domingo, agosto 20, 2017

En el amor y en las novelas visuales todo vale

Saenai Heroine no Sodatekata ♭

La primera temporada de "Saekano" ya fue una agradable sorpresa hace algunos años (ver reseña), esta segunda temporada tenía el problema de no tener la baza de poder presentar a los personajes, con lo que tenía que vivir con su desarrollo durante todos sus episodios... y eran personajes bastante desarrollados ya (el prota y las tres chicas principales, las otras dos chicas no eran importantes en la serie original y siguen sin serlo en esta). Había algo de miedo, Saekano tenía un guión que funcionaba muy bien, pero lo hacía en base a una arriesgada combinación de inteligencia y excesiva autoparodia (y esta autoparodia llevaba de la mano unos niveles de fanservice astronómicos por muy disfrazados de parodia de fanservice que estuvieran). Era complicado mantener el nivel de la serie, pero la misión ha sido completada con éxito.
"Saekano 2" no se limita a repetir lo que funcionó en su predecesora cambiando el episodio de baños termales por uno de playa y el de Navidad por uno de San Valentin, hace lo que hacen las buenas secuelas: avanzar. La serie continua la historia, y lo hace en una dirección no especialmente deseable por el seguidor, pero si en una muy gratificante. Esta segunda temporada tiene un toque amargo, ese juego de romance que existía en la primera temporada desaparece en cierta forma... las chicas quieren seguir siendo amigas, pero al mismo tiempo se ven como rivales y saben que la situación es insostenible, comenzando a sufrir por un desenlace que saben que no será favorable a ellas. Todas intentan mover ficha y forzar la situación para bien o para mal. Y el desarrollo no se limita a la trama romántica, la trama de "Blessing soft" también avanza y todos los personajes se ven obligados a elegir que camino seguir. Es una serie protagonizada por adolescentes que tienen que dejar atrás la seguridad de esa edad para comenzar a tomar sus primeras decisiones de adultos y llevar a cabo acciones que saben que ya no podrán deshacer. 
La serie sigue teniendo un fanservice que desafía cualquier lógica de lo que una narrativa normal toleraría, y la franquicia continua disfrutando con la comedia autoreferencial y los unas roturas de cuarta pared con una facilidad todavía pasmosa, si no que sigue haciendo gala de un trabajo de guión y de construcción de personajes excelente. Si uno consiguió sobrevivir a ese primer episodio de la primera temporada que era un especial de fanservice -esquema que en esta temporada se repite-, encontrara una serie protagonizada por cuatro excelentes personajes que no dejan de evolucionar a lo largo de todo el metraje.
A nivel técnico, poco que decir, continua el correcto trabajo de la primera temporada. La animación tiene un buen nivel y no hay bajones alarmantes; tenemos deformaciones cómicas y algún que otro juego con la paleta de colores que se suman a unos usos de la cámara exageradamente rebuscados en favor del fanservice más y menos soez simultaneamente. El trabajo de las dobladoras es magnífico, estando remarcado por una planificación muy arriesgada y espectacular que nos regala episodios casi integros para algunas de ellas que se convierten en auténticos "tour de force" dramáticos.
Por sus formas, esta no es una franquicia para todo los públicos, pero tras su apariencia de harem echii del montón se encuentran unas excelentes series, tan divertidas y entretenidas, como inteligentes y bien desarrolladas. Absolutamente recomendables. 

viernes, agosto 18, 2017

Un capítulo que se lleva escribiendo 10 años...

One Piece 875 - El honor de una mujer

Tengo una reseña de One Piece fechada el 18 de Agosto de 2007, se trata del capítulo 467, el desenlace del enfrentamiento entre Zoro y Ryuma, el primer anticipo de esa saga aún por llegar que transcurrirá en Wano. Hace 10 años de esa reseña (leer). Unas cuantas semanas después aparecía el capítulo 476, en aquel capítulo nacía Luffy de pesadilla, y lo hacía por medio de Lola... una pirata que se presentaba en ese capítulo y que servía como herramienta para ese power-up temporal de Luffy, pirata a la que ya teníamos simpatía por la amistad de Nami con su versión jabalí (a la que ya había vengado después de muchas idas y venidas con Absalom). Lola entonces era un recurso narrativo, el clásico superviviente que subsiste bajo un tirano, personaje con el que Luffy traba amistad y que le da una motivación extra además de alguna que otra información crucial sobre el malo de turno. Lola tenía la tontería de las proposiciones de matrimonio, que no me gustaba demasiado... pero lo compensó cuando se colocó junto a Zoro, Sanji y Robin para ver el combate de Luffy contra el Shichibukai bajo la amenaza del alba.
En esta saga hemos visto sus verdaderas motivaciones y el romanticismo que la regía, y lo hemos hecho por medio especialmente de su padre y su hermana gemela; personajes que sabíamos que iban a dar más de sí. Y ha llegado ese momento. Oda cuida los secundarios. Puede ser exasperarte en ocasiones, cuando quieres ver el desenlace de una saga y Oda prolonga el combate final mientras dedica páginas y páginas para cerrar la historia de un personaje que sabemos que es muy probable que apenas volvamos a ver una vez la banda abandone la isla. Pero esa pasión enfermiza por los detalles, ese amor innegable por su obra, es lo que hace a Eiichiro Oda un gran mangaka. La casualidad, y los parones obligatorios cada 3-4 semanas, han hecho que casi hayan pasado 10 años desde que Lola apareció en el manga, y Oda sigue utilizándola. Por mucho que aquella vivre card que dio a la banda fuera una bandera obvia como pocas (aunque en ese momento el objetivo no era otro que explicar el "papel" de Ace, que sería vital en la saga venidera... así como el proporcionar un medio para la reunión de la banda tras el desastre que sucedería de manos de Kuma), por mucho que se teorizara sobre su posible relación con Big Mom, no creo que nadie imaginara que pudiera llegar a ser tan determinante en esta saga, o serlo de un forma tan activa. Y ahí tenemos a los hommies y aquella batalla en el bosque susurrante o todo el poder extra de Nami en esta saga, ahí tenemos la figura de Loki para fundamentar la locura de Big Mom y poner los cimientos de la saga de Elbaf, pero sobre todo tenemos a Chiffon y el terrible sufrimiento que ha sufrido... y ahora tenemos su redención.
Porque no soy un fan de Capone, y Chiffon, aunque estaba bien, parecía un personaje satélite de este, una excusa para que este y Luffy tuvieran algún lazo en común, una excusa como lo parecía la misma Lola para que Luffy pudiera doparse con 100 sombras en Thriller Bark. Y no. En este capítulo, Chiffon abandona a su marido y a su hijo por simple honor y dignidad, por simple gratitud, porque tiene que ayudar a quienes ayudaron a su hermana aunque eso le cueste la vida. Y lo hace marcándose además una de las que, desde ya, es una de mis frases favoritas de la serie.
No quiero siquiera pensar como Chopper y ese esqueleto en estado de gracia en esta isla que se llama Brook pueden hacer frente a Prospero y Katakuri. No quiero pensar demasiado en lo exagerado que resulta todo el desarrollo de Nami y Zeus (aunque creo que Oda ha enmendado algo lo forzado de este escenario). No quiero pensar en esa bipolaridad digna de Cavendish que muestra Pudding. No quiero pensar en lo que hará Bartolomeo si se encuentra a Shanks y Yassop. Este es un capítulo de transición y creo que cumple bien con esa labor profundizando en los poderes de Big Mom y ubicando a muchos personajes... pero sobre todo es uno de esos capítulos en los que Oda sabe distraer la atención del reloj de los acontecimientos centrando la atención en un personaje secundario.

martes, agosto 15, 2017

OPDM - 018 - Mundodisco (MUERTE), Wild Arms 3 y Xenoblade Chronicles X

Primer programa tras el aniversario, en un podcast que no va por temporadas al tener ya de por si una periodicidad bastante relajada. En este programa volvemos al Mundodisco, siendo la protagonista en esta tercera edición el personaje más recurrente de la franquicia: LA MUERTE.

Expandimos la sección libre a un minutaje mayor para hablar de dos videojuegos tremendamente recomendables: el clásico Wild Arms 3 de Playstation 2 y el excelso Xenoblade Chronicles X de WiiU.

En nuestra enciclopedia friki abodamos la P, que nos traerá a los Prinny de Disgaea y nos llevará a Pawnee, de Parks and recreations.



Los tiempos del programa son: 

00:01 Mundodisco - MUERTE
00:48 Atlas friki: Pawnee (Parks and recreations)
00:59 Wild Arms 3
01:31 Bestiario friki: Prinny (Disgaea)
01:38 Xenoblade Chronicles X

Como siempre, gracias por escucharnos, y más gracias todavía si nos regaláis likes y comentarios, ya sea en Ivoox o aquí, o también en nuestras respectivas cuentas de twitter. Intentaremos responder a todos ellos.

domingo, agosto 13, 2017

Boring Bed & Breakfast

La señora Lirriper

Llegado un momento Dickens se transformó en editor y publicó sus propias revistas: Household Words y All the year round. En estas revistas, además de algunas de sus propias obras, publicó obras de amigos y de escritores que le llamaban la atención. Esta "Señora Lirriper" sería un poco una colección de relatos de sus amigos a los que el dio un contexto; en concreto tenemos una anciana bonachona que tiene una pensión y que vive en la compañía de un militar retirado que es su más antiguo huesped, Dickens nos cuenta con su maestría habitual la vida de esta extraña pareja y del nieto adoptivo que ambos tienen... un nieto repelente para el que recopilarán las historias del resto de los huespedes de la posada. Son estas historias las que componen el grueso de la novela, y son estas las historias que cuentan los compañeros de Dickens.

De las cuatrocientas páginas de esta novela no llegan a un centenar las escritas por el mítico autor británico, el resto pertenecen a otros autores: Elizabeth Gaskell, Andrew Halliday, Edmund Yates, Amelia Edwards, Charles Collins, Rosa Mulholland, Henry Spice y Hesba Stretton (ninguno muy conocido con la excepción de Elizabeth Gaskell). Es un libro extraño en ese sentido, pues la multitud de narradores se traduce en muchos estilos tanto de historias como de escritura. Hay algunos relatos muy buenos, como por ejemplo era de esperar del de Elizabeth Gaskell... pero luego hay otros también bastante raros y de una calidad muy discutible (aunque las tramas suelen ser principalmente románticas, hay alguna que otra historia de terror, con fantasmas o elementos muy oscuros que desorienta bastante, y así mismo hay alguna que versa sobre el honor o que pretende ser mayoritariamente cómica que ha envejecido muy mal por lo simplemente anacrónicos que nos parecen muchos de los conceptos de aquella sociedad).

