miércoles, diciembre 26, 2007

EL VIDEOJUEGO

Super Mario Galaxy

He conseguido por fin las clásicas 120 estrellas y "casi" he acabado el último videojuego del famoso fontanero italiano. No suelo escribir primeras impresiones de un juego, aunque esta maravilla me tentaba a hacerlo ahora me alegro de no haberlo hecho, pues me habría quedado corto. Super Mario Galaxy es sencillamente una maravilla, un videojuego superlativo que tiene el aroma de los videojuegos antiguos en 2D pero al mismo tiempo magnifica las virtudes de Mario 64 o Sunshine y añade nuevas dimensiones.
Mario Galaxy va más allá de 64 y Sunshine y explota como nunca el concepto de tres dimensiones. Jugando con la gravedad y saltando sobre pequeños planetas, nos vemos constantemente bocabajo o de lado, y no caemos al vacío, si no a otro planeta. Es un concepto muy extraño, pero genial y terriblemente divertido. Esta estructura en planetas nos obliga a pensar de verdad en 3D. Y en ocasiones en 2d, pues el juego muchas veces nos coloca un scroll lateral y vemos fases que son exactamente como las de los "Marios" tradicionales. La mecánica del juego, esa forma de reutilizar las 3d para obligar al jugador a pensar de verdad en 3d, para obligarle a considerar todos los angulos posibles, es sencilamente magnífica. Y si la idea es buena, mejor es la realización, pues el juego en sus primeros compases marea y hace que temas lo peor, pero uno inmediatamente se acostumbra y comienza a disfrutar como un niño ante las posibilidades de este nuevo entorno de juego.
Luego tenemos los mundos. Maravillosos. Hay mundos pensados como conjuntos de pequeños planetas y son los más disfrutables, pero también los hay del tipo tradicional y no son mucho peores. En cualquier caso, todos ellos tienen un diseño increible. Una de las grandes pegas que le ponía a "Sunshine" era que todos los níveles tenían ese ambiente veraniego. Aquí no, aqui tenemos el nivel de desierto, el del volcan (volcan helado, una auténtica maravilla de contrastes), los barcos voladores, mundo de nieve, mundos acuáticos, casa de los fantasmas... Todos los grandes temas clásicos de la saga están aquí, y todos ellos remezclados entre ellos o modificados gracias a los planetas hasta parecer conceptos completamente distintos pero al mismo tiempo perpétuar a la perfección los cánones de la saga.
En estos mundos tenemos las nuevas habilidades de Mario. Recobramos clásicos como la estrella de invulnerabilidad o la flor de fuego, e incorporamos maravillas como "bee-mario" (una delicia aunque sólo sea por lo friki que parece) y "ice-mario" que congela todo lo que pisa y nos permite acceder a zonas de otra manera innaccesible.
En la mecánica del juego, el conseguir las tradicionales 120 estrellas, encuentro uno de los mayores avances de la saga en su vertiente tridimensional, y es que en esta entrega la variedad de misiones se ha multiplicado hasta el infinito. Han desaparecido las 8 monedas rojas y las 100 normales. Se han multiplicado los enfrentamientos con jefes finales y se han introducido más estrellas secretas imposibles de adivinar, además están los cometas, que nos obligan a repetir algunas estrellas bajo condiciones muy particulares. Esta mecánica resulta mucho más fresca, pues además debido a la concepción en mini-planetas del juego casi siempre seguimos caminos completamente distintos para cada estrella que busquemos.
El juego, como todos, tiene fallos. En mi opinión los mundos acuáticos son muy inferiores al resto y los precedentes de la saga. Y la dificultad del juego es demasiada baja en sus estrellas "baja". Mario 64 era un juego perfectamente equilibrado, y si bien en este juego es seguramente igual de complicado conseguir las 120 estrellas, conseguir el mínimo necesario para ver el final es bastante más sencillo.
Por último, una pequeña mención para la parte técnica del juego. A nivel visual, el juego es sencillamente impresionante. El diseño artístico del juego es increible. El juego es espectacular y grandilocuentemente hermoso. Una explosión de luz y colores en cada una de sus fases en la mejor tradición de los juegos de Nintendo. Y en esta ocasión, a este despliege gráfico, se une una banda sonora sencillamente inolvidable.
Grande Mario. Resulta increible como, a cada entrega, Nintendo logra que el pasado de esta saga -la más importante de la historia de los videojuegos, recordemos- no aplaste el juego, si no que se quede pequeña ante unas aventuras que siempre, siempre, crecen en todas las dimensiones posibles.

