado juraron proteger la paz de la galaxia juntos. Este reencuentro varios años después de la tragedia redefinirá a cada personaje, haciendo que cada uno de ellos se oblige a si mismo a reconocer y aceptar todo lo que sentía hacia la fallida Memma y el resto del grupo, así como el cómo es incapaz de sobreponerse a todo ello. Los personajes se atacaran entre ellos, se sorprenderan al descubrir lo inocentemente egoistas que eran entonces y lo cobarde y mezquinamente egoistas que son ahora. Pero las cadenas de la mentira y la culpa finalmente cederan y todos ellos obtendrán juntos la libertad y el perdón que eran inalcanzables en solitario.
Una historia terriblemente triste y al mismo tiempo terriblemente hermosa que consigue emocionar al espectador sin valerse de trampas, sencillamente mostrando en los distintos personajes sentimientos que todos llevamos dentro. Una historia terrible en la que vemos como la felicidad puede truncarse de repente de la forma más inesperada posible y lo difícil que puede ser recuperarla. Una historia sobre lo fácil que es odiar y lo difícil que es perdonar, y sobre lo aún más fácil y más difícil que es odiarse a si mismo y perdonarse. Una historia de una madurez emocional dantesca que agarra el corazón del espectador y, aún telegrafiándole en todo momento lo que va a hacer a continuación, tiene la fuerza suficiente como para seguir haciendo que el músculo más fuerte del cuerpo se siga estremeciendo y las lágrimas acudan a sus ojos. No es este un anime que recurra a una tragedia como Tokyo Magnitude (ver reseña) o la más fastuosa épica grandilocuente de unos Héroes Galacticos (ver reseña), como aquella pequeña joya que fue Kimi Ga Nozomu Eien (ver reseña) esta es una historia sobre la fragilidad de la vida y la debilidad de las personas, una historia sobre lo que tenemos y no valoramos.
Entrando ya en aspectos más puramente narrativos, la historia esta muy bien narrada a lo largo de los 11 episodios en los que se divide la serie, consiguiendo elevar la tensión de un episodio a otro y profundizando gradualmente en los diversos personajes que constituían los "Super Peace Busters" hasta llegar al límite de todos ellos. La cantidad de episodios es la justa, no siendo demasiados pocos como para desarrollar el sufrimiento y la redención de cada personaje, pero tampoco tantos como para tener que sufrir episodios de relleno.
Si bien la serie es un drama puro y duro, no faltan tampoco momentos más distendidos donde los personajes tratan de sobreponerse a sus problemas sin superar estos y donde tratan de convertir en realidad la farsa que quieren vivir. En este tipo de episodios se maneja a la perfección el anime, permitiéndonos ver algún que otro gag bastante bueno y una historia por momentos ligera que evita que el drama nos sature.
Además tecnicamente el medio del anime aporta un plus que sería imposible en otros medios. Los diseños permiten que Memma puede ser terriblemente infantil y mona, Anaru pasar de ser sensual a inocente, Fukiatsu mantener el recuerdo de Memma de forma enfermiza y Poppo actuar de una forma exageradamente sobreactuada. Todo ello con naturalidad y sin que en ningún momento parezca forzado o extraño. La dirección es muy clásica y no busca ningún angulo o recurso vitual para reforzar la historia que esta contando, dejando que los expresivos y bien animados rostros de los protagonistas y unos dobladores que realizan un gran trabajo transfieran al espectador toda la fuerza y los sentimientos de la trama. Y tecnicamente la serie se cierra cada 20 minutos con uno de los endings más bellos que recuerdo en los últimos años.
¿Es este un anime recomendable? No. Trasciende el género del anime y lo que pueden ser los gustos puntuales de una persona. Es una historia que obligatoriamente debería ser visionada por todo el mundo.

16 comentarios:

Setzer dijo...

No se si será el mejor anime del 2011, que aún queda medio año, pero desde luego es lo mejor que he visto hasta el momento de lejos.

Por cierto, como curiosidad, la flor que tanto sale y que nunca dicen el nombre es una Myosotis, comúnmente conocida como nomeolvides ^^

KillBoss dijo...

A valido la pena la espera, pedazo reseña, mis felicitaciones.

Coincido completamente, lo único que eche en falta fue un poco de profundidad en Popo, que después de desvelar lo que vio en el ultimo capítulo, me quede muy sorprendido.

Pero vamos, este año entre Madoka y Ano Hana, ya tenemos las dos joyas de la corona, ¿habrá una tercera? lo dudo mucho.

Bloody Kisses dijo...

Guau, qué completa reseña! Y, además estaba esperando hace tiempo un anime "de los q justifican al género". No lo conocía, me convenciste completamente, voy a verlo urgente...

Saludos!

Bloody Kisses dijo...

Pd: Justifican al medio, habías escrito... la curiosidad aumenta!

eter dijo...

Setzer, y llamada Symbelmine en el universo Tolkieano XD. En todo caso, una flor muy bien elegida teniendo en cuenta la trama.

KillBoss, lo de Popo es cierto, es el personaje que tiene menos desarrollo... pero también es que su rol en el grupo es precisamente el de la sonrisa y felicidad sobre el dolor.
Yo creo que Iroha puede llegar muy lejos, y sus primeros episodios me maravillaron... pero es un anime de 26 episodios y eso se nota mucho en el ritmo y en el desarrollo de la trama principal.

Bloody Kisses, prepara klinex porque es una serie de esas con la que lloras a casporro XD.

Gustavo Luis dijo...

