domingo, diciembre 28, 2008

La historia más grande jamás filmada

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS

Llevo varios años eludiendo esta reseña pero creo que este año ya es inevitable. Es difícil, muy difícil, analizar las que sin duda son mis películas favoritas. Leí el libro de Tolkien hace tres lustros, y desde entonces se pareció en lo más parecido a una biblia que hay en mi pagana existencia. Hace una década, en un periódico, descubrí que se estaban comenzando a rodar las películas; un director desconocido y una producción que parecía carecer de los medios necesarios no despertaron mi confianza. Años después, estaba en el cine esperando ver una película que no me llamaba demasiado la atención y entonces inesperadamente apareció ante mi un trailer en el que un anillo comenzaba a girar y en cuyo interior el fuego dibuja runas; la imagen de los nueve miembros de la comunidad pasando por una montaña uno a uno se grabó en mi memoria. Luego llegaron las películas, las versiones extendidas, los premios, las polémicas por Tom Bombadil y el resto de pasajes olvidados o salvajemente alterados. Las películas fueron nuestras y pudimos disfrutarlas. Porque yo tengo la suerte de ser uno de esos fans de los libros que además es fan de las películas. Defectos, los tienen, es inevitable. Hay aspectos que se podrían mejorar cinematográficamente, y cambios con respecto a los libros que son muy discutibles. Pero para mi gusto el conjunto de virtudes de estas películas es desproporcionamente mayor al de defectos.

La comunidad del anillo

La sorpresa. Todos afrontabamos está película con muchos miedos. Tiene algunos defectos: el peso excesivo de Arwen en la historia (algo que se prolongará a lo largo de toda la saga), la sensación de "pachanga" que rodea al majestuoso concilio de Elrond, el duelo de magos, lo perturbador que resulta Lothlorien y lo discutible que es que Aragorn deje marchar a Frodo. Pero son detalles menores ante lo que verdaderamente esta película es: una magníficia presentación de personajes e historia y, sobre todo, un viaje increible por la cautivadora Tierra Medie que Peter Jackson recreó en Nueva Zelanda.
La película me ganó desde el principio, desde ese prologo majestuoso en el que logran resumir la historia de los anillos. Posteriormente llegaba la Comarca, y allí el director se detiene lo necesario para mostrarnos la personalida de los hobbits y el pequeño paraiso por el que los protagonistas llevaran a cabo su gesta. Peter Jackson pronto demuestra que lo va a arriesgar todo y nos muestra ya Minas Tirith, la Torre Negra e Isengard. La película se convierte en un viaje fascinante en el que se nos muestra una preciosista y élfica Rivendel, una sugerente cima de los vientes, unas increibles minas de Moria, unos majestuosos Argonath, un impresionante bosque de Lothlorien. Aparecen ante nosotros elfos y orcos diseñados con una perfección increible, surgen los Nazgul como los espectros de pesadilla que Tolkien describió y el momento de la aparición del Balrog de Moria en toda su gloria sencillamente dejaba en ridículo cualquier cosa que había visto hasta entonces en el cine.
Es una película relativamente alegre hasta la "muerte" de Gandalf. Vemos a un grupo de protagonistas y vemos como la amistad crece entre ellos (particularmente emotiva la secuencia en la que Gimli y Legolas comentan sus regalos, cercena en la versión estrenada en los cines). Un viaje en el que aflora un compañerismo y en el que la amenaza de Mordor aún está muy lejos. Aunque al final la película adquiere la épica de la serie gracias a la gloriosa batalla de Gandalf contra el Balrog y la emotiva muerte de Boromir (más conseguida que en el propio libro), la película es más un espectaculo visual, un espectaculo que tiene como objetivo cautivar al espectador con sus increibles paisajes para contrastarlos con la oscuridad de Mordor e Isengard y así explicar la importancia de salvar la Tierra Media.
Hay comedia y hay acción magistralmente narrada; quizás se agradeciera una cámara más estática, pero en una guerra no desentona el caos y el presupuesto de toda esta saga no es tan grande como el de otras películas americanas. El ritmo de la película es excelente a pesar de las limitaciones del medio y las restricciones a las que la propia historia la sometía. La sensación de viaje esta perfectamente conseguida.