En líneas generales es un compendio de relatos algo irregular, con dos o tres relatos buenos o muy buenos, pero con muchos otros que parecen relatos meramente alimenticios o experimentales por sus contenidos. El "boring" del título es excesivo y esta puesto para hacer la broma con con los clásicos "B & B" ingleses, pero no la considero una obra especialmente recomendable y me parece un exponente menor de la producción literaria de Dickens.

jueves, agosto 10, 2017

De inmortales y pingüinos

Renai Boukun

Las promos de esta serie no ayudan a su visionado, es una serie hecha con cuatro duros y se nota visualmente, donde tiene unos diseños que no destacan especialmente, donde la animación es la más baratilla que se puede conseguir y donde todo apunta hacia una comedia romántica genérica del montón. Es una de esas series de las que uno huiría en un primer momento, pero heme aquí que dije de ver el primer episodio no sé muy bien porque... y lo cierto es que me divertí mucho, y con el segundo la cosa pareció flojear y entrar en una dinámica aburrida, pero luego llegaba la escena del atraco y era imposible no rendirse a la serie... y luego aparecía una cupido gal retirada, un pingüino loco, un Dios divertido, un angel con formas cada vez más raras, una loca psicópata animada, un par de madres demenciales y alguna que otra cosilla... y cuando me dí cuenta había acabado la serie y me había encantado.
"Renai Boukun" está lejos de ser una serie que pasará a la historia, pero lo cierto es me ha parecido una comedia absurda muy divertida y recomendable. Pertenece a ese selecto grupo de series que son capaces de vivir en el absurdo, que no parten de él en su presentación para luego pasar a tramas más convencionales y dramas muy manidos. Esta serie comienza como una parodia chorra de "Death Note" con una "shinigami" a la que le gusta emparejar tíos con su "Kiss Note"... y ese es el momento en el que es más seria, luego todo es una huida hacia adelante con un harem extraño donde cada chica responde a un arquetipo pero interpreta este de una forma bastante libre.
Muchos episodios suelen dividirse en dos partes -normalmente independientes- que cuentan historias separadas, pero la serie consigue dibujar dos o tres arcos principales y desarrollar a sus alocados personajes dentro de ellos... y siendo sus personajes idiotas y estando el humor alocado y las parodias por encima de todo, y girando la serie en torno a un concepto idealista y chorra del amor como motor del mundo y esas cosas... lo cierto es que la serie consigue que se le coja cariño a todo su elenco y que las acciones de estos sean lógicas y consecuentes, con su pequeña porción de épica y todo.
"Renai Boukun" es una serie condenada al olvido, pero su galería de personajes y sus surreales aventuras no merecen tal fin; puede que no sea la mejor comedia absurda de la historia, pero es una digna sucesora de cosas como Seto no Hanayome, Ben-to o la primera temporada de Nyaruko. No es fácil vivir tras las fronteras de la comedia alocada y paródica y no traspasarlas para caer en el tedio y el ridículo no intencionado, y esa serie lo consigue, convirtiéndose en un entretenimiento muy recomendable.   

lunes, agosto 07, 2017

Atrápala como puedas

Angie Tribeca

Esta no es una serie especialmente recomendable. No es, desde luego, una serie que destaque por sus intrincadas tramas policiales, ni por su realista retrato de la condición humana. Esta serie es, basicamente, una inmensa chorrada.

Angie Tribeca es una detective del cuerpo de policía de Los Angeles. Es brillante, pero tiene fama de conflictiva... y ese argumento tan manido daría para el enésimo procedimental, la diferencia es que esta serie bebe de aquellas películas de Leslie Nielsen que todos recordamos con cariño. Es decir, esta serie es una sucesión de gags surreales y absurdos. Humor físico, algún que otro chiste muy salido de tono, gags visuales con frases que se interpretan literalmente en todos los sentidos posibles, parodias de muchísimas películas y referencias a otras, situaciones exageradas y ridículas, roturas de la cuarta pared con actores confesando que no saben cuales son sus motivaciones porque no han leído el guión... todo ello en episodios de 20 minutos y temporadas (hasta el momento 3) de 10 de ellos. Si a uno le gusta ese humor en el que el comisario ordena a sus detectives pescar a un criminal y en el siguiente plano se ve a estos salir de la comisaria con sus cañas de pescar... le gustará esta serie. 

Hay alguna que otra trama principal que intenta profundizar en los traumas de la protagonista, así como algunos casos abarcan varios episodios y sirven de eje conductor de una temporada... sin embargo  la propia serie se ríe de estos casos y de su continuidad en sí, esta es una comedia chorra y cualquier episodio es bueno para comenzar a verla. 
La serie es una ametralladora de gags, donde cada 20 segundos podemos ver uno, y esta premisa está por encima de cualquier otra consideración artística. Su ritmo es... inexistente, verdaderamente casos y tramas son una mera excusa para exponer chistes, con lo que no se puede evaluar en este sentido. Lo mismo puede decirse de los actores, que están bastante flojillos en sus papeles, ni siquiera la prota (una Rashida Jones a la que queremos todos los fans de "Parks and Recreations" (ver reseña)) se salva en este sentido... pero es que sus papeles son tópicos con patas (aunque aquí destacaría el sorprendente nivel de algunos de sus secundarios, claramente amiguetes del equipo de la serie que se apuntaron a algunos episodios para reírse de si mismos y del medio). A nivel técnico está bien, aunque casi todos los efectos que usa son descaradaemente cutres para provocar la sonrisa.
Es una comedia alocada, una sucesión de gags constantes deudora de las "lo que sea como puedas" "space balls", "top secret" o "hot shots". Algunos gags funcionan, otros no, algunos son originales, otros son previsibles, algunos son rebuscados, otros vulgares. No es una serie especialmente recomendable, pero para ver algún episodio puntualmente cuando no se tiene gana de hacer nada... es un entretenimiento perfecto.

sábado, agosto 05, 2017

El capítulo de esta semana tiene detallitos interesantes... que la base del estilo de Big Mom sea el de los gigantes y Luffy lo vea ancla más este personaje a ese futurible arco de Elbaf, que Zeus resulte ser tan voraz y egoista como la Emperadora es al mismo tiempo lógico e ilógico, y que Katakuri renuncie a intentar predecir a Luffy es significativo. El desarrollo de King Baum y su romance para dar tiempo a Pudding de montar una final extrema de Mastercheff no deja de ser algo 100% One Piece. Pero esta semana, en lugar de reseñar el capítulo, voy a hacer algo de lo que me quedé con ganas hace algunos años ya que siempre se ven cosas curiosas, voy a comentar...

SEXTA ENCUESTA DE POPULARIDAD DE ONE PIECE


1. Luffy: 11,737 votos. Lógico y normal.
2. Zoro: 10,442 votos. Recuperando su posición natural en un año en el que no tiene presencia en la serie.
3. Sanji: 10,215 votos. No soy el mayor fan de Sanji -creo que eso no es un secreto-; tiene un tipo de humor que no termina de gustarme siempre y creo que Oda refrena "su genialidad" en favor de la comicidad. En todo caso, es curioso que vuelva al podium, sobretodo porque este año, por mucho que sea su año, no está teniendo tan grandes momentos como uno podría imaginar, y en general desde el salto temporal da la sensación de que ha sido un personaje muy infravalorado.
4. Law: 7,997 votos. Todo lo que sube ha de bajar. No tengo nada contra Law, me gusta, pero me gusta más Kidd por ejemplo. Nunca he entendido todo el fanatismo que hay con este personaje.
5. Ace: 4,605 votos. Otro cuya popularidad nunca he entendido más allá de lo que pueda ser o dejar de ser molón. Su papel en la serie creo que no da para que esté tan arriba en los rankings.
6. Jinbe: 3,884 votos. Jimbe tiene carisma, y en esta saga además está saliendo muy beneficiado. Esta en una posición quizás demasiado alta... pero mola.
7. Chopper: 3,301 votos. Chopper ha pasado a ser una mascota mona con el devenir de las sagas a pesar de ser un personaje con muchas posibilidad, y lo triste es que seguramente eso lo ha aupado hasta esta posición.
8. Nami: 3,269 votos. Una posición más o menos lógica, el fanservice con ella es insultante y Oda le regala demasiado protagonismo como a toda la quinta del East-Blue... pero sigue dándonos grandes momentos.
9. Sabo: 2,967 votos. Si lo de Ace era exagerado, de esto ya ni hablamos.
10. Hancock: 2,452 votos. Soy muy fan de ella, y como recurso cómico es brutal... pero está una decena de puestos más alta de lo que debería (sin ir más lejos, es ridículo que este por delante de esa Robin que ahora se ha convertido en su clon).

11. Shanks: 2,010 votos. Vale, lo más que ha hecho en los últimos 10 años es recoger un sombrero del suelo, pero es uno de los grandes de la serie y tiene la voz de Char Aznable... normal que los japoneses le voten.
12. Robin: 1,952 votos. El personaje que hace a One Piece grande fuera del top 10... ¿en Japón odian a los personajes que piensan en lugar de luchar? (también es cierto que contra Diamante podía haber hecho algo más la tía)
13. Cavendish: 1,742 votos. Me mola, pero es un pelín excesivo
14. Reiju: 1,665 votos. Ni pies ni cabeza esto.
15. Usopp: 1,409 votos. Su huida en Dressrosa sentó mal... pero es uno de los mejores personajes de la serie. Está 10 posiciones más abajo de lo que creo que debería.
16. Rocinante: 1,230 votos. ¿Pero qué...? 
17. Doflamingo: 1,125 votos. Algo más arriba de lo que debería. Grandísimo villano, pero la exageración de Dressrosa acabó jugando en su contra.
18. Crocodile: 1,050 votos. Croco-boy no me cae mal, pero tampoco he entendido nunca esa legión de seguidores que tiene. Bastante más arriba de lo que debería.
19. Brook: 936 votos. Con tantos secundarios es normal que algunos miembros de la banda caigan algo, y más uno como este que apenas ha tenido momentos para lucirse... aunque no deja de ser la gran estrella de la saga actual.
20. Franky: 861 votos. Uno de mis miembros favoritos de la banda, pero Oda no ha sabido darle apenas grandes momentos como si suele hacer con otros del nucleo duro de la banda. 
20. Marco: 861 votos. Me gusta mucho el personaje, y creo que va a salirse en Wano... pero de momento hay que decir que no ha hecho nada.