14 comentarios:

Yue Denna dijo...

mmm no se, yo jugue un poco y no me acabo de convencer, principalmente porque me parecio muy caotico, aunque bueno, quizas es algo a lo que te acabas acostumbrando.

eter dijo...

al principio es que es muy raro eso de ver a Mario cabezabajo, pero te acostumbras muy pronto, y luego las posibilidades son enormes.

knil dijo...

Yo lo tengo aún por empezar >__<
Ya tengo ganas!

eter dijo...

Envidia tengo ante las sensaciones que vas a experimentar por primera vez y que yo ya nunca recuperare.
Tu primera visita a la la galaxia "Ovoestrella" es como aquellos primeros minutos en el Mario 64 en los que no sabías que hacer y te limitabas a "andar". Maravilloso.

Kursader dijo...

Siii, la primera media hora es un poco estresante por el cambio de gravedad pero luego es un vicio inimaginable, me encantan las fases 2d q juegan con 4 zonas de gravedad :D!!!

eter dijo...

las fases 2D que juegan con las cuatro grabedades son muy buenas, pero es que las que son en 3D y te cambian la gravedad cada dos por tres son antologicas. No te puedes tomar nada a la ligera los conceptos de profundidad y altura en este juego.

yue_sayuri dijo...

solo por las criticas que ha recibido este juego me estoy planteando comprarme la wii O_O :P

eter dijo...

hombre, por un juego comprarse una consola es quizás excesivo. Pero si estáis disfrutando con la DS yo os animaría a compraros esta, la filosofía es similar, los juegos son tremendamente inmersivos y los multiplayer antológicos.

shon dijo...

Tengo ganas de hacerme con la wii y esta preciada joya junto al Metroid Prime 3.

Lo único que voy siguiendo la trayectoria de la wii y veo comunmente ports, y juegos pobres. Los únicos que con gran acierto usan la sobremesa son Nintendo.

Esperemos que poco a poco las otras compañias se vayan esmerando. Y más juegos hard!!

Me alegra saber que no hay monedas rojas. Ni tener que recoger 100 estrellas amarillas. Es quizás lo único negativo que le encontré al Mario 64.

A ver si me ánimo. Con la Game Cube solo tuve la oportunidad de difrutar con Metroid, Soul calibur II y RE 4 verdaderamente.

eter dijo...

Hombre, juegos buenos habrá, la consola esta vendiendo burradas y llegaran, pero es cierto que las compañías no parecían esperarlo (era normal viendo la trayectoria de la Cube, lo raro del invento de la Wii y el poder de Playstation).
No obstante, llegaran, eso es seguro. De hecho mis próximos juegos no son "de nintendo". A saber: Zack & Wiki, Hajime no Ippo, No more Heroes.
No obstante, sólo los juegos de Nintendo me bastan para sostener una consola. Si juego a los videojuegos es porque se que de vez en cuando me voy a encontrar Marios y Zeldas (y precisamente la Cube me decepcionó por lo floja que estaba nintendo entonces)

Aunque lamento decirte que "si hay 100 monedas". Aunque son muy distintas a las de los anteriores juegos y son bastante (mucho) más divertidas y originales.

Light dijo...

Aun sueño con la fase de Mario sobre luigi con las monedas purpuras, puro amor y odio.

No soy fan de mario pero este juego ha sido sublime, estoy por pasarmelo con luigi por la falta de juegos buenos para wii (que venga ya el no more heroes!)

eter dijo...

Monedas sobre Luigi...

a mi me da miedo empezar a jugar con el fontanero verde porque cuando llege el momento de afrontar esa estrella será una odisea de proporciones ciclopeas.

Battosai dijo...

De acuerdo en todo. Es uno de los 3 videojuegos a los que doy un 10 (los otros son Tetris y The Legend of Zelda: Ocarina of Time).

A ver qué tal el recientemente anunciado Super Mario Galaxy 2. ¡Por primera vez desde la NES tenemos dos Super Marios en la misma plataforma de sobremesa!

eter dijo...

Sip, me hace gracia cuando leo que la gente de queja de que es "más de lo mismo".
Vivimos en una época con un Call of Duty 6, un Resident 5, un Final Fantasy XIV, un Dragon Quest X... joder, desde el 96 solo hemos visto 3 Marios que puedan llamarse como tales.

Galaxy era un prodigio de diseño, y a esta segunda parte no le pido otra cosa que más de esos mundos coloridos que tan bien jugaban con la gravedad y las 2 y 3d. Y ahora tenemos a Yoshi, que ocn el puntero parece solucionado el problema de su lengua.

Por cierto, gran elección de juegos con 10. Tetris, Zelda 64 y Mario Galaxy. Tres joyas atemporales.