Las dos torres

La película más complicada de rodar de las tres y seguramente también la más floja. La guerra que se aventuraba en el filme explota aquí. Es una película puramente bélica y esa parte funciona con a la perfección. El problema radica en que la historia se ha fraccionado en tres tramas; siendo una de ellas claramente superior al resto. La parte de Aragorn, Legolas y Gimli está claramente alargada, pero nos presenta a la perfección al pueblo de Rohan y muestra como las verdaderas consecuencias de Sauron y Saruman, el como los pueblos libres están perdiendo precisamente esa libertad y como no pueden hacer nada para evitarlo. Aragorn debe comenzar a asumir su rol de rey. El segundo hilo argumental es el de Frodo, Sam y Gollum. Es una trama mutilada por la imposibilidad cronológica de incluir a Ella-Laraña y finalizar la historia con un Frodo aparentemente muerto. Es una trama en la que apenas pasa nada y en la que el espectador tiene la sensación de no ver un gran avance de los protagonistas, y donde Jackson tiene que recurrir a Faramir y Osgiliath en una polémica decisión para preparar el camino de la tercera película y proponer un climax dramático. Esta parte, no obstante, presenta a Gollum. La tercera trama es la de Merry y Pippin, donde todo sucede al principio y al final de la película, y donde todas las secuencias que aparecen en la segunda hora de metraje parecen mero relleno.
La película tiene defectos contra los que no puede luchar. Una parte de la historia es mucho más potente que el resto y cinematograficamente sería un crimen no concluir la película tras la batalla de Cuernavilla. El ritmo, por los problemas de las tres tramas antes citadas, es el peor del de las tres películas. El desvío a Osgiliath y la actitud de Faramir son muy discutibles (algo más entendibles y vemos la escena con Boromir y Denethor de la versión extendida). Gimli pasa a convertirse en un recurso demasiado cómico. La llegada de los elfos a Helm parece más una concesión al casting que una acción lógica en el guión, ya ni hablar de Arwen, Elrond y Galadriel. Pero nuevamente la película tiene grandes virtudes. La miseria de la Tierra Media queda reflejada a la perfección, y contra esta miseria se levanta un gran mal; el que en las cavernas centelleantes estén las mujeres nos muestra porque luchan los hombres, y estos motivos después justificarán igualmente la batalla de Pelennor. Aragorn se convierte en héroe y los lazos que le unen a Gimli y Legolas se refuerzan forjando un trío con el que el espectador establece una complicidad inmediata (afortunadamente se conservan los "piques" entre el elfo y el enano). Gollum aparece ante nosotros como una criatura rastrera y maligna, pero la capidad del actor Andy Serkis y de los trabajadores de Weta Digital lo transforman en una criatura compleja y lastimosa. Y por supuesto está la acción. Donde "La comunidad" mostraba paisajes, "Las dos torres" muestra sangre. La batalla de Cuernavilla es espectacularmente épica a pesar de alguna cuestión estratégica cuestionable, treinta minutos de acción impecablemente rodados con una variedad de acciones y situaciones ejemplares. Y luego tenemos a los ents y ese festival de simple y llana destrucción que nos muestran y que no puede si no sacar una sonrisa del espectador.