22. Perona. La adoro, pero no se le ha perdido nada entre los 50 personajes más importantes de la serie.
23. Vivi. Nunca he sido uno de sus fans, pero es un personaje que ha sobrevivido bien a su paso por la banda, y que además va a tener una gran importancia en breve. Esta en un puesto comprensible.
24. Bon Clay. Bon-chan es más grande que la vida, personaje menor... pero tan carismático que uno no puede objetar nada a que esté aquí.
25. Kuzan. Importante y carismático, tanto en el pasado como el previsible futuro del manga, es de imaginar que en futuras encuestas estará todavía más arriba cuando estalle toda la trama de Barbanegra.
26. Carrot. La adoro, pero no está por encima de personajes demasiado importantes y carismáticos. No debería estar por encima del 50. Pedro ocupa una posición mucho más lógica.
27. Shirohige. Japón muérete. El gran Barbablanca debería estar en el top 10 como muy bajo, y la Toei debería haber remplazado las palabras de Roger por las suyas en el anime tras el salto temporal.
28. Pudding. Eh.... podía ser peor, podía ser lo de Reiju, pero... no, demasiado arriba por muy fan que uno fuera hace años de Ten-shin-han.
29. Bartolomeo. Al menos ha bajado del top 10, ahora el sobredimensionamiento de las bandas hermanadas pertenece a Cavendish... pero sigue estando muy arriba por muy carismático que sea.
30. Nekomamushi. Todos adoramos a los gatos, pero está demasiado arriba... prueba de ello es que Inuarashi no está en la encuesta.

31. Shirahoshi. Es simpática, y es muy importante para la trama, pero esta aquí por un par de razones que no son ni la trama de discriminación ni Poseidon.
32. Smoker. Bien, de acuerdo.
32. Tashigi. Y justo al lado de Smoker es casi poético.
34. Buggy. No soy uno de los grandes fans de este personaje, pero su importancia es innegable. Correcta posición.
35. Koala. Eh... no. Simplemente, no.
36. Eustass "Captain" Kid. Me gusta como pocos personajes de la serie y en el futuro estará más arriba, aunque ahora siendo objetivos creo que no se ha ganado este puesto todavía.
37. Rayleigh. Quizás un poco más bajo de lo que me gustaría.
38. Gol D. Roger. Será el McGuffin de la historia, pero siendo francos como si el One Piece lo hubiera encontrado Higuma.
39. Eiichiro Oda. Votar al mangaka en la mayoría de las series es como esa gente que mete lonchas de chorizo en las elecciones de verdad, tuvo gracia -y no mucha- la primera vez... después es ridículo.
40. Rebecca. ¿Por qué? Es un personaje interesante, pero su rol en Dressrosa estuvo más cerca de ser insultante que otra cosa.

41. Bepo. ¿Y por qué no el gato que va con Hawkings? ¿O el propio Hawkings ya que estamos? El oso cae bien, pero esta posición es ridícula.
42. Rob Lucci. Gran villano, nada que objetar.
43. Enel. Gran villano, nada que objetar (versión 2)
44. Ain. Japón, el país del que salen las dakimakura.
45. Katakuri. El diseño a lo Berserk mola, para que negarlo, aunque no se si tendrá tanta importancia en la trama como tiene dentro del contexto del mundo de la serie. Algo sobredimensionado en la encuesta, sobre todo si tenemos en cuenta que su madre está bastante más debajo o que Cracker no aparece.
46. Señor Pink. Sin llegar al nivel de Bon-chan, es un personaje tan carismático que creo que nadie puede quejarse porque este aquí.
47. Farafra. Qué "esto" este aquí no es sorprendente. Lo sorprendente es que en la encuesta anterior estaba ya en el 88 y ahora ha subido como 40 posiciones cuando su aportación a la serie ha sido... nula. Kozha no está en los 100 primeros ¿Quién recuerda a este personaje? ¿Qué les pasa a los japoneses? ¿Se sentirá obligado Oda a mostrarlo en alguna escena en la Reverie? 
48. Kurohige. Supongo que en Japón no gustarán los villanos "feos", pero que este grandísimo bastardo esté tan abajo dice muy poco de la interpretación de los lectores de la serie.
49. Urouge. Vale, en Japón gusta por el motivo que sea... bastante exagerado que esté tan arriba en la encuesta a tenor sus méritos.
50. Pandaman. (véase el comentario sobre la posición de Oda).

51. Bege. Como Uroge, nunca me ha gustado especialmente, y creo que sus grandes frases puntuales en esta saga no eclipsan el ridículo de sus planes. En fin, por mucho que mole Petz, este personaje se hundirá en las encuestas del futuro.
52. Fujitora. El rollo Zatoichi no me apasiona, y la serie es muy tramposa con él en Dressrosa... pero esta es una buena posición para un almirante.
53. Ceasar. Se lo ha ganado a base de sufrimiento. Por muy mezquino que sea, me encanta, aunque aún espero el retorno de un Caribou del que los japoneses ya apenas parecen acordarse.
54. Benn Beckman. Comprensible posición a tenor de que apenas ha aparecido, pero... mola demasiado, es como un Rayleigh o un Katakuri.
55. Carue. Tenía su carisma, pero viendo algunas de las cosas que hay por debajo... su posición se me antoja demasiado alta.
56. Pell. El hombrecillo cae bien, pero más allá de aspirar al puesto de Radioactivo-Man no ha hecho mucho. En fin, teniendo en cuenta lo de Farafra no se puede juzgar a ningún personaje de Arabasta en base a criterios lógicos.
57. Coby. El voto de "Quiero creer", el muchacho cae bien, pero no hay hecho nada.
57. Vinsmoke Ichiji. No sé porque el 1 está por delante de otros, de hecho no sé ni porque está entre los 100 primeros, pero tras lo de Reiju uno ya no intenta explicarse estas cosas. 
59. Going Merry. A mi nunca me gustó especialmente la cabeza de oveja... pero nada que objetar ante este puesto.
59. Carina. Japón, el país de Idolm@ster... aunque bueno, esos "Zorra" que le escupía Nami en el doblaje en castellano de la película bien valen este puesto.

61. Kalifa. Es una de mis debilidades fanserviceras de la serie, y su combate contra Nami y Sanji fue memorable... pero no pinta nada aquí.
62. Pedro. Un puesto lógico, aunque supongo que cuando sepamos su fruta y sus secretos subirá algo.
62. Gaimon. 100% One Piece.
62. Don Creek. Esto no ha pasado.
65. Gildo Tesoro. Dentro de X años la gente se acordará tanto de él como del Shiki de Strong World.
65. Vinsmoke Sora. Lo de Reiju era un disparate, y lo de sus hermanos también... pero no estábamos preparados para esto.
67. Jewelry Bonney. Vale, nada que objetar, todos intuimos que va a pasar algo muy gordo con ella.
67. Laki. Japón, donde uno no recuerda a Wiper o Aisha...
69. Big Mom. No termina de tener un carisma arrollador, pero debería estar más arriba.
69. Penguin. La molonidad de Law, arrastrando incluso a personajes a los que Oda bautizó de coña en SBS. 
69. Baby 5. Es un personaje muy divertido, y la posición es bastante baja, así que... perfecto.
69. Akainu. Demasiado abajo si tenemos en cuenta que es uno de los grandes villanos de la serie, pero supongo que habrá que dar gracias habida cuenta de que Garp, Sengoku o Tsuru directamente no aparecen.
69. Kaku. Que gran personaje fue, y que grande fue su batalla contra Zoro por mucho que fuera ridículo su control de la fruta nada más ingerirla. Una posición más o menos lógica.

74. Hawkins. Me gustaría que estuviera más arriba, pero también hay que decir que méritos no ha hecho y que todo se reduce a su diseño.
75. Hiruluk. Personaje de pasado trágico de manual de One Piece 1. Nada que objetar.
76. Kumashi.... o sea, tenemos a esta mierda y no tenemos a Kuma...
76. Kizaru. Su personalidad es algo anodina adrede... aunque siendo un almirante creo que esta algo bajo de más.
76. Bellemère. Personaje de pasado trágico de manual de One Piece 2. Nada que objetar.
76. Ivankov. Nada que objetar. Es carismático, pero poco importante, podía estar aquí o podía estar 20 puestos más arriba.
80. Izo. No tenemos a Jozu, no tenemos a Oars en ninguna de sus versiones (ni a Moria, dicho sea de paso), no tenemos a Barbablanca Jr, no tenemos a Squardo... pero tenemos a este personaje cuasi sin nombre por ir de Geish`a`trap. Japón.
80. Monet. Pues vale, tenía su encanto... pero mejor no recordarla porque las incongruencias de guión tendían a arremolinarse en torno a ella.
80. Zephyr. Gran personaje, nada que decir.
80. Rika. No tengo nada contra ella... pero... ¿por que mierda la recuerdan los japoneses? Es una niña que hace onigiris... si Helmeppo ya es por importante, que decir de esta niña.