Pues tengo descargados los primeros episodios asi que sera de verla para dar mi humilde opinión, pero si es de gusto de Eter tomo la palabra :)

erGuiri dijo...

Magnífica reseña! Casi dura más que el anime xDDD Pero al igual que éste, no sobra ni falta nada! .. bueno.. I'll never have enough Anaru!! xDDD

Ju*N dijo...

Genial la reseña que te has marcado.

No solo me parece el mejor anime del año, sino el mejor que he visto hasta el momento (bueno... mejor que Cowboy Bebop no, pero es que esa es demasiado grande para este universo)

Madoka, AnoHana... y yo creo que la tercera que rellenará el podio es Kaiji 2.

El Tipo de la Brocha dijo...

Con "Viva lo anal" y en plena semana del orgullo gay hubieras atraído más lectores.

Por curiosidad, ¿dónde ves todas estas series?

Raistlin dijo...

A mi me ha devuelto un poco la esperanza en el anime, que llevaba un par de años bastante desencantado con los nuevos estrenos.

Historia bonita y tierna, duración ajustada, buena calidad visual y musical... Sip, de lo mejor que he visto en tiempo.

Roy Ramker dijo...

Amén ^^ Poco más se puede añadir, un anime que no destaca en nada pero precisamente por eso es tan grande, aunque a veces peca de buscar demasiado el drama fácil, también me ha parecido el mejor anime del año junto a Madoka.

Me ha hecho recordar a los animes de hace años, para mi es uno de los mejores halagos que podamos darle a un anime de hoy en día xD

eter dijo...

Gustavo Luis, ha pegado muy fuerte en los foros y demás... y despues de Madoka parece que internet no iba a tolerar ningún anime más este año XD.

erGuiri, Anaru es una gozada de personaje... una pena que entre su nombre y su diseño (que es muy acertado y necesario de cara a su personaje) ya casi no se puedan buscar imágenes suyas en la red XD.

Ju*N, hombre, yo tanto como el mejor que he visto no, pero si uno muy, muy bueno. De los mejores que recuerdo en los últimos tiempos, y de los menos "animescos".

El Tipo de la Brocha, apenas veo la tele y sabía que estabamos en esas fechas XD, aunque bueno, esos títulos siempre son divertidos cuando ves las busquedas de palabras que han llevado a tu blog y encuentras frases "pintorescas".
Sobre el tiempo... pues vivo solo y algo tengo que hacer por la noches, un día toca libro, otros videojuegos... en todo caso este tipo de series si se ven al ritmo semanal no ocupan apenas tiempo.

Raistlin, es que llevamos unos años entre el moe y el echii que tela...
A mi me recuerda mucho a Kimi ga Nozomu, que sé que también es una de tus debilidades. Sin tanto factor de culebron, pero también con un dramón de cuidado.

Roy Ramker, es cierto que en algún momento peca de drama fácil, pero supongo que es normal si tiene que desarrollar una minihistoria en cada episodio... aunque no se si como una película habría funcionado mejor.

Bloody Kisses dijo...

Hola!
Ya ví la serie, y me pareció muy buena! Se nota la semejanza en estética gral. con ToraDora, (leí que se repite parte de su staff.)
Los diseños de personajes están excelentes, muy variados (y se complementan muy bien con la personalidad de c/u). Realmente es una serie muy emotiva.
Lo que menos me gustó fue que por momentos el personaje de Memma se me hacía insoportable (su voz chillona, su actitud infantil estereotipada, más allá de las razones argumentales para q esto sea así) y algunas de las actitudes del grupo para con ella me parecieron demasiado almibaradas y poco creíbles (o debería decir, injustificadas). Coincido en este punto con el coment. anterior de que peca de "drama fácil". Sin embargo, también se me escaparon unas cuantas lágrimas.

El balance, en fin, es positivo.
Gracias a tu reseña tan completa, puedo darle oportunidad a nuevas propuestas! ;)

Kisses!

eter dijo...

Sí, hay cierto parecido con Toradora, anime que dejando a un lado a Rie Kumigiya y todo lo que esta acarrea, me sorprendió muy gratamente en su día.

Memma es cierto que en algún momento se hace algo cansina, pero no deja de ser una niña, y cuando deja de ser infantil tiene que afrontar que ha muerto… su papel no es nada fácil XD. Es cierto que hay algo de drama fácil, pero no deja de ser normal, los protas están muy marcados por la muerte de Memma y se les aparece su fantasma XD.

Cosmonauta Cosmico dijo...

Yo la considero la serie mas esterotipada del año. Al menos no es una aberración como lo que ya es normal hoy dia en el anime, pero no por eso es buena. Hay demasiado drama fácil en todo momento. Y en cierto momento aburre ya la idea de el terminar de crecer y volverse adulto. Los personajes para mi estan en ese estado emocional, donde uno seria soportable si hubiera diversidad, pero 5 son demasiados para hacer disfrutable la serie.

Te va a producir lagrimas aqui y allá tal vez, pero para mi es un simple dorama glorificado. Es como ver Honey & Clover de nuevo, pero parvulos.

eter dijo...

Bueno, cada uno tiene su opinión... a mi Honey and Clover particularmente se me hizo muy larga. El principio me encanta, pero después no terminó de convencerme.

Creo que es un problema un poco de optica. En el drama, como en la comedia, como en todo, creo que depende mucho de como te pille lo que veas/leas/escuches.
A mi por ejemplo esta serie me ha encantado... como me encantó Kimi Ga Nozomu Eien en su día... pero si alguien me dice que las dos no son otra cosa que culebrones no puedo discutirlo.