El retorno del rey

Y llegamos a la tercera película, por los defectos heredados de la segunda entrega la más larga y densa, y por las características de la propia novela la más complicada de todas. Pero también la que, por las virtudes de su director, es la más épica y grandilocuente de las películas que he visto. Una película en la que todo es frenético de principio a fin, un torrente de acción y emociones sencillamente superlativo.
Lo impresionante es que, a pesar de tener mucho que narrar, podemos casi asegurar que "El retorno del rey" no comienza sus partes equivalente del libro hasta pasada una hora en el caso de Aragorn y dos en el caso de Frodo, y aún así funciona a la perfección. El montaje es mucho más hábil que en "Las dos torres" y las escenas que se suceden son más breves y están mejor intercaladas; todas las tramas se desarrollan sincronamente y todas crecen hasta llegar a los grandes clímax que suponen Pelennor y Ella-laraña y La Puerta Negra y el Monte del Destino. Jackson consigue tiempo para desarrollar a la perfección el drama de Faramir, para profundizar algo más en la relación entre Pippin y Merry, para volver a mostrarnos la malicia de un Gollum ya sin capacidad de redención, para sorprendernos convirtiendo en épico algo tan mundano como el encendido de unas antorchas.
Caído ya Saruman, Mordor aparece como una amenaza mucho mayor. Y entonces llega Pelennor, una batalla que deja en pañales Cuernavilla. Superlativa a todos los niveles posibles, presenta un gigantesco asedio con todo tipo de maquinas y criaturas. trolls, orcos, Mumakil y Nazgul se enfrentan a la Ciudad Blanca. Un intercambio inicial de catapultas da lugar a una invasión de almenas mientras los espectros del anillo revolotean por la ciudad al ritmo de una música terrible pero grandiosa. Finalmente las puertas de la ciudad ceden y todo se convierte en una batalla campal en la que los hombres de Gondor se ven obligados a retroceder mientras su senescal enloque. Y entonces llegan los Rohirim en una escena que no creo que pueda ser facilmente superable en el cine. Y mientras todo esto sucede Samsagaz se enfrenta a una araña gigante, a una torre de orcos y al propio Anillo Único.
Tras la gran batalla de Pelennor vendría el inevitable problema de una pelicula que ha mostrado un clímax insuperable y a la que aún le resta más de una hora de metraje. Jackson lo resuelve acelerando el ritmo. Quizás la sensación de que Mordor es recorrida muy rápido por Frodo y Sam podría haberse evitado, pero el ritmo de la película se resentiría demasiado rápido. Todo sucede con una velocidad increible y casi inmediatamente a que consiguieran entrar en Mordor Sam esta cargando a hombros con su señor en un momento impagable. Y mientras Aragorn y cía llevan a cabo una misión suicida para distraer la atención de Sauron con una carga que, acompañada por la versión coral del tema de la comunidad, escala un nivel más de la épica de la serie.
Luego resta el final, un final largo como merece la historia, triste y meláncolico como pocos. Un final con una escena de cuatro héroes brindando en una taberna entre gente que no conoce de sus acciones y a la que han conseguido salvar. Un final poco menos que perfecto.
"El retorno del Rey" es más grande, más espectacular y más emotiva que sus predecosas. Un cierre perfecto para un proyecto que particularmente siempre había creido imposible.


La trilogía de Peter Jackson es un ejercicio grandioso de cine. Partiendo de un libro maravilloso consiguen armar una trilogía cinematográfica maravillosa. Naturalmente hay puntos de ruptura con el libro, pero creo que el espíritu de la obra de Tolkien esta perfectamente mantenido y sencillamente vemos "El señor de los anillos" adaptado al cine. El medio cinematográfico es muy distintos al escrito y es comprensible que "Las dos torres" acabe tras Cuernavilla, que todo suceda muy rápido al final de "El retorno del rey" o que haya partes que se hayan omitido en favor de otras que se han extendido (Tom Bombadil y Arwen).
La película tiene defectos, es normal, pero tiene muchas más virtudes y consigue el imposible de capturar la magia del libro. Unos actores en estado de gracia. Un guión terriblemente trabajado y más terriblemente respetuoso aún con la obra original. Un montaje monstruosamente complejo. Una fotografía sencillamente increible. Unos paisajes naturales majestuosos. Un trabajo de maquillaje gigantesco. Unos efectos especiales donde lo tanquible es escogido antes que lo digital. Una música grandilocuente y épica. Un director que sencillamente supo coordinar todo lo anterior a costa de varios años de su vida. Tres películas sencillamente inolvidables.