84. Dragon. Hay injusticias en este mundo para las que uno no está preparado.
85. Spandam. Tenía su encanto como villano.
85. Makino. Todos la adoramos, y además es la madre al mismo tiempo de los hijos de Shanks, Ace, Sabo, Kuma y cualquier fantasía más de los fans... eso tiene su mérito.
85 Kung-Fu Dugongs. Arabasta. No intentemos comprenderlo.
85 Miss Valentine. Arabasta. De nuevo, no intentemos comprenderlo. Podía ser peor, podía ser Machvise... pero aún me duelen los oídos de su estridente risa en el anime.
89. Pekoms. No le veo nada especial, pero bueno, es una posición casi testimonial.
89. X Drake. Curioso el contraste con Rocinante cuando es un personaje más interesante.
89. Vinsmoke Yonji. El show de los Vinsmoke continua.
89. Zeff. Personaje de pasado trágico de manual de One Piece 3. Nada que objetar.
93. Leo. Yo era más de Wicca, pero bueno, sin Kyros, Riku o algún otro gladiador de nivel supongo que era esperable.
93.Vinsmoke Niji. El show de los Vinsmoke continua.
93. Kuina. Personaje de pasado trágico de manual de One Piece 4. Algo que objetar: al ser el primer flashback de nakamas apenas tuvo viñetas... pero siendo poco importante no debería estar por debajo de Rika.
96. Kaidou. Citando a Spock, es... lógico.
96. Shiliew. Por lo menos se han acordado de él, algo que no pueden decir Magellan o Hannyabal. 
96. Chouchou. Gran perro, aunque yo soy más de Stansen.... en fin, no es tan disparatado como lo de Zarafra y supongo que a mucha gente la marcó el perrito en su día.
99. Thousand Sunny. Me mola el barco, pero no dejo de pensar que esta un poco fuera de lugar en esta encuesta por mucho que los barcos tengan su personalidad y eso.
99. Shachi. ¿Qué lo diferencia de Pengüin? Citando a Zoro... "Nada, absolutamente nada".
99. Paulie. Adoraba a este personaje, me gusta que la gente siga acordándose de ella.
99. Laboon. Este animal aquí, por ejemplo, si que se entiende.


miércoles, agosto 02, 2017

Un pequeño paso para un mangaka, un gran salto...

Planetes

Con apenas cuatro tomos, la opera prima de Makoto Yukimura esta considerada todo un clásico del manga moderno y tenía bastantes ganas de leerla. Una vez leída, tengo que decir que me parece una obra bastante recomendable y muy singular, pero mi entusiasmo por este manga es más comedido que el creo que suele imperar entre sus lectores.

Planetes nos transporta más de medio siglo hacia el futuro, hacia el año 2075, la humanidad ha establecido ciudades en la Luna y en Marte, y comienza a prepararse para viajar a Jupiter. En este mundo conocemos a la tripulación de una pequeña nave de recolección de desechos espaciales, que viaja por las órbitas buscando basura para arrastrarla a la atmósfera y evitar así posibles y fatales accidentes. Los cuatro miembros de la  DS 12 "Toy-Box" son los protagonistas del manga, y la obra -con un marcado carácter filosófico- nos expone como cada uno de estos ve la vida y el futuro en si la humanidad.


Estos cuatro protagonistas, a pesar de estar bien retratados y resultar bastante carismáticos, serían el primer problema que le encontraría a la serie; sería un problema formal ya que el tiempo de protagonismo de cada uno de ellos me parece muy descompensado y eso ocasiona que la serie resulte algo dispersa argumentalmente. Los cambios de un protagonista a otro me parecen muy bruscos, y aquí también personalmente he de decir que la pareja Hachi-Ai me parece la dupla menos sugerente de los protagonistas por la simpleza del primero y la ingenuidad de la segunda; es la trama argumental más importante en lo que a número de páginas se refiere, y así mismo me parece que el mensaje optimista sobre el amor que ambos enarbolan me parece también demasiado idealista, simplista al tiempo que recurre a metáforas demasiado rebuscadas. Otras tramas,  como las políticas, sociales o empresariales me resultan mucho más interesantes. La resolución de la trama del terrorismo es bastante penosa, pero sin embargo toda la trama de la guerra -con todo el pasado de Fee- es espectacular, aunque llega algo tarde y se siente torpemente integrada en una trama principal que parecía centrada en el existencialismo cósmico y la fuerza del amor; algo similar sucede con la trama de Yuri, con la excepción de que en este caso la trama acaba demasiado pronto y uno siempre tiene la sensación de que ese personaje podría dar algo más de si.

A nivel de dibujo, el manga es sencillamente espectacular. Los personajes están muy bien diseñados -carentes de las exageraciones típicas del medio más allá de alguna deformación cómica- y las facciones se adecuan también a las distintas razas; pero los pinceles del mangaka brillan especialmente en los fondos, increíblemente detallados tanto en tierra con el espacio, detallistas en objetos mecánicos con incontables piezas y en una naturaleza en la que abundan de sobremanera animales. El vacío del espacio y su inmensidad también están muy bien reflejados y constituye un marco perfecto para algunas escenas oníricas plagadas de simbolismo. 

Visualmente el manga es una gozada, y tanto su escenario como su historia resultan muy sugerentes. Su ritmo es algo extraño, con algunos cambios argumentales muy bruscos, y creo que peca un poco de simplismo idealista en algunas de sus reflexiones, pero es un manga sumamente recomendable y comparable a pocos que haya leído anteriormente.

Y ya que estoy, aprovecho y actualizo mi...

RANKING DE FRANQUICIAS GALÁCTICAS

Star Trek (=)

Fundacion (=)

Legend of the Gallactic Heroes (=)

Balley/Daneel (=)

Doctor Who (N)

Discos trekkies de Gammaray (↑)

Firefly (↑)

Stargate (↑)

Gundam (↓)

Metroid (↑)

Sidonia (↑)

Babylon 5 (N)

Star Fox (↓)

Space Brothers (↓)

Dune (↓)

Star wars (↓)

Alien (N)

Galactica (↓)

Planetes (N)

Stelvia (↓)

Macross (↓)

Gargantia (↓)

lunes, julio 31, 2017

LINE patrocina esta reseña

Tsuki ga Kirei

Esta serie es, sin duda, una de las sorpresas del año y uno de los animes más recomendables de estas últimas temporadas. "Tsuki ga kirei" no inventa nada... pero hace algo tan sorprendente como ser honrada y no caer en la tentación de melodramas o comedias exageradas, y teniendo un desarrollo que se antoja más o menos realista logra ser entretenida y emocionante.
La historia nos cuenta los primeros días del romance entre dos chicos de instituto (supongo que de primaria o de lo que tengan los japoneses antes que la secundaria), son una pareja de unos 13 o 14 años que se encuentran a medio camino entre la niñez y la adultez y que se enamoran. No se ahonda mucho en el origen del romance, algo caprichoso o espontaneo, sencillamente se enamoran y verdaderamente no pueden explicar las causas de una forma racional. Ambos tienen sus amigos, ambos tienen sus sueños particulares y ambos tienen en apariencia un futuro distinto esperándoles, pero se enamoran. La serie es ese sencillo romance, con las dudas iniciales, avances en la relación y momentos tiernos, y retrocesos provocados por celos o por la simple actitud infantil de ambos y su inexperiencia amorosa (ambos protagonistas tienen defectos y la serie no intenta idealizarlos, especialmente al chico). Es una comedia sencilla, pero no una comedia romántica alocada, si no más bien un slice of life romántico. Hay drama, pero es un drama natural y no sobreactuado, sencillamente hay algún que otro conflicto que pone la emoción al desarrollo de la serie. Y con una idea tan sencilla como contenida, la serie navega a lo largo de una docena de episodios con sus pequeños cliffhangers que te mantienen enganchado a la trama y sus pequeñas escenas de romance que retrotraen al recuerdo del más puro, ingenuo e idealizado primer amor.
Al margen de su romance principal, para completar minutos cuando la historia principal no requiere los 20 minutos semanales, la serie presenta alguna que otra historia -ya si descaradamente tipo comedia romántica- corta a modo de epílogo; estas historias son bastante irregulares, pero hay alguna que otra muy divertida. Estas historias añaden algo de variedad y le dan contexto y trasfondo a los secundarios sin que la serie tenga que gastar minutos o narrativa en ellos; normalmente son cómicas y funcionan como gags, pero sirven para hacerse una idea de los personajes y comprender las interacciones de estos con la pareja protagonista. Es un buen recurso cómico, pero además funciona muy bien como herramienta narrativa y hace que el ritmo de la serie no se resienta desviándose hacia tramas menos importantes. Todo un acierto incluir estas historias cortas de portadas de mangas, que normalmente acabarían siendo extras de dvd. 
Tecnicamente la serie es justita. Tiene algún que otro buen momento de animación, brillando sobre todo esta en sus personajes principales, que además resultan muy agradables a nivel de diseño. Sin embargo con las multitudes la serie tiene graves problemas, notándose mucho -para mal- el empleo del ordenador para dar vida a los personajes anónimos. No obstante, siendo una serie con un presupuesto tan ajustado que tiene que "parchear" su opening durante media serie con imágenes de capítulos, es una serie muy agradable de ver para los ojos gracias a su amable diseño de personajes y a su bonita paleta de colores. A nivel de sonido hay un buen trabajo de los seiyuus; tiene unos bonitos y apropiados opening y ending, e incluso alguna que otra buena insert song. El score es más o menos normal, pero añade temas de festivales y músicas tradicionales japonesas por temas de guión, resultando estos bastante efectivos.
"Tsuki ga kirei" es una pequeña sorpresa, un anime pequeño sobre cosas aparentemente pequeñas que funciona de una inversamente proporcional a su modestia. Absolutamente recomendable.

sábado, julio 29, 2017

De césares y reyes

Sin ser un gran fan de la saga original -sólo he visto la primera-, y no siendo un detractor acérrimo de la película de Burton (una de esas películas que siempre queda bien poner a parir), lo cierto es que no esperaba nada de este reinicio de la franquicia, una apuesta extraña de la Fox que nadie había pedido y por la que nadie daba un duro... pero lo cierto es que aquel "origen" (ver reseña) fue toda una sorpresa en su día, y fue una sorpresa que después se consolidó con el "amanecer" (ver reseña), así pues esperaba con bastantes ganas este cierre de trilogía que parecía prometer una épica simiesca de campeonato...

La guerra por el planeta de los simios

El cierre de esta excelente trilogía de Cesar me ha parecido decepcionante. No es una mala película, tiene bastante calidad para lo que suelen ser los blockbuster veraniegos, y la historia intenta contar algo distinto a lo que uno esperaba, y ese algo tiene bastante sentido y es valiente... pero sencillamente la película no llena tanto como sus predecesoras.

El primer y más grande problema de esta película es su título, con "guerra" uno espera otra cosa de la película, espera batallas, espera épica, espera sacrificios, espera muchas cosas... algo así como una "Braveheart" con chimpances, una versión con monos de cualquier buena canción larga de Gamma Ray. Pero la serie no va por esos tiros, no se centra en las batallas, la suya es una guerra sucia, de campos de concentración y consecuencias. Uno espera por los trailer ver una gran batalla entre Cesar y un militar loco interpretado por Woody Harrelson, y en su lugar encuentra a dos ancianos que huyen hacia delante en una vida basada en la venganza, sobre un escenario desolado. Uno espera acción en esta película, y es extremadamente pausada, con muchos toques de western y cine presidiario. Todo esto no sería especialmente malo (aunque me parece un error que la película vuelva al tema de la fuga y la libertad, ya que esto se trató en la primera película), el problema es que el guión de la película es muy flojito.