20 comentarios:

yue_sayuri dijo...

Yo no me había leído los libros sino llega a ser porque vi las películas. Fueron lo que me animó a leérmelos y descubrir que era todo lo que faltaba ^^ Me entró el gusanillo =)

Estoy muy de acuerdo en todo esto que dices en el último parágrafo: "Una fotografía sencillamente increíble. Unos paisajes naturales majestuosos. Un trabajo[...]" El trabajo que hay sobre estas películas es realmente increíble y sobresaliente, des de los maquilladores hasta los encargados de la música, todo magnifico (Y bien que le dieron premios por todo xD)

Lo que peor me sentó de esta trilogía fue la parte de los hobbits, toda la parte de Frodo y Sam se me hizo muy pesada y empezaron a caerme muy gordo los Hobbits o.o

Grandes películas y majestuosos libros ^^

eter dijo...

Bueno, cualquier crítica que se los puristas hagan a la saga siempre puede ser revatido con esto. Si las películas atrayeron a más gente a los libros... cualquier error se le ha de perdonar.

El trabajo de la película es monstruoso. Pero cuando ves los extras de los dvds ves que no era "así". Todos disfrutaban. Había un respeto y un amor terrible hacia la obra de Tolkien y cada miembro del equipo quería hacerlo lo mejor posible porque sabía que estaba participando en algo que era más que una simple película.

La parte de Frodo y Sam se hace algo pesada en las Dos Torres, pero en el Retorno del Rey es increible. Elijah Wood... bueno, hace de un Frodo que es un zombie, no esta mal pero tampoco destaca, pero la humanidad que le da Sean Astin a su Sam es increible.

padawan dijo...

Me leí los libros un montón de veces, pero, desde que ví las películas, no he vuelto a cogerlos... Sí que he vuelto a releer algo de los Cuentos Inconclusos, que, al final, resultan bastante más sintéticos. Las películas no me gustaron mucho. Todo se alarga hasta extremos insospechados. Y, además, al fin y al cabo soy un pureta, y no entiendo muchas de las morcillas metidas con calzador en la historia

smith corona dijo...

Se tiende ha despreciar a cualquier adaptación literaria al cine. Sobre todo por los seguidores más aferrimos. Es imposible abarcar una obra tan extensa como el señor de los anillos en sólo tres peliculas y que todo quede fiel al libro.

Para mi una buena adaptación al cine tiene que cumplir dos cosas. La primera, como dices, es que se conserve el espiritu de la obra y el caracter de los personajes. No soy un gran conocedor de la obra de Tolkien (solo he leido el libro dos veces), pero creo los principales protagonistas, Aragon, Gollum, Fodo y Sam, estan bien representados y transmiten el mensaje de la obra. En eso ayuda que el director conozca bien la obra, creo que Jackson es un gran fan de la trilogía y se nota. La segunda y más importante es que la pelicula debe funcionar como tal y a mi me gustaron las tres. No se puede hacer un calco exacto y esperar que funcione.

Pasa con las recientes adaptaciones de comics como "Watchmen" o "Dragon Ball", defenestradas antes de nacer(la última con más razón xD)por los puristas. Creo que deberían ser más condescendientes. Más

KillBoss dijo...

Estoy completamente de acuerdo con tu reseña, con respecto a los cambios, no me saben mal, entiendo que la forma de narrar una película no es la misma que un libro, y eso provoca que se tengan que cambiar cosas y suerte que no pusieron a Tom Bombadil, la parte del bosque es la más aburrida de todo los libros (en mi opinión xD) y fue hay donde desistí de leer la trilogía en mi primer intento xD, después de ver la primera película, me lei los 4 libros de un tirón xD.

Muy buena critica, yo aun tengo que reunir el valor para hacerla xD.

Pennywise dijo...

Me compré los 2 primeros libros con 13 años y no pude pasar del primero, se me hicieron eternos y sinceramente dudo mucho que les de una oportunidad ya que la fantasía heroica(en lectura) no es lo mío. Así que pocas quejas oireis mías en matería de adaptación.
Así pues ,las películas me parecen de una épica maravillosa, hacen creíbles todas las criaturas que lo pueblan y pese a que posiblemente no sean las mejores películas del mundo, consiguen transportarte a la Tierra Media y sentirte lo mismo que los protagonistas.
Eso sí Frodo es muy ahostiable.

Roy Ramker dijo...

La verdad es que la adaptación de El Señor de Los Anillos al cine fue todo un acontecimiento, a mi me gustaron mucho, era obvio que no se podía adaptar todos los libros y en mi opinión, resultú un trabajao muy digno. Y como bien apuntas, los paisajes y escenarios son realmente espectaculares.

Raistlin dijo...

Una vez más, estoy completamente de acuerdo contigo. En todo.

Todavía recuerdo la espera día a día entre película y película, el primer trailer de cada película, y sobre todo el mágico momento cuando llegaba diciembre con la ración anual de Tolkien en el cine.

Una gran trilogía, y una muy buena adaptación.

eter dijo...

padawan, todo es cuestión de gustos, como siempre. Es cierto que en las películas se explayan mucho en algunos aspectos y obvian otros, pero no deja de ser necesario. No quiero imaginarme la pesadilla de elaborar el guión de estas películas y después montarlas. Como películas, si obviamos el libro, yo creo que funcionan bastante bien, y eso al fin y al cabo es lo más importante.

smith-corona, las novelas siempre serán mejor que la película, por simple capacidad narrativa. Naturalmente hay alguna que otra excepción (quizás La Princesa Prometida). Pero por norma general una adaptación suele ser bastante peor que el libro... pero si no se quiere adaptar literalmente salen cosas muy buenas. Y esta trilogía es un buen exponente de ello.
En estas películas tuvieron la primera idea de adaptarlas libremente... y eso les dio valor, y luego se dieron cuenta de que sus ideas funcionaban mucho peor que las del libro y regresaron a la obra de Tolkien.
Con respecto a las futuras adaptaciones... Watchmen no se, pero creo que sólo con las imágenes promocionales "Dragon Ball" ya muestra por donde van a ir los tiros.

killboss, Tom Bombadil es... purista. Te lo lees la primera vez y es horrible, pero después es una maravilla cuando se pone el anillo y demás.
Algo parecido pasa con el final y Saruman en la Comarca. Algo que al principio parece completamente anticlimático y después te das cuenta de que es casí más épico que todo lo anterior.

pennywise, yo no puedo hacer otra cosa que recomendarte que intentes leerte la obra original. Aunque no soy demasiado parcial.
Las películas son lo más épico que te puedas echar a la cara. Una misión suicida con dos seres insignificantes y al mismo tiempo una guerra de los hombres como hordas y hordas de monstruos. Y todo ello además con una belleza plástica increible y una música espectacular.

Roy Ramker, yo creo que fueron algo más que digno. Las películas son muy buenas, eso creo que es innegable. Pero Jackson consiguió hacerlas, y consiguió hacerlas sin que un ejecutivo de Hollywood le colocara un elfo negro, una Pippin rubia y con tetas y un Merry con acento hispano para ampliar el mercado. La opinión general de las películas es bastante buena, y eso, teniendo en cuenta lo que era gran parte del público D&D es bastante meritorio.

raistlin, ¿se echan de menos esos momentos, eh?
En fin, vivimos algo de historia cinematográfica. El equivalente de nuestros días a lo que fueron las Star Wars originales. Una trilogía perfecta que se hacía más grande con cada entrega, algo que ni Harry Potter, ni Matrix, ni Star Wars pueden decir.
No será lo mismo, pero hay ganas de ver que hace Guillermo del Toro con Bilbo, Thorin y Smaug.

erGuiri dijo...

Al igual que padawan, me leí los libros muchas veces, en mi caso una vez al año, en inglés (tuve q mirar en wikipedia lo de cuernovilla). Y desde las pelis no lo he vuelto a hacer.