Hay ideas muy sugerentes en la película en cuanto a la naturaleza de la guerra, la unión de los débiles, el miedo y la cobardía, el perdón y la venganza... todas esas ideas que son la base del antibelicismo y por ende del cine bélico están en la película, y en ocasiones lo están con escenas bastante poderosas, que además están enmarcadas con una fotografía espectacular y una banda sónora tan primitiva como potente. El problema es que el guión es torpe, y a veces pasa de una escena a otra de una forma muy cutre, y cuando llega su segunda mitad sencillamente todo lo referido a la fuga y alguna que otra cosa de la batalla final da vergüenza ajena, con eventos que no tiene sentido y una convinencia de casualidades exagerada que facilita el desarrollo de la película pero que -al menos en mi caso- me sacó por completo de la película. En las películas anteriores estos detalles ya existían, pero eran escenas muy puntuales, diseñadas para molar y reforzar el carisma de los personajes... aquí son el eje de gran parte del desarrollo, y sencillamente no creo que nadie sea capaz de encontrar sentido a la organización de la base militar.
Es una pena, Cesar es un personaje tan impresionante como siempre, y la película en general tiene imágenes muy evocadoras... pero no está a la altura de sus predecesoras, es muy torpe en su desarrollo y su ritmo es tan pausado que creo que a mucha gente le aburrirá.

Y si la película anterior bebe demasiado de Apocalipsis Now.... de propina

Kong: Skull Island

Después del horror de Godzilla (ver reseña), y con el recuerdo de la pesada versión de Peter Jackson aún en mi memoria, esta película no me apetecía nada cuando se estrenó... pero la gente decía que era entretenida, así que me la apunté.

Y después de verla tengo que sumarme a la loa de aplausos a esta película. Es una nadería insustancial, no tiene apenas argumento, pero es lo que promete... un mono dando sopapos, con un Samuel L Jackson en plan Ahab contra él y algunos que otros humanillos por ahí que no estorban demasiado. Loki está pero como si no estuviera más allá de una vergonzosa escena con katana y máscara de gas, y la Capitana Marvel también anda por ahí pero no vemos ni una sombra de ese romance que provoca que la belleza mate a la bestia. 

Esta es una película más complicada de hacer de lo que parece, pues en verdad el gran villano es también el gran héroe. Kong es la estrella de la película, y uno no puede hacerlo malo... tiene que ser al mismo tiempo amenaza y salvación de los humanos. Es más complicado de lo que parece, pero la película lo salva apostando en la simplicidad. Los humanos caen a una isla muy chunga y tienen que huir, y Kong está por ahí para formar luego un universo cinematográfico con Godzilla para enfrentarse a Chutllu (supongo).
La película, como he dicho no tiene un gran argumento que la haga avanzar, pero tampoco tiene una horrible historia que la frene. La historia avanza con los mínimos, apostándolo todo al carisma del monstruo y a algunos habitantes más de la isla, a una ambientación en los 70 que da para muy buena música y una violencia sin contemplaciones. Los efectos están bastante bien y la imageniería de la isla está bastante trabajada; siendo quizás el mayor problema que los monstruos enemigos no terminan de ser muy carismáticos y que la mejor escena de la película es prácticamente la primera irrupción del gran mono.
Es una película simple, con no más pretensiones que entretener. Tiene alguna que otra escena impresionante, y alguna que otra bastante vergonzosa, pero creo que en líneas generales es bastante sólida dentro de su simpleza. No pretende ser un remake encubierto y se enfrenta a sus antecesoras con bastante desparpajo, lo cual me parece todo un acierto y una muy buena manera de actualizar un mito.
Tiene un buen ritmo, siendo corta y ágil, dando al espectador lo que quiere ver y sin irse por las ramas con dramas, romances o chorradas de ese estilo. Tan sencilla como honrada, como entretenimiento me parece una película bastante recomendable.

miércoles, julio 26, 2017

OPDM - 017 - Anime Verano 2017

Y por fin, en nuestro intento de bajar de las 2 horas de programa, superamos las 4. En esta edición, la del aniversario del podcast, repasamos la temporada de verano de anime, y añadimos a estas primeras impresiones una valoración rápida de las series de la temporada anterior.

En nuestra enciclopedia friki nos toca la "O", y eso se transforma en el mundo de Oz y los Orcos de la Tierra media.

Además, para finalizar, añalizamos el jeugo "Legend of heroes: trails of cold steel" y la serie británica "Misfits" (y de propina, por sobrarnos tiempo la Castlevania de Netflix)



Los tiempos del programa son los siguientes:

00:00 - Inicio
00:01 - Repaso anime primavera 2017
00:18 - Castlevania (netflix)
00:23 - Atlas : Oz
00:32 - Anime verano 2017

Katsugeki/Touken Ranbu
Koi to Uso
Shoukoku no Altair
Mahoujin Guru Guru (2017)
Princess Principal
Isekai wa Smartphone to Tomo ni
Tsurezure Children
Made in Abyss
Ballroom e Youkoso
Pikotarou no Lullaby Lullaby
Centaur no Nayami
Teekyuu 9
Youkai Apartment no Yuuga na Nichijou
Skirt no Naka wa Kedamono Deshita
Fate/Apocrypha
New Game!!
Keppeki Danshi! Aoyama-kun
Yami Shibai 5th Season
Vatican Kiseki Chousakan
Netsuzou TRap
Aho Girl
Isekai Shokudou
Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e
Kakegurui
Nana Maru San Batsu
Jigoku Shoujo: Yoi no Togi
Gamers!
Shingeki no Bahamut: Virgin Soul
Boku no Hero Academia 2nd Season
Nobunaga no Shinobi: Ise Kanegasaki-hen
Sakura Quest
Re:Creators

02:53 - Bestiario : Orcos
03:12 - The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel
03:37 - Misfits
03:55 - Despedida y ending

Como siempre, agradecemos likes, que ayudan a dar visibilidad al podcast. Esperamos también vuestros comentarios, ya sea en ivoox o aquí, ya sea sobre este programa en concreto o sobre el podcast en general.

domingo, julio 23, 2017

Este si es el final que Whole Cake Island pedía...

One Piece 873 - Atrapados como dulces en una caja

Cualquiera que lleve siguiendo mis reseñas de One Piece unos años habrá leído mi teoría sobre una Davy Day Figth con Big Mom, una teoría que involucraba a Sanji como cocinero como punto de partida. Sobra decir que ese escenario es ya poco menos que imposible, pero tras los erráticos vaivenes de capítulos anteriores la saga por fin ha alcanzado el que parece su desenlace más natural. Esta era la saga de Sanji, y al fin vamos a tener la mejor escena de cara a su lucimiento: una cocina. Big Mom no podía caer en esta saga... dejando a un lado temas de escalas de poder, esta es una saga casi de transición, con muy pocos miembros de la banda. Las soluciones surreales basadas en la comedia funcionan muy bien si se ejecutan con maestría, y Oda de vez en cuando acierta con sus pequeñas variaciones. Que todo al final se vaya a reducir a una prueba de cocina para Sanji me parece, de lejos, el mejor cierre imaginable para esta saga. Y que Pudding ayudara a la banda era algo casi previsible habida cuenta del desarrollo de la saga, pero que lo haga como cocinera y no con su tercer ojo me parece todo un acierto por Oda (aunque dudo que al final no veamos el despertar de este poder, principalmente porque si no el mangaka tendría que buscar después otro escenario para revelarlo). Y ya que Chiffon se pueda unir a esta fiesta de cocineros me parece una genialidad absoluta; en verdad es algo lógico y casi inevitable si tenemos en cuenta como Oda suele tratar a sus secundarios y como les da ocasiones para lucirse... aunque aún me pregunto como va a arrastrar a la gemela de Lola a la misma cocina de Sanji cuando supuestamente están escapando en una dirección opuesta.
Es complicado imaginar como va a conseguir Oda reconducir el escenario hacia la cocina y como va a conseguir la banda hacer tiempo para que Sanji cocine con la ayuda de Chiffon y Pudding (y los instrumentos que esta traerá). Pero el Oda de este capítulo -si bien sigue ninguneando aparentemente a Smoothie- ha recuperado a Compote, ha solucionado con crueldad el problema que suponía Opera y el juicio al que su familia había de someterle tras su negligencia, ha unido a Pekoms de nuevo con los suyos... e incluso ha hecho algo tan inesperado y propio de este manga como resucitar y dar una novieta a un secundario tan irrelevante como King Baum. Ese es el Oda que todos conocemos y el que ha escrito este manga que tras más de 20 años sigue siendo siendo muy fresco, y en ese Oda se confia. 

jueves, julio 20, 2017

Yukata Oppai Fighters

Tsugumono

Un chico suele deambular por ahí con el obi -esos cinturones de kimonos- de su difunta madre junto a él, le recuerda a ella y le tranquiliza tenerlo junto a él, es suave, huele tan bien como el poncho de Clint Eastwood en versión pétalos de cerezo y esas cosas. Este chico normal -dejando a un lado eso de dormir abrazado a una prenda de su madre muerta-, se encuentra un día atacado por una extraña chica que parece poseída... sabremos entonces que el obi esta vivo (dentro de la cultura japonesa eso de que los objetos cobren vida es bastante normal), y encima resulta ser una tía bastante cabrona que se dedica a putear al chico, y encima por una razón u otra tienen que acabar como una especie de exhorcistas luchando contra todos los otros objetos que cobran vida en su pueblecito.

En fin, no es el peor argumento que he visto en un shonnen.

Tsugumono es eso, un shonnen de los de la vieja escuela; peleas contra espíritus, con un prota que poco a poco se va superando, y que suele estar rodeado de chicas bastante ligeras de ropa (aunque por lo que tengo entendido en esta adaptación animada se han contenido bastante, siendo el manga original digno rival de cosas como "To-love-ru" (ver inspirada reseña)).
Esta no es una gran serie, es una serie sencillita para disfrutar con su comedia sencilla que suele limitarse a ver ver al espíritu del Obi -una Kiriha que se come siempre al resto del reparto por su gran carisma- torturar a su poseedor porque lo considera un inepto. Es una comedia sencilla que recurre a esos clásicos inmortales como golpes en los huevos, así como en el echii recurre a cosas de primero de Akamatsu como los accidentes en baños. En batalla tenemos algún que otro buen momento dado por el uso del obi, ya que al ser algo diametralmente opuesto a lo que entendemos por arma obliga al autor a calentarse un poco la cabeza. Todo esto naturalmente acompaña a una relación entre los dos protagonistas que poco a poco se va haciendo más fuerte conforme se ganan el uno y el otro el respeto y la confianza de su compañero. No es nada del otro mundo, pero esta escuela de shonnens suele funcionar dentro de su sencillez, y si hace algún tiempo que no se ha visto ningún exponente del género suele ser un visionado ameno.
A nivel técnico la serie no destaca especialmente. Los diseños no son especialmente buenos ni originales, y la animación no hace grandes alardes. No obstante, muestra un nivel bastante consistente y no tiene apenas bajones, lo cual en estos tiempos hay que decir que ya es bastante. En lo sonoro encontramos un par de temas pegadizos y fuertes dentro de su sonoridad tradicional, así como hay que decir que la seiyuu de Kiriha consigue transmitir bastante con el particular tono que le da a su voz.
Es una serie del montón. Entretenida y sencilla, para nada profunda ni especialmente interesante. Tiene más o menos las virtudes del género, como todos sus defectos. Si bien no creo que sea una serie a evitar, no es una serie que recomendaría particularmente a nadie; dentro de este género hay mucho donde elegir, incluyendo alguna que otra joyita. 

martes, julio 18, 2017

Conociendo a Arnold Bros (fund. en 1905)

El éxodo de los gnomos

"El éxodo de los gnomos" es en verdad una trilogía compuesta por tres libros: "Camioneros", "Cavadores" y "La nave". Componen el viaje de unas criaturas pequeñas, de unos 10 cm de altura, intentado sobrevivir en un mundo actual donde parecen ya no tener sitio para vivir. A medio camino entre la fantasía y la ciencia-ficción, el libro es un perfecto reflejo de la obra de Terry Pratchett, usando estas criaturas y su particular visión del mundo para reflexionar sobre muchos aspectos de la vida moderna.

El punto de partida nos presenta a unos gnomos que sobreviven a malas penas junto a una autopista y que acabaran llegando a una tienda gigantesca, cuyos gnomos piensan que constituye todo el mundo. Después las aventuras de los gnomos nos llevarán a otros escenarios. El punto de partida ya marca el que podríamos considerar el tema principal, el miedo a la libertad o la facilidad para autoencerrarnos en unas pocas posibilidades por el miedo a lo desconocido; este es un tema recurrente en la obra de Pratchett y aquí lo veremos muy bien expuesto con estas indefensas criaturas, conocedoras de un mundo muy pequeño y temerosas de todo lo ajeno a él, pero obligadas a enfrentarse a todos estos peligros... que a su vez les abriran mucho la mente y les harán replantearse todas sus creencias. A partir de los gnomos el genial autor inglés recrea muchos comportamientos y características de la sociedad actual; por supuesto tenemos el clásico feminismo del autor, tenemos también el debate entre ciencia y religión, así como tanto el conocimiento como la religión y su relación con el poder, tenemos reflexiones sobre la comunicación y las diferencias entre razas y especies, tenemos política y tenemos sociología, idealismo y pragmatismo. Además, a varias de esas ideas Pratchett les añade el componente del tiempo, al tener los gnomos una vida relativamente corta y poder insertar casi un componente generacional que muestra como la historia y los hechos se desdibujan a través del tiempo, en ocasiones intencionadamente.
La trilogía me ha sorprendido muy gratamente, ya que muestra tanto en sus temas como en el tratamiento de estos y la narrativa una solidez y elegancia superiores a las novelas de Mundodisco que se escribieron por aquellas fechas (finales de los 80). Pratchett muestra una inteligencia en los diálogos y una ironía en las situaciones espectacular, siendo algunos paralelismos con nuestra sociedad evidentes y siendo otros más rebuscados y mordaces. El ritmo de la saga es excelente, no tiene demasiados personajes y la trama siempre avanza hacia nuevos escenarios al tiempo que muestra todas las posibilidades de aquellos en los que se encuentra (de hecho aquí podría estar un fallo del libro al forzar quizás demasiado que las interpretaciones de los gnomos de elementos de la realidad siempre sean terriblemente acertadas para bien o para mal). No obstante, creo que es una saga que va de más a menos, con una primera entrega brutal y terriblemente lúcida, una segunda más oscura y descarnada pero algo más aburrida, y una tercera donde se abusa mucho de un "Deux Ex Machina" en forma de cubo que suele acompañar a los gnomos.
Aunque creo que Pratchett se pasa algo en su empeño de querer tratar todos los temas y similitudes imaginables, así como todas las posibilidades cómicas que surgen de la interacción de estos pequeños seres con objetos humanos y las interpretaciones que de estos hacen, es una novela terriblemente inteligente y muy recomendable.

domingo, julio 16, 2017

Winds of ending

Juego de tronos (temporada 6)

Todos temíamos esta temporada; en la quinta ya había habido muchas tramas inventadas y no habían sido precisamente lo mejor de la serie, ahora todo se complicaba mucho más con apenas unos pocos capítulos secundarios pendientes de adaptar y unas tramas principales ya completamente inéditas. Y lo cierto es que la temporada está bastante bien.
Tiene cosas horribles, como esa perversión de la trama de Dorne para lucimiento de féminas porque la HBO es la HBO, y hay cosas muy forzadas como alguna que otra acción de Ramsay, y la serie penaliza de una forma extraña a Tyrion mientras que se lo pone todo en bandeja a Cersei... pero con la excepción del horror de Dorne creo que el resto de fallos son más atribuibles a los libros y sus puntos flojos, y creo que la serie sobrevive bastante bien a tener que enfrentarse a las tramas extrañas de Bran y Arya (aunque en el caso de la segunda "el viaje de la heroina" dibujado no tiene lógica ninguna). Llegado un momento los libros se pierden en infinidad de tramas de relleno y personajes superfluos, y la serie por la sencilla imposibilidad de abordar toda la densidad del material literario original gana bastante en agilidad y ritmo.
Al fin, lo que todos queríamos: Lobos cobrándose su venganza
Sobra decir que a nivel de producción la serie es excelsa. Algún que otro actor joven de los que eligieron para papeles de niños podría ser mejorable, pero en general todos más o menos tienen un papel bastante digno gracias al guión y la dirección, y luego sencillamente entre los adultos hay mucha calidad actoral tanto en los protagonistas como en los secundarios. Los escenarios son ahora más grandes y variados que nunca, con unos exteriores muy evocadores merced a una fotografía grandilocuente, y unos interiores gigantescos y muy trabajados a nivel de atrezzo. Los efectos especiales han ganado en calidad, en su vertiente digital tenemos unos dragones majestuosos y grandes ejércitos generados por ordenador, y en su vertiente más tradicional vemos buenas batallas de espadas y una auténtica salvajada de batalla sucia y física como clímax de la temporada. Más allá de un par de melodías muy recordadas nunca he sido muy fan de la banda sonora de la serie, pero en esta ocasión me parece que el compositor ha subido el listón de su obra con versiones más espectaculares y oscuras de sus temas, así como la inclusión de un par de nuevos temas a piano muy delicados. La dirección de actores y la fotografía son muy buenos, como también el montaje y el guión de partida. Esta es una serie en la que la HBO invierte mucho dinero y se nota a todos los niveles de la producción.
Nobody expects the spanish inquisition!
El ritmo de la serie como tal me parece muy acertado en esta temporada, con unos primeros episodios que sirven para ubicar a los personajes y salir del difícil quebranto en el que quedo la trama del Norte en la temporada pasada, y un lento avanzar de la serie que poco a poco va aumentando la tensión y la intensidad de las tramas para explotar al final como es costumbre. No obstante, es justo decir que son muchas las tramas de esta temporada y que la distribución de los capítulos es algo errática en este sentido. Sólo tenemos Dorne al principio y al final, habida cuenta del horror de la quinta temporada es una bendición, pero verdaderamente esa trama debería haber acabado antes. Las tramas de Theon y Sam están tan salteadas a lo largo de la temporada, y su desarrollo es tan independiente del resto, que verdaderamente sólo parecen puestas para rellenar; algo parecido -aunque a menor nivel- sucede con las tramas de Arya y Bran, donde la acción en verdad se limita a un par de escenas y parece que la serie rellena por delante y por detrás de estas (son las dos tramas más mágicas y la serie hace lo que puede para sobrevivir a ellas aunque algunos de sus giros argumentales estén muy forzados). 
No obstante, el avance en la trama de Desembarco del Rey es notable, como también lo es que por fin se parezca solucionar toda la trama de Daenerys al otro lado del mar y en mayor o menos medida la de Invernalia. Hay algún que otro giro de guión forzado, y los teletransportes son más exagerados que nunca, pero en esta temporada da la sensación de que la trama no se estanca en ningún momento y que todo avanza. Y fiel a su naturaleza, tenemos grandes batallas de ejércitos y dragones, así como peleas y muertes tan sencillas como efectivas y espectaculares... pero en esta temporada además comienzan a resolverse muchas incógnitas, desde misterios aparentemente irrelevantes como el de Hodor hasta algunas de las grandes preguntas de la serie relativas a los Otros o la famosa teoría "R + L". 
La serie se acuerda de todos sus personajes y, mejor o peor, todos ellos progresan y hacen avanzar la historia hacia un final que se ve ya en el horizonte. Si bien no era una sensación general, si que era obvio que en algunas de las temporadas anteriores varias tramas estaban frenadas o avanzaban muy poco (ese interminable viaje de Bran al Norte, las eternas batallas de Dany contra los esclavistas o los devaneos de Arya); en esta temporada todas las grandes tramas avanzan, se podan algunas ramificaciones de la historia que no conducían a ninguna parte como Rickon, y se rescata del olvido a algunos personajes como Benjen, el Perro y todos los hijos del Hierro que sabíamos que serían necesarios en mayor o menor medida para el final. Tenemos 10 episodios, algo menos de 10 horas, y ahí algún minuto para humor chorra y esos primeros planos de penes que a la HBO tanto le gustan por alguna razón que no comprendo, e incluso podríamos decir que toda la trama de Ian McShane es de relleno, pero en general uno tiene la sensación de que todos los minutos de la serie están más bien invertidos.
Por fin...
Ahora quedan poco más de una decena de episodios... supongo que la primera parte de la séptima temporada estará centrada en la batalla por el Trono de Hierro y la segunda ya nos conducirá a la batalla del Amanecer. Serán pocos episodios, y habrá muchas batallas y muchas muertes, y habrá miles de escenas que todos los fans hemos imaginado que no veremos, pero lo cierto es que soy bastante optimista de cara al final de la serie. No lo era antes de esta sexta temporada, pero el bagaje final de esta me parece más que notable, y creo que productores, directores y guionistas nos van a dar un más digno final para la serie. Y teniendo en cuenta que no creo que veamos el final del puño y letra de Martin, y que incluso si lo viéramos este podría ser muy discutible merced a todas las tramas innecesarias que ha creado durante su bache creativo en los dos últimos libros, me parece que la serie es más recomendable que nunca.

viernes, julio 14, 2017

¿El peor episodio de Totland?