Las películas son un claro ejemplo de como hay que pasar un libro al cine. Siendo lo más purista POSIBLE. Las películas casi nos las considero "adaptación".

A lo que quiero llegar es que 'smith corona' dice que los puristas deben ser más condescendientes... Hasta que yo no vea una bulma con pelo azul de ojos claros, y un maestro tortuga calvo con gafas de sol y salido, kamehamehá y estírate bastón mágico... por lo menos yo seré nada condescendiente. Watchmen sí tiene pinta de ser una buena adaptación.

Al Peter Jackson le reconocieron su 'obra'. Debe ser el referente para cualquiera que desee 'adaptar' al cine una obra literaria. A ver si alguien adapta 'Dune' o 'Las Cavernas de Acero' como dios manda... bueno, 'Dune' de Lynch mola aunque sea cutre, es Lynch.

padawan dijo...

Eter, no puedo coincidir contigo en que el adaptado literario vaya a ser, por definición, mejor que el adaptante cinematográfico. Ni la novela ni el cine tienen más o menos potencia expresiva que el otro, simplemente, es distinta. Mira Blade Runner: su fuerza no está sólo en el relato originario, si no en la imagen. No me he leído el relato original de Stalker, pero no creo que esté a la altura de la película.

eter dijo...

erGuiri, el acierto de Jackson es ese, adaptar todo lo posible pero no cegarse porque en la página 678 pase tal cosa. Por ejemplo, en Gondor hay más ejércitos, y verdaderamente queda algo cutre que parezca que sólo esta Minas Tirith, pero es que no puedes estar presentando personajes en la 7 hora de la película. Eso solo se puede hacer en las dos Torres y porque entendemos que esta es la presentación de la guerra como tal.
La película de Dragon Ball... sencillamente me da miedo, y eso que Kun-fu-sión me encantó, pero... da miedo. Dragon Ball ya era lo suficientemente mala de por si como para que ahora la empeoren aún más.

padawan, hombre, es que tu también has ido a escoger una obra maestra del cine. Que una película supere a su original literario es complicado, pero no imposible. Es algo tópico, como lo de que segundas partes nunca fueron buenas.
Pero por normal general se cumple. Naturalmente, una novela vulgar puede inspirar una obra maestra, pero que una novela que ya sea prodigiosa pueda ser plasmada con igual maestría en el cine es algo muy complejo y que se ve muy pocas veces.

OtakuLogan dijo...

Yo había leído el libro antes de ver las películas y me decepcionaron enormemente, sobretodo las dos últimas en que Jackson se pasa de épico dentro de una historia superépica (y la escena de Aragorn, Legolas y Gimli saltando del barco, diciendo su frase y a continuación la aparición de los fantasmas verdes... es horrorosa). Eso sí, tampoco son de esas películas que no entienda que a la gente le guste (Star Wars Episodio 2 y 3 o Blade, por ejemplo) o les parezcan obras maestras. Y los actores (aunque no eran como yo me los imaginaba leyendo el libro) y la música (sobretodo en La Comunidad) son fantásticos.

eter dijo...

Hombre, ten en cuenta que la gente quería ver precisamente la "épica" de los libros. Yo puedo considerar más épico el enfrentamiento verbal de Gandalf, Theoden y cía con Saruman... pero la gente quería ver Cuernavilla.
Con la escena de los fantasmas... te doy la razón como seguidor del libro, e incluso cinematograficamente me plantea la duda de ¿por que demonios no van con esa legión a Mordor y lo limpian de orcos?, pero funciona a la perfección como enésimo clímax de la batalla de Pelennor. Pero bueno, ya me conoces, si el producto me gusta le perdono defectos, y estos que mencionas son algunos... pero yo es que disfruto como un enano con estas películas.

Battosai dijo...

Juas, los días 25, 26 y 27 de este mes he revisto la trilogía extendida y estuve a punto de hacer una entrada similar en mi blog, pero al final me dio pereza hacerla en condiciones y para hacerla de mala manera preferí no hacerlo. Ya la escribiré algún día.