One Piece 872 - Pegajoso y esponjoso

Creo que no volveremos a ver Big Mom. Capítulos como el de esta semana me parecen la prueba. Si Oda fuera a volver a sacar a la Yonkou en una gran saga, si tuviera pensado algún escenario para su lucimiento... no estaríamos viendo esta saga. Me parece una saga forzada. Big Mom caerá ante la Marina (a Barbanegra lo saco de la ecuación por la guerra con los Revolucionarios) o ante cualquier otro gran poder, y Oda quería que Luffy tuviese su momento frente a ella para gritar lo de "voy a ser el rey de los piratas". Oda quería darle a Big Mom la gloria que se merecía, y de paso presentar a muchos de sus hijos y al mundo de fantasía que la rodeaba. Todo perfecto. El problema es que si meter a Luffy ahí era ya forzado con la excusa de los Vinsmoke, sacarlo era todavía más jodido... y eso se traduce en capítulos horribles como el de esta semana.

La saga aún no ha acabado, y a buen seguro pueden pasar cosas aunque sólo sea porque el grupo se ha separado y no hemos visto a Nami apenas usar ese Perfect Clima Tact que se supone que ahora esgrime, como tampoco hemos visto a Chooper o Carrott hacer gran cosa, y ni siquiera hemos terminado de ver la habilidad de Pedro. Sin embargo Luffy apenas puede moverse ya, así que uno pensaría que la saga debería estar comenzando a acabar ya. Eso era lo que pensaba la semana pasada, y la bomba tenía pinta de ser la herramienta de Oda para salvar los muebles, pero esperaba que lo hiciera de una forma bastante más elegante. Ignorando como han conseguido todos los aliados salvarse del derrumbe, es absurdo que no lo haya hecho ningún miembro de la banda de una Emperadora... cuando la propia Big Mom seguramente podrá volar a lomos de Zeus. Y ya el absurdo es incuantificable cuando varios personajes asumen que Big Mom y sus hijos habrán muerto por ese acontecimiento. Nadie importante muere por eso en One Piece, no hablamos ya de una banda que se estrella con un tren contra una torre, hablamos de masillas que sobreviven a cualquier lluvia de escombros aleatoria... pensar que Big Mom y sus hijos -entre los que por lo menos hay un logia confirmado y una tía que abre portales- morirían por algo así es tan surreal que no me creo que Oda lo haya firmado. 

El capítulo tiene cosas interesantes, Oda sigue siendo Oda y ata cabos. Me gusta que revele que los ingredientes que Streussen puede suministrar no le gusten a Big Mom, es algo bastante importante. Caesar recupera su corazón, que no deja de ser un objeto bastante relevante de la serie desde hace más de 200 capítulos. Se ha recordado que la banda tenía aparcado el submarino por algún lado y, en general, que Totland tiene ciertas dimensiones que hay que atravesar antes de escapar. Todo eso esta bien, y además parece que por fin nos despedimos de Capone, lo cual siempre me parecerá una buena noticia por muy bien que me caiga Chiffon. El supernova puede haber tenido algún que otro buen momento, pero me gustaba mucho más la idea de verle como uno de los piratas que se había refugiado bajo el amparo de un Emperador que la idea de que fuera un maníaco extraño. Capone no ha sumado nada a esta saga. Su plan para acabar con Big Mom resultaba ridículo, y más ridículo resultaba aún el hecho de que varias piezas clave de este fueran elementos que no podían estar inicialmente en su plan. Su plan para escapar no era mucho mejor, y su fanfarronería en este capítulo ya ha resultado vergonzosa. La saga no tendría que haber cambiado mucho para seguir adelante sin él, y estos cambios habrían seguramente sido a mejor.

Es un mal capítulo, quizás el peor de toda la saga. Una saga extraña, con cosas buenas y brillantes, con ideas muy locas y divertidas, y la narración y revelación de elementos importantes para el desarrollo de la historia. Pero por cada Big Mom, por cada Cracker, por cada ojo suplementario de Pudding o por cada gloriosa hoja de Jimbe o Brook, Oda nos ha dado tramas muy endebles como la de los Vinsmoke, ideas forzadas como la de Capone o desarrollos muy decepcionantes como el de Bobin. 

No diré que Totland me parece la peor saga tras el salto temporal, pero desde luego esta muy lejos de ser la mejor. En mi ranking actual estaría empatada con la saga de la isla submarina, mucho más modesta pero también bastante más sólida; sólo por encima de Punk Hazard

miércoles, julio 12, 2017

La cara B del cine comercial

Baby driver

Edgar Wrigth es un director que me gusta mucho, sus películas tienen una gran personalidad y resultan sumamente entretenidas. Esperaba mucho esta "Baby driver", pero una vez vista mis impresiones con respecto a ella son algo contradictorias.

Lo primero es lo primero, la película no me parece especialmente recomendable. La historia que cuenta es bastante sencilla, con un chico que trabaja para un gangster a modo de conductor de atracos, pero que en el fondo es un buen chico... y un día conoce a una chica y quiere salir de ese mundillo. La historia y los personajes son muy típicos, aunque aquí tengo que decir que me sorprendieron para bien al ser principalmente "oscuros"; me esperaba una comedia y el tono de la película es mucho más serio (aunque esta lejos de ser un drama y también tiene sus líneas de guión cómicas). El ritmo de la película es algo extraño, con un primer acto muy potente, un segundo bastante plano y un tercero que entra de golpe y es bastante largo.
Pero claro, la estructura de esta película no se puede medir con los baremos habituales. La película es, de principio a fin, un experimento formal. Todo, absolutamente todo, esta sujeto a la música. Las canciones son constantes, con un protagonista que la escucha de continuo con unos auriculares que se transforman en los altavoces del cine, son canciones que el protagonista supuestamente elige en función de su estado anímico y de lo que le sucede, y que va canturreando y bailando a lo largo de la película. Es extraño, y por exageradamente original y meritorio que sea hacer que la película encaje en este formato, tengo que decir que en su primera mitad hay momentos en los que me aburre... aunque aquí también es justo decir que la música escogida no suele estar dentro de mis gustos particulares, eso influye. Luego tenemos las escenas de acción, donde la música es más rockera y donde todo encaja con los golpes rítmicos, y en esos momentos la película es increíble, fascinante e hipnótica.
La película es un experimento increible, una locura de idea puesta en práctica que creo que ha de ser vista por cualquiera con un poco de curiosidad cinéfila... pero como entretenimiento puro y duro, no es una película que pueda recomendar. ¿Mejor que cualquier blockbuster del momento? Sin duda, esta es una película tan rompedora que cualquier espectador la seguirá recordando varios años después. ¿Más entretenida que cualquier blockbuster genérico? A nada que el blockbuster sea un poco digno y no insulte la inteligencia... no.

lunes, julio 10, 2017

LA ENTRADA DE BERSERK

Berserk:
la edad dorada
Parte 1 - El huevo del rey conquistador
Parte 2 - La batalla de Doldrey
Parte 3 - El advenimiento


No tanto como las aún no finalizadas películas de Evangelion, pero había ido posponiendo demasiado tiempo la visualización de estas películas. Tres películas que cubrirían el arco de la Edad Dorada de Berserk, palabras muy mayores estas cuando hablamos de manga. Había ya una adaptación, un anime de finales de los 90, sin embargo el ritmo de este era algo extraño y uno encontraba que prácticamente empleaba 20 de sus 25 episodios para adaptar 5 tomos, y luego adaptaba una cantidad semejante de páginas los restantes capítulos. Era un buen anime que reflejaba muy bien la convivencia de la Banda del Halcón y los lazos que entre ellos se formaban, pero la censura era una gran losa y -si bien sobrevivía como podía a la alegre sangría que siempre ha sido esta serie- el Eclipse y algunas escenas de sexo eran demasiado para ella. 
Era de esperar que estas películas suplieran aquellos problemas. Y era de esperar también que quince años después hicieran gala de una factura técnica impresionante.