Extraordinarias películas, sin duda. Si hace 10 años me dicen que el director de Mal gusto y Tu madre se ha comido a mi perro va a hacer semejantes peliculones no me lo creo.

Por cierto, eso de los muertos no es un defecto ni mucho menos. Piensa que si después de la batalla Aragorn no les libera de su juramento del cabreo que cogen arrasan Minas Tirith y no dejan títere con cabeza. De hecho en el libro si no recuerdo mal ni siquiera van a la batalla, sino que les ayudan a conseguir los barcos simplemente, pero eso ya es otra historia que no tiene que ver con la calidad de la película. De hecho creo que esa alteración de la obra original hace a la película mejor de lo que hubiera sido siendo fieles en ese aspecto.

eter dijo...

No, Battosai, entiendo que tenga que liberarlos después de que hayan cumplido el juramento... pero podían haberlo cumplido igual ignorando Minas Tirith y atacando Mordor. Pero bueno, aquí podríamos decir también la clásica pregunta de ¿por qué no cogen un par de águilas y van volando a Mordor y tiran el anillo en un par de horas? Y esa pregunta ya estaba en el libro y es más grave.
A mi los muertos me gustan, me parece una escena discutible, pero es la enésima subida de nivel de Pelennor y resulta impresionante. Eso sí, no me gusta nada que en la versión añadida repitan la escena con los barcos piratas (amen de que antes meten la avalancha de calaveras, quizás la peor escena de todas).

pd: Yo me vi el 27 las tres extendidas de un tirón. Es una tradición que mi hermano y yo tenemos y que este año ha cumplido su quinto aniversario. Nos sentamos en un par de sofas y nos dedicamos a ver las películas mientras decimos chorradas, hacemos chistes malos, comemos basurilla y jugamos con su colección de espadas. Una jornada friki antológica que podemos hacer gracias al gran Peter Jackson... y lo mejor de todo es que no nos cansamos, la trilogía es terriblemente entretenida de ver.

OtakuLogan dijo...

¿Y también le perdonáis la escena de Frodo bailando y cayendose cuando Sauron le ve? Ahora que lo recuerdo, lo del Ojo es un poco cachondeo, en la primera película puede ver toda la Tierra Media, en la segunda hasta Isengard y ya en la tercera es ¡¡un foco de prisión!! ¡Se supone que es un supervillano! Peter Jackson tiene sus cosas buenas y por ejemplo los Ents están muy logrados, pero si la hubiera adaptado otro director...

Una cosa de la que no has dicho nada, eter, es sobre los Oscar. Yo no soy muy amigo de los premios pero me parece injusto que El retorno del rey se llevara 11 porque era la última, cuando La comunidad tuvo más nominaciones y mucho menos éxito (y, sino recuerdo mal, El retorno fue el año de Master & Commander y Mystic River). No me parece mal el número, pero si como están repartidos.

eter dijo...

El foco es una cagada como una casa, pero es necesario. Nosotros como lectores del libro -y cualquier persona con un ápice de comprensión de lo que es "El señor de los anillos" sabe que Aragorn y cía van para la puerta negra a modo de distracción. Pero todo eso hay que plasmarlo de alguna forma en la película y el faro de puerto, siendo horrible, es la única forma de hacerselo entender a la inmensa mayoría de la gnete que iba a ver las películas porque estaban de moda. No me gusta, pero cinematograficamente hablando era necesario. Eso sí... la caída de ballet de Elijah Wood... bueno, al menos sirve para que mi hermano y yo nos echemos unas risas siempre que la vemos.

Sobre los Oscar... bueno, yo me alegro de que se los dieran, y de que incluso hicieran el pleno porque tuvo que ser muy bonito para el equipo y creo que se lo merecían por el trabajo monstruoso que llevaron a cabo. Pero me importan poco o nada. Particularmente Master & Commander no me gusto nada, y Mystic River es una maravilla, pero tambien me parece que es una película que esta ya "vista" y que el género fantástico se merecía ser reconocido alguna vez. En todo caso... Titanic, le ganó a L.A.Confidential, e incluso el año de "Las dos torres" esta fue batida por Chicago, y lo que es peor es que este musical mediocre ganó también a esa obra maestra de Polanski llamada "El pianista".

año de Master & Commander y Mystic River). No me parece mal el número, pero si como están repartidos.

Xesu dijo...

Llego un poco tarde pero dejo mi opinión xD.

Yo creo que es la trilogía que más me ha marcado. Todas las epocas tienen sus peliculas clave y creo que el Señor de los Anillos es un regalo para nuestro tiempo. Yo me leí los libros hace unos años y cualquier día lo volveré a hacer para recordar ciertas cosas y más ahora que se acerca la adaptación del Hobbit.

Que un equipo dedicara 7 años de sus vidas a esto sin parar, que se hiciera realidad adaptar lo más inadaptable que hay, que se juntara un reparto tirando a poco mediatico (y que fue más efectivo de lo previsto) y que el cine fantastico por fín volviera a brillar es algo de agradecer a esta saga sin duda.

Aquellas tres navidades fueron especiales porque se vivía algo especial. El ambiente en las salas de cine era contagioso. La saga cuajó bien con La Comunidad del Anillo y todo fue rodado después hasta conseguir unas recaudaciones animales.

A los que nos gusta la épica esta saga nos da raciones para empacharnos y a pesar del tiempo no pierden ni desentonan y continúan emocionando tanto como el primer día. Es maravilla pura.

Eso no niega evidentemente los fallos que tiene tanto en su adaptación como en flipadas varias metidas con calzador. Eso sí, yo las permití de buen grado porque imaginando la labor de un guionista cuando debe reescribir ciertas partes es logico que haya cosas que flaquen o no salgan como deben. La misma Philipa Boyens en los extras de la extendida hablaba de los problemas que surgieron para enlazar Las Dos torres y El Retorno del rey o el hilo temporal de algunos hechos. Es que es jodidamente dificil. Las flipadas, gusten más o menos, siempre acaban colandose xD

Luego es una saga que brilló en todos los aspectos y creo que los oscars a maquillaje o los de factura tecnica tenían que ser suyos sí o sí. También está la musica espectacular (que maravilla de cd´s) del señor Howard Shore.

Y para no enrollarme más (me tiendo a emocionar facilmente con la saga xD) también decir que la batalla de Pelennor es insuperable a día de hoy. El "muerte muerte" de Theoden aun me pone los pelos como escarpias xDDDD Es inevitable.

Sobre el Hobbit ya habrá tiempo para ver que hace Del Toro. Quiero ver ver que hacen con Smaug xD

eter dijo...

xesu, un mago nunca llega tarde, ni temprano, llega exactamente cuando se lo propone xD.

Ciertamente aquellas tres navidades fueron muy especiales, todos lo sabíamos y todos esperabamos cada una de las entregas hasta que culminaron con esa explosión de épica desmesurada que es "El retorno del rey". Las "sobradas" de las películas en cierta manera no sobraban, porque uno conocía a los personajes y quería ver un poco de "fanservice". Legolas... pues si hubiera una cuarta entrega ya tendría que acabar con una torre, Pippin tendría que ser insultado por varios magos simultaneamente, Aragorn salir más sucio todavía... todo se le perdonaba porque era -y sigue siendo- parte del encanto de esas películas.

A mi la verdad es que "El Hobbit" me da algo de miedo, a Del toro le resulta fácil desmadrarse y aquí tiene más que recursos. Además... pueden caer facilmente en el error de querer hacer Pelennor 2, cuando la batalla de los Cinco Ejército es distinta y tiene que buscar la épica por otra parte. Es un libro complicad de adaptar -tiene más estructura de videojuego que de pelicula- y si además quieren partirla en dos y en la segunda contar los 50 años entre ella y la trilogía de Jackson... eso suena muy a chapuza.