El resultado, desgraciadamente, es irregular. Estas tres películas tienen cosas muy buenas, pero también tienen algunas malas. Dejando a un lado su apartado técnico, creo que el mayor problema de estas películas es su falta de metraje; la tercera esca cerca de las dos horas, pero la segunda apenas llega a hora y media, y la primera sólo dura una ridícula hora y cuarto. El material a adaptar es extenso, y eso se traduce en que hay que cortar, y me parece acertado que corten un tomo entero como era la persecución a cargo de demonios tras el rescate de Griffith, como también me parece correcto que la reina haya desaparecido practicamente de la historia y que la conspiración contra Griffith se haya simplificado. Todo ello me parecen aciertos, un ejemplo de como se ha de adaptar una obra. Entiendo, aunque no me guste, cambios más polémicos como puede ser que Gatsu no utilice la espada de Zood en Doldrey, al fin y al cabo se potencia así su protagonismo. Ahora bien, me parece un error que se haya eliminado/fusionado la escena de la fogata de los sueños, o que se haya eliminado el potentísimo momento en el que Gatsu intenta estrangular a Kiaska por la visión de Gambino, son escenas muy poderosas e icónicas de la serie que ayudan a definir mejor al protagonista (e incluso a Kiaska y a la relación entre ambos).
He aquí el que considero el principal problema de las películas. Les faltan minutos de convivencia de personajes. La relación entre Gatsu y Kiaska avanza de una forma muy forzada y, más importante todavía, no vemos como Gatsu y Griffith se convierten en esos dos grandes amigos que se autodestruyen el uno al otro. Faltan pequeños momentos de convivencia entre ellos, de risas y de bromas, de la simple felicidad que ambos viven sin darse cuenta y que después tanto echarán de menos. Y si el trío protagonista no está bien desarrollado, que decir del resto de los miembros de la cuadrilla... los conozco como lector del manga original, pero dudo que alguien que vea únicamente las películas vaya a recordar sus nombres. La cuadrilla era, seamos sinceros, una colección de personajes clichés, pero en estas películas no se llega a ver la fraternidad que entre ellos existe. Corkas es sencillamente insufrible y Judeau no habla apenas, Pippin ya era plano en el manga, y Rickett es un personaje que aparece de vez en cuando y un profano podría preguntarse de continuo quien es. Creo que con un cuarto de hora más en la primera película y algunos cambios en el montaje este problema podría haberse solucionado.
Enlazaría aquí el siguiente problema que le he visto a las películas, y es el protagonismo de los beherit. Sobra decir que estas piedras son muy importantes, pero salvo en determinados momentos su presencia en el manga es mínima. Ocasionalmente se nos recuerda que están ahí y su poder, pero creo que funcionan más como un elemento en la sombra que como una línea narrativa. Creo que un par de referencias sutiles en la primera película habrían bastado para justificar el Eclipse, pero en lugar de ellos tenemos unas piedras con una presencia demasiado fuerte, unas piedras que marcan incluso el principio y el final de las películas mostrándose como el eje de la historia. Creo que esto es un error, las películas deberían haberse centrado en la relación entre Griffith y Gatsu, con este como protagonista y narrador de la historia; la amistad entre ambos (con Kiaska en la ecuación) creo que habría funcionado mucho mejor como hilo conductor. La segunda película, por ejemplo, acaba con la captura de Griffith; cualquier lector del manga sabrá de la importancia de este hecho y de lo importante de la perdida del pedrusco rojo... pero creo que todo esto, así como una escena de sexo entre Griffith y Charlotte demasiado larga, habrían funcionado mejor como un flashback o un prólogo de la tercera película; teniendo en cuenta la trama de la segunda película, el final lógico y más potente habría sido el momento en el que Gatsu abandona la cuadrilla.


No obstante, a pesar de que por mis párrafos anteriores pueda parecer que no me han gustado las películas, no ha sido así. Son mejorables, por supuesto, pero en líneas generales creo que adaptan bastante bien la esencia de la historia. Y se centran quizás en algunas escenas icónicas, pero estas están muy bien plasmadas. Es una gozada ver a Gatsu pelear contra un centenar de hombres y poder creerse esa batalla debido a que los enemigos no se están quietos. Quizás se note mucho el ordenador en las batallas multitudinarias y falte variedad en los rostros de los soldados genéricos, pero vemos espectaculares enfrentamientos en los que se ven variaciones estratégicas. Y es imposible que la animación esté a la altura del grafismo de la obra original, pero el Eclipse consigue -sobre todo en sus prolegómenos- capturar todo el ambiente de tensión y opresión que se supone a ese infierno lovecraftiano. Creo que se podrían haber mejorado las relaciones entre los personajes, y creo que se podrían haber ahorrado algún que otro desnudo de Kiaska (la pobre sale más desnuda que vestida), pero todo lo importante de la Edad Dorada está en las películas y la inmensa mayoría de los cambios son lógicos y casi inevitables, e incluso alguno que otra mejora la obra original al suprimir algún punto que se notaba de relleno por la previsible presión que tendría Miura de meter batallas frecuentemente.
La animación se nota digital, y canta. Aunque pierde parte de su encanto visual, creo que no hay ningún problema en usar el ordenador para los fondos o los personajes en segundo plano. El problema llega cuando se la cámara lo enfoca y el espectador no puede evitar ver unos movimientos demasiado robóticos (especialmente en los caballos) y unos cuerpos en los que se notan las texturas sobre los polígonos. Hay series en las que este defecto no canta tanto por el diseño de producción; pero en Berserk -una serie con un dibujo brutalmente detallado y con bastante realismo- este defecto se nota mucho. Sucede sobre todo en las escenas de batalla y un poco en el eclipse, y uno se acostumbra, pero ocasionalmente vemos algún plano en el que lo digital es muy notable y esto siempre te saca un poco de la película. Es una pena que no se recurra más a la animación tradicional, porque en los momentos puntuales en los que las películas recurren a ella obtienen un gran nivel.
Del resto de apartados técnicos poco se puede decir. Los seiyuus están bastante bien, y la banda sonora es simplemente es también muy buena, con algunos temas con coros muy potentes.


No son perfectas, pero estas películas adaptan muy dignamente la grandísima saga en la que se basan y creo que son absolutamente recomendables para cualquier fan del manga.

Berserk (2016)

Mucho, y malo puede decirse de esta adaptación. Pero creo que también pueden decirse cosas buenas, y creo que en esta caso las cosas buenas pesan más que las malas.
Pero lo malo es lo primero que se ve porque esta serie, sencillamente, es muy fea. Se optó por una animación basada en ordenador, supongo que por motivos presupuestarios porque por motivos artísticos resulta imposible de comprender. En un medio como el anime, visualmente muy potente, donde la imagen lo es casi todo, tenemos una serie que sencillamente es muy fea. El dibujo del manga, conocido es, es un auténtica salvajada, repleto de mil y un detalles. Aquí tenemos unos diseños planos carentes de detalles, con unos fondos estáticos, una paleta de colores muy triste, unas animaciones robóticas y una censura notable como colofón. Es muy difícil dotar de vida el dibujo de Miura con el detalle que este se merece, pero una cosa es una adaptación que no esté a la altura y otra una que desde el principio se nota que ha escogido un enfoque erróneo. En algún momento el estilo sobrevive (me encanta como queda con el caballero de la calavera), pero en líneas generales visualmente estamos ante una serie que sencillamente no es bonita de ver, no ya sólo porque este estilo de animación no se adapta a la serie, si no porque además se nota que ha habido muy poco presupuesto y los recursos han sido mínimos.
La pena es que quitando la animación, el resto del anime raya a gran altura. Tecnicamente los dobladores hacen bien su trabajo (la seiyuu de Kiaska me suena algo rara, pero también es cierto que su papel es extraño y complejo a su manera). Pero la música está bastante bien con unos buenos temas principales para Guts y Griffith y unos excelentes opening y ending. Y el ritmo de la serie es francamente bueno, el arco de la Inquisición nunca me gustó demasiado en el manga y aquí comprimen todo lo posible la trama de los curas para centrarse en el conflicto de personajes como Farneze, reflejar la locura de Gatsu y enarbolar un mensaje potente de manos de la dupla Nina-Luca. Se introducen bastante bien los nuevos personajes del grupo, e incluso la terna Gatsu-Kiaska-Griffith está bien presentada para los profanos en el universo con unos primeros episodios repletos de flashbacks que resultan algo extraños y adaptan muy libremente el material original, pero que me parecen excelentes a nivel de guión y ritmo (no en vano el propio Miura está involucrado en la serie).
Esta temporada presenta una trama oscura, y ni los villanos ni el escenario me han gustado nunca demasiado, no obstante creo que el anime resulta entretenido y cuenta bien la historia; no puedo decir que sea espectacular por la pobre y discutible factura visual de la serie, pero si que creo que resulta emocionante y épico de sobra. Aún con su aspecto, me parece una serie no ya recomendable, si no imprescindible.

Berserk (2017)

Creo que mis críticas a estas adaptaciones son, en general, bastante positivas. Por su estética visual, no son un producto que haya gozado de un gran favor del público, y creo que soy de ese grupo de espectadores que han hecho un poco la vista gorda en honor al material de partida y a algunos otros elementos de estas adaptaciones. Hasta aquí.
Esta segunda temporada, que tiene como punto de partida un material mejor que el anterior, o al menos uno más adaptable por el giro que tomo "Berserk" hacia el shonnen en su tercera decena de tomos, es sencillamente horrible. Uno pensaría que la animación habría de mejorar, que el estudio habría identificado los puntos más problemáticos de su predecesora. No. Rotundamente no. En sus primeros capítulos puede no ser tan malo, pero en su segunda mitad, cuando el manga nos regalaba escenas increíbles, este anime se hunde en el más absoluto de los horrores visuales. He visto pocas cosas peor animadas que esta serie (quizás "Tokko"). Una cosa es un mal episodio, eso les pasa a muchas y puede incluso entenderse. Otra cosa es cuando el nivel comienza a bajar, cuando una animación por ordenador lo sustituye a todo, y cuando en esa animación ni los diseños estran trabajados y lucen peor que una intro de videojuego de hace 15 años. Los personajes no tienen detalle y apenas se mueven, y cuando lo hacen faltan cuadros de animación por todos lados. Uno sabe que es imposible plasmar en animación el dibujo tan exageradamente detallado y sobrecargado de Miura y sus dibujantes, pero esta serie ni siquiera lo intenta, te planta un monigote horrible que recuerda vagamente a una viñeta del manga y se queda tan tranquilo.
Lo peor de todo es que el resto del anime es muy bueno. Se saltan todo un arco del manga, así como omiten la presentación de otro personaje muy importante, y algunas escenas transcurren un poco más rápido de lo que me habría gustado, pero todo el desarrollo de personajes esta perfectamente realizado, y todas las grandes explicaciones que la trama necesitaba están expuestas a la perfección. El trabajo de guión y de composición de la serie es excelente; incluso palian ese problema del manga original que dejaba a este arco sin un clímax claro al centralizar el final de la serie en Schierke y su particular viaje de descubrimiento junto a Gatsu. Al margen de los horrores de la animación, esperaba un poco más de la batalla en el pueblo y en el Qliphoth , sin embargo la serie consigue componer un ritmo muy bueno y el resultado final me parece impecable en ese sentido.
Es una pena, a nivel de guión y planificación la serie me parece una maravilla. Pero visualmente es tal horror que es difícil concebir como demonios han podido dar luz verde a semejante proyecto en una franquicia tan potente como